Renuncia masiva de profesionales de la salud en la Clínica Materno Infantil de Montería

Los especialistas aseguran que se les redujo en un 20 % los salarios debido a que hay una crisis financiera

Al menos 24 médicos especialistas, entre los que se encuentran al menos 11 ginecólogos y obstetras de la Clínica Materno Infantil Casa del Niño en Montería renunciaron. Foto: Clínica Casa del Niño
Al menos 24 médicos especialistas, entre los que se encuentran al menos 11 ginecólogos y obstetras de la Clínica Materno Infantil Casa del Niño en Montería renunciaron. Foto: Clínica Casa del Niño

Al menos 24 médicos especialistas, entre los que se encuentran 11 ginecólogos y obstetras de la Clínica Materno Infantil Casa del Niño en Montería, renunciaron debido a una presunta baja salarial por parte de la entidad y a un aumento de la carga laboral. Los profesionales de la salud aseguran que han visto vulnerados sus derechos laborales por parte de los dueños

En un comunicado señalaron que no lograron concretar la decisión de continuar con la remuneración económica vigente en los contratos con los actuales dueños de la entidad, el grupo empresarial Uros, que ahora regirá con nuevos acuerdos contractuales en donde se estipula un 20 % menos del salario que venían devengando los especialistas.

No consideramos justo una disminución salarial del 20 % del valor hora, teniendo en cuenta la tasa del IPC en Colombia para 2022 (5.6%) y el aumento en el salario mínimo”, señalaron los especialistas en el comunicado.

Además, agregaron que “no somos responsables ni debemos asumir a costas de una reducción salarial las deudas presentes de la institución”. Enrique Ayala, director de la Clínica Materno Infantil Casa del Niño confirmó las renuncias, en las que también resaltó que dentro de estas también hay médicos de planta.

Indicó que estas renuncias no causarán mayor traumatismo, debido a que cuentan con 70 médicos y será fácil contratar a otros. El director cuenta con 30 días para estudiar las renuncias y tratar de llegar a un acuerdo con los médicos.

No dejes de leer: 95 % de los contagios en Colombia pertenecen a ómicron; MinSalud lanza una alerta

Apoyo y respaldo por parte de Fecolsog, Ascog y el Movimiento SOS Colombia

La Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología (Fecolsog) así como la Asociación Cordobesa de Obstetricia y Ginecología (ASCOG) confirmaron su preocupación debido a lo sucedido en la Clínica Materno Infantil Casa del Niño de la ciudad de Montería y respaldaron la decisión de los profesionales de la salud que realizaron un cese de actividades debido a que se les redujo el salario en un 20%.

En el comunicado de Fecolsog entregado a la opinión pública, manifiestan su preocupación debido al, ”deterioro continuo de las condiciones laborales, del detrimento en los ingresos de sus profesionales, de los cierres continuos de los servicios de obstetricia por falta de rentabilidad y la falta de regulación que limita nuestro libre ejercicio profesional”.

Además aseguran que, “En medio de una pandemia que se ha convertido en un reto para la humanidad y para los sistemas de salud donde, el talento humano en salud lo ha dado todo por la vida humana, la permisividad del gobierno y entes de control para la tercerización en la contratación, la cultura del no pago y el entendimiento de la atención a las gestantes como un negocio que “debe ser rentable económicamente” agravan estas situaciones y se retribuyen no solo en maltrato a quienes ejercen la atención de la mujer embarazada sino de manera aún más desafortunada, en la propia calidad de atención de las familias gestantes y sus recién nacidos”.

También te puede interesar: Ómicron predomina en Colombia: estas son las medidas de prevención recomendadas por las autoridades

La percepción generalizada del gremio de la ginecobstetricia, es la de un trabajo mal remunerado, con pocas garantías, con riesgos clínicos elevados, con sobrecarga laboral, con poca estabilidad, favoreciendo la tercerización y explotación del talento humano y favoreciendo un mayor riesgo de demandas legales que llevan a una insatisfacción permanente por parte del ginecobstetra frente a su trabajo”

Por otra parte, Ascog, en otro comunicado aseguró que, “como profesionales no podemos permitir este tipo de atropellos a un sector ya vulnerado en sus derechos laborales fundamentales como lo es el de los trabajadores de la salud. Durante la pandemia nos ha tocado enfrentar esta situación adversa desde el primer día; nos llaman héroes, pero las condiciones laborales son cada vez más denigrantes para el personal del sector salud”.

Y afirmaron que, “El grupo de gineco - obstetras cordobeses siempre estaremos dispuestos a dialogar con las diferentes instituciones que requieran nuestros servicios, siempre y cuando sea bajo condiciones en las cuales se valore y reconozca la labor que desarrollamos como profesionales especializados”.

El Movimiento SOS Colombia también reiteró el apoyo a los profesionales y se solidarizó con la renuncia masiva de este grupo de especialistas de la salud. Afirman que, “este es uno de los resultados de una ineficiente regulación de las dinámicas de contratación. Las y los trabajadores de la salud en Colombia han sido reivindicados por la opinión pública, los medios de comunicación y el gobierno como ¨héroes¨ sin embargo, su realidad laboral no va en consonancia de estos agradecimientos”.

Y añaden, “la ausencia de remuneraciones dignas son características sistémicas de esta labor. Por otro lado estas medidas van en contra de la dignidad medica y los trabajadores del sector salud no pueden participar en decisiones que solo benefician a este tipo de mercaderes, afectando las condiciones laborales”.

NO DEJES DE LEER:

TE PUEDE INTERESAR