El coronel (r) Carlos Soler renunció a la Secretaría de Seguridad de Cali

La salida se da luego de una serie de escándalos y contrataciones que involucran a militares cuestionados por la justicia

Carlos Soler renunció como secretario de Seguridad de Cali
Carlos Soler renunció como secretario de Seguridad de Cali

Este domingo 22 de mayo se conoció que el coronel (r) Carlos Soler renunció a su cargo como secretario de Seguridad de Cali. La salida se da luego de una serie de escándalos y contrataciones que involucran a militares cuestionados por la Justicia.

El funcionario renunció a través de una carta enviada al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, donde se refirió a los escándalos que lo habrían hecho retirarse.

“Señor alcalde, como bien sabe, las últimas semanas he sido víctima de un vil acoso y linchamiento mediático, no jurídico, donde se me han violentado todos mis derechos fundamentales, desde la privacidad, por medio de interceptaciones ilegales, hasta el del buen nombre, presunción de inocencia y dignidad, con denuncias en redes sociales, que nunca han trascendido de ellas”.

En redes sociales, el coronel (r) anunció a los caleños su renuncia y aseguró que lo hace porque es un hombre apegado a la ley. “Como abogado, funcionario público y persona, soy alguien que siempre se apega a la Ley y la Constitución para cualquier actuación. Como militar que fui durante 30 años, el honor y la lealtad son los valores más importantes para mí. Por eso hoy he decidido renunciar a la Secretaría de Seguridad”, explicó Soler.

Además, afirmó que no tiene ni una sola denuncia en su contra de lo que, para él, son injurias y calumnias sistemáticas de las redes sociales y medios de comunicación:

“Para verdades el tiempo y para la justicia DIOS. No he recibido ni 1 sola denuncia de todo lo que han salido a injuriar y calumniar sistemáticamente en redes y medios sin ningún fundamento legal, un linchamiento mediático y persecución política electoral. Personalmente solicité hace 12 días a la Procuraduría, Contraloría, Fiscalía, y Ministerio de Justicia que investigara toda la contratación de la Secretaría para que fueran los organismos legales quienes juzguen si hay irregularidades. Y efectivamente, no encontraron ninguna inhabilidad”

Por último, agregó que, “resulta irónico que para algún sector político radical, la constitución y la ley, solo sirve cuando le conviene, que apoyan a la JEP, pero solo cuando los excombatientes se ven beneficiados y no cuando otros actores del conflicto hacen parte de esta, que hablen de DD. HH. pero han violentado todos los míos y de mi familia”.

Los contratos que involucran al coronel retirado

Carlos Javier Soler Parra es coronel retirado del Ejército Nacional, sin embargo, gracias a sus estudios, desarrolló competencias que hoy le permiten ejercer el cargo como secretario de Seguridad en la capital vallecaucana, quizá este podría ser un puente principal para buscar la asesoría de exmilitares para su dependencia.

Uno de los contratos revelados es el del teniente en retiro Diego Alberto Bareño Suarez, quien fue condenado por el homicidio de dos personas en San Javier de Ciénaga, Magdalena en 2001. Las dos víctimas respondían al nombre de Wilmer Pacheco Becerra y Benicio Blandón Castañeda y fueron presentadas como militantes de las extintas Farc. Inicialmente, la condena que se le imputó a Bareño fue de 30 años de prisión por el delito de homicidio a persona protegida; no obstante, todavía ejerce como asesor de la Secretaría de Seguridad y Justicia de Cali.

Blu Radio pudo conocer el contrato de Bareño, que tiene como objeto: “Prestación de Servicios Profesionales en Ciencias Militares en la Subsecretaria de Política de Seguridad de la Secretaría de Seguridad y Justicia, dentro del proyecto denominado: Implementación de Estrategia Intersectorial de Erradicación del Microtráfico en los Entornos de las Instituciones Educativas en Cali”.

Dicho contrato tiene una duración aproximada de cinco meses y va hasta el 30 de junio de 2022, cuyo valor es de $25.270.000 en total, es decir, $5.054.000 mensuales. A pesar de estar contratado, el proceso en contra de este exmilitar ha sido extenso en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

El tribunal en reiteradas ocasiones ha rechazado las peticiones de esclarecimiento de este caso por parte de la defensa de Bareño, mediante la decisión “AUTO QUE RECHAZA IN LIMINE”, situación que eventualmente lo podría inhabilitar para contratar con el Estado.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR