Esposa de líder social asesinado es la nueva víctima de la violencia en Arauca

El esposo de Rosalba Carmenza Tarazona Ortega fue asesinado el pasado martes y ella, este miércoles, en la casa de su suegra

En muchos pueblos de Arauca, las pintadas de la guerrilla del ELN se intercalan en la fachada con las de las FARC, en una exhibición histórica de las insurgencias para dejar claro que aún están ahí, que nunca se han marchado. Fotografía de archivo. EFE/Ernesto Guzmán Jr.
En muchos pueblos de Arauca, las pintadas de la guerrilla del ELN se intercalan en la fachada con las de las FARC, en una exhibición histórica de las insurgencias para dejar claro que aún están ahí, que nunca se han marchado. Fotografía de archivo. EFE/Ernesto Guzmán Jr.

La situación de orden público en Arauca no mejora pese a las diferentes estrategias que han anunciado las autoridades del orden nacional. Por el contrario, casi diariamente se han presentando hechos de violencia que preocupan tanto a la comunidad como a las autoridades.

Este miércoles 26 de enero, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, denunció que Rosalba Carmenza Tarazona Ortega fue asesinada en la casa de su suegra durante el velorio de su esposo. Los hechos ocurrieron en Saravena, Arauca.

“Nos informan que acaban de asesinar en Saravena a la señora Rosalba, esposa de Álvaro Peña, el líder asesinado el día de ayer. La señora Rosalba fue asesinada en casa de su suegra, donde estaba pasando el duelo. Ahí llegaron los sicarios”, informó Indepaz a través de sus redes sociales.

De acuerdo con las primeras informaciones, el hecho ocurrió en el barrio 4 de diciembre. Hasta la casa de la suegra de la señora Rosalba llegaron hombres armados a interrumpir el velorio y abrieron fuego contra la humanidad de la mujer.

Una vez los delincuentes abrieron fuego, las personas que participaban en el velorio salieron corriendo de la vivienda. En ese momento de confusión los sicarios aprovecharon para fugarse. Por eso, en este momento se desconoce la identidad y ubicación de los responsables de este homicidio.

Los hechos de violencia en Colombia ya dejan varias víctimas en lo corrido de 2022. De acuerdo con cifras de Indepaz, a corte del 23 de enero de este año, se han registrado diez masacres con 29 víctimas. Así mismo, al menos doce líderes han sido asesinados en todo el territorio nacional durante este primer mes del año.

Disidencias de las Farc le declaran la guerra al ELN y a la Segunda Marquetalia en Arauca

La guerra que se ha desatado en el departamento en gran parte se ha dado porque diferentes grupos armados están en busca del control territorial, así lo evidenció un comunicado que publicaron las disidencias de las Farc.

La misiva la reveló Semana y en ella el grupo armado que no se sometió al Acuerdo Final de Paz con el Gobierno colombiano en 2016 y está comandado por Botache Santillana, alias Gentil Duarte y Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco, lanzó una advertencia al ELN y a la Segunda Marquetalia, que comanda Iván Márquez desde Venezuela.

“Le pedimos a las masas, dirigentes, y militantes del ELN a que hagan a un lado sus apetitos en esta guerra que ya les pisa los talones a los que la han utilizado y usufructuado”, dicen las disidencias.

En el comunicado aseguran que existe una alianza entre el ELN y los guerrilleros de la Segunda Marquetalia con bandas del narcotráfico y el Ejército colombiano: “Utilizando los métodos, los estilos del paramilitarismo, del terrorismo de Estado, pretendiendo aniquilar las fuerzas revolucionarias, lo que no pudieron con los acuerdos, las purgas internas, lo pretenden lograr encapuchados masacrando a la población”.

Dice la guerrilla de Duarte que militantes de la Segunda Marquetalia y miembros del partido Comunes “deben cargar a sus espaldas la responsabilidad de sus fracasos, primero como negociadores de un acuerdo que ellos crearon de la mano y complaciendo a la oligarquía colombiana, entregando a la rendición el proceso insurreccional”.

Afirmaron las disidencias que el ELN también perdió el horizonte revolucionario, “sus acuerdos con la ultraderecha paramilitar, los mafiosos, sus métodos, estilos y la forma de operar, su lenguaje reducido al marketing mediático de las redes sociales, sin fundamento, sin postura ideológica, sin debate político”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR