Nunca visto: la reacción de un árbitro con Erling Haaland en Manchester City-Dortmund

El juez asistente rumano Octavian Sovre persiguió al delantero noruego por el túnel para hacerle un inesperado pedido

Un árbitro le pidió un autógrafo a Haaland después del partido entre Manchester City-Borussia Dortmund

Durante la jornada del martes se abrieron los cuartos de final de la Champions League. Uno de los partidos del día fue el que protagonizaron Manchester City y Borussia Dortmund en el Etihad Stadium. En ese escenario, los ingleses se quedaron con una trabajosa victoria por 2 a 1 gracias a los tantos de Kevin De Bruyne y Phil Foden (Marco Reus había convertido la igualdad transitoria para los alemanes).

Sin embargo, una de las imágenes del encuentro lo tuvo a Erling Braut Haaland, el joven delantero de la selección de noruega por el que se pelean los principales equipos de Europa (su padre y el agente Mino Raiola se reunieron, por ejemplo, con Barcelona y Real Madrid). Aunque no convirtió, el punta de 20 años quedó en el centro de la escena de manera involuntaria.

Una vez finalizado el partido, el árbitro asistente Octavian Sovre persiguió al futbolista por el túnel para pedirle un autógrafo en sus tarjetas amarilla y roja. El accionar del colegiado rumano llamó la atención y generó un fuerte debate en la televisión inglesa.

Los ex jugadores Owen Hargreaves (ex Bayern Munich, Manchester United y City) y Joleon Lescott (ex Everton, Aston Villa, Sunderland y Manchester City, entre otros) no ocultaron su malestar durante la transmisión. “No puedes hacer eso. No da buena impresión”, afirmó el canadiense pero nacionalizado inglés. El marcador central, por su parte, esbozó: “No parece estar bien, es algo infantil verlo”. Vale recordar que este juez fue miembro del equipo arbitral de Ovidiu Hategan, protagonista del incidente racista en el PSG-Basakshir con Pierre Webó.

Los principales equipos de Europa se pelean por Haaland (REUTERS/Phil Noble)
Los principales equipos de Europa se pelean por Haaland (REUTERS/Phil Noble)

Pep Guardiola, estratega del conjunto ciudadano, al ser consultado sobre esta curiosa acción, fue cauto y minimizó lo acontecido: “Me lo han dicho, no lo he visto. Quizá es un fan. Quizá es un fan de Haaland, y está aquí. ¿Por qué no? Aparte de eso, los árbitros han estado brillantes. El partido no ha sido un problema. Hubo un penal, el VAR dijo que no era penal y la acción de Bellingham, fue más alto de lo esperado. Sí, los árbitros estuvieron correctos, fueron perfectos. No fue una influencia como en el pasado. Estuvo correcto. Quizá era para su hijo o su hija. No sé”.

Luego, al ser consultado sobre si alguna vez le pidieron un autógrafo durante un partido, manifestó: “Nunca lo había visto antes, pero ha pasado. Escucha, han hecho un buen trabajo, eso es todo. No pasa nada”.

“Quiero felicitar a los jugadores por cómo se mantuvieron juntos. Por cómo luchamos y nos mantuvimos unidos hasta el final. Ganamos al final. Nos conocemos bastante bien. Primero viene el Leeds, y luego nos tomaremos un tiempo para verlos e ir allá para ganar el partido y tratar de obtener el resultado que necesitamos. Una victoria es el mejor resultado”, cerró el entrenador español.

Manchester City, que lidera la Premier League con 14 puntos de ventaja por sobre el United, recibirá al sábado a los entrenados por el argentino Marcelo Bielsa. Luego, el 14 de abril, visitará a los alemanes en búsqueda de un boleto a las semifinales de la Champions League.

SEGUIR LEYENDO: