Momentos destacados de Masvidal Díaz

Este fin de semana UFC vivió una de sus peleas más esperadas del año, aunque lamentablemente para los fanáticos, el final no fue el esperado. Jorge Masvidal venció pro nocaut técnico a Nate Díaz, quien se quedó con el cinturón BMF, que se creó especialmente para esta ocasión.

En el primer round del combate celebrado el sábado por la noche en Nueva York, el retador le abrió una herida en el ojo derecho a Díaz que obligó al médico a detener la acción al término del tercer asalto. A pesar de la decisión del doctor oficial, el perdedor se mostró fastidioso porque quería seguir peleando.

Este domingo, quien compartió una imagen del rostro del luchador de MMA norteamericano fue Dana White, presidente de UFC. “Esta herida era mucho peor de lo que se veía por televisión. Respeto para Díaz por haber presionado al médico para continuar”, escribió el empresario junto a la foto.

Así estaba el rostro de Nate Díaz en el octógono
Así estaba el rostro de Nate Díaz en el octógono

Díaz recibió al menos 15 puntos en su ceja derecha y otros 10 en el pómulo del mismo lado. Las heridas fueron ocasionadas al minuto del inicio de la pelea, luego de que Masvidal le acertara varios puñetazos en el rostro y lo tirara al suelo.

Tras terminar el combate, Díaz habló con la prensa y se manifestó molesto por la decisión oficial: “El doctor me jugó una mala pasada. Me dijo: ‘Ah, hombre, no lo sé’ y pensé: ‘No, estoy bien’. Y él dice: ‘¿Estás bien? ¿Puedes ver con ese ojo?, a lo que respondí: ‘Sí, estoy bien’. Y luego fue donde estaba el árbitro y le dijo que la pelea se acabó. ¿Por qué cojones?”,

Además, aseguró que solamente piensa en volver: “Eso es lo único que quiero hacer. Esa es toda mi atención ahora. Doy todas las revanchas y hago un nombre para todas estas personas. Creo que fui responsable de todo esto. Traje al presidente, directamente (en referencia a la presencia de Donald Trump)”.

Así quedó el rostro de Nate Díaz
Así quedó el rostro de Nate Díaz

Por su parte, Masvidal también se refirió a la detención del combate: “Esta noche casi pude pintar mi Picasso en el Madison Square Garden, fue una pena que pararan la pelea. He leído y escuchado muchos comentarios sobre que si hubiera seguido el combate me hubiera ido apagando, pero no es así. Lo que pasó en el tercero hubiera pasado en el cuarto y en el quinto”.

El estadounidense agregó: “Nate es un tipo duro. Muchos de los golpes que le he pegado han acabado con otros peleadores, pero él se levantaba. Igual, sé que de haber continuado le hubiera ganado”.

Díaz terminó con el rostro ensangrentado
Díaz terminó con el rostro ensangrentado

MÁS SOBRE ESTE TEMA: