Antes de la salvada de taco de Capaldo hubo penal de Agustín Rossi para Lanús no sancionado

El arquero de Boca tuvo una salida en falso en el primer tiempo que casi termina en gol del Granate: Facundo Tello debió haber cobrado falta

No pasó demasiado en el primer tiempo que disputaron Boca y Lanús en la Bombonera en el turno matutino de la jornada dominical, aunque la visita contó con algunas chances de gol. Luego de que generaran peligro Tomás Belmonte -al minuto- y Pepe Sand -con un mano a mano desviado-, Nicolás Capaldo salvó una pelota en la línea de taco tras un rebote en una jugada confusa en la que Facundo Tello debió haber sancionado penal a favor del Granate.

Al minuto 38 el arquero xeneize descolgó un balón en el aire que luego se le escurrió de las manos y, en su desesperación por volver a hacerse con él, contactó al defensor Guillermo Burdisso dentro del área: fue una carga ilegal en la disputa del balón que tuvo que haber sido considerada como pena máxima sin ameritar tarjeta.

Durante los primeros 45 minutos no hubo demasiada fricción por lo que terminó siendo una mitad apacible para el árbitro de turno, que apenas amonestó a Agustín Almendra sobre el cierre por una infracción.

En el arranque del complemento hubo un agarrón mutuo entre Guillermo Burdisso y Carlos Izquierdoz dentro del área de Lanús. Algunos de Boca le reclamaron penal a Tello, pero lo cierto es que no hubo una sujeción como para que sea considerada penal. Esta pareja sería protagonista de la apertura del tanteador: el zaguero central xeneize anticipó a su marcador, aplicó la ley del ex y convirtió de cabeza a falta de un cuarto de hora para el final.

Un rato más tarde Sebastián Villa envió un centro al área que pareció dar en la mano de Julián Aude, que en su afán de cortarlo estiró su pierna: la pelota rebotó en el brazo sin intención por lo que no hubo infracción.

Otra jugada clave: la previa al gol de Izquierdoz de cabeza. ¿Se había ido la pelota entregada por Aude a Lautaro Morales? El arquero de la visita tomó con las manos el balón sobre la línea y, pese a ser milimétrica, las repeticiones mostraron que estuvo bien señalado el tiro de esquina por el juez de línea.

SEGUIR LEYENDO: