Momentos destacados de Masvidal Díaz

Este fin de semana UFC vivió una de sus peleas más esperadas del año, Jorge Masvidal venció por nocaut técnico a Nate Díaz y se quedó con el cinturón BMF, que se creó especialmente para este combate. El duelo terminó antes del inicio del cuarto asalto, luego de que el médico oficial determinara que la herida que tenía Díaz en su ojo derecho era demasiado grave como para que continuase la acción.

Tras terminar el combate, el perdedor habló con la prensa y se manifestó molesto por la decisión oficial: “El doctor me jugó una mala pasada. Me dijo: ‘Ah, hombre, no lo sé’ y pensé: ‘No, estoy bien’. Y él dice: ‘¿Estás bien? ¿Puedes ver con ese ojo?, a lo que respondí: ‘Sí, estoy bien’. Y luego fue donde estaba el árbitro y le dijo que la pelea se acabó. ¿Por qué cojones?”.

Además, había asegurado que esta derrota no era sinónimo de retiro: “Eso es lo único que quiero hacer. Esa es toda mi atención ahora. Doy todas las revanchas y hago un nombre para todas estas personas. Creo que fui responsable de todo esto. Traje al presidente, directamente (en referencia a la presencia de Donald Trump)”.

Sin embargo, un posteo de Instagram de este jueves sorprendió a todos porque abrió las puertas de un posible final: “Al diablo con la revancha que esta mierda terminó antes de que comenzara. Me voy de gira. Juego de lucha de paz”.

Nate Díaz sufrió dos cortes al rededor de su ojo derecho que le impidieron continuar peleando (Reuters)
Nate Díaz sufrió dos cortes al rededor de su ojo derecho que le impidieron continuar peleando (Reuters)

Lo cierto es que Díaz debe cumplir con la suspensión médica por los 25 puntos que tiene ahora en el rostro, entre pómulo y ceja. Además, Dana White, presidente de UFC, no tiene interés en que la revancha entre él y Masvidal se celebre en los próximos meses.

Nate Díaz, de 34 años, acumula 32 peleas en su carrera, 20 triunfos, 4 de ellos por nocaut y 12 por sumisión. A pesar de no ser campeón, es uno de los luchadores más aclamados por el público y por su histórica rivalidad con Conor McGregor a quien venció en marzo de 2016, pero contra quien luego cayó en agosto de ese mismo año.

El sábado, en Nueva York, Masvidal dominó de principio a fin el octágono. Rápidamente acertó en el rostro de su contrincante y le produjo esa herida que round a round fue empeorando hasta impedirle batallar el cuarto asalto. Díaz nunca encontró la manera de presionar a su contendiente, que hasta lo obligó a levantarse del piso en varias ocasiones para pelear de pie.

El ganador se llevó el cinturón BMF (‘Baddest MotherFucker’, en inglés), un nuevo galardón que se estrenó en este enfrentamiento. Ambos luchadores son muy populares entre los aficionados de las MMA y Dana White, presidente de la empresa, creía que una pelea de esta magnitud merecía su propio cinturón. Es por eso que se puso en juego este título que Masvidal recibió de manos de la leyenda de la lucha libre y famoso actor Dwayne ‘La Roca’ Johnson.

Nacido en suelo estadounidense (Miami), pero hijo de padre cubano y madre peruana, Jorge Masdival llegó a esta combate con una racha de dos victorias consecutivas. Primero derrotó a Darren Till de visita en Reino Unido y después hizo lo mismo con Ben Askrem, al que le quitó el invicto que venía ostentando en una pelea que duró solo cinco segundos, siendo el nocaut más rápido en la historia de UFC.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: