Inpec reconoce la fuga de dos internos de la cárcel La Picota

Los presos se encontraban recluidos en la Torre A del complejo carcelario y ocupaban las celdas número 3 y 20

Miguel Ángel Sánchez y Daniel Alberto Mateus Oliveros son dos reclusos de la cárcel La Picota, una de las mejor custodiadas del país. Este 2 de diciembre, los dos presos dejaron en ridículo la seguridad del centro carcelario al lograr escapar sin dejar pistas.

El Inpec reconoció que los hombres, que estaban presos desde 2018, se fugaron del patio de baja seguridad. Según lo revelado por el órgano de seguridad carcelaria, los dragoneantes no encontraron a los ahora prófugos cuando hacían su control rutinario.

Los presos se encontraban recluidos en la Torre A del complejo carcelario y ocupaban las celdas número 3 y 20.

Una vez se hizo una búsqueda exhaustiva y se cercioraron de que los presos no estuvieran en otro lugar, el Inpec informó a la Policía Nacional, la Fiscalía General de la Nación y la Policía Judicial para que se realizara un plan candado que condujera a la recaptura de los dos prófugos.

Así lucen los prófugos:

Miguel Ángel Sánchez y Daniel Alberto Mateus Oliveros escaparon de 'La Picota'.
Miguel Ángel Sánchez y Daniel Alberto Mateus Oliveros escaparon de 'La Picota'.

Además, el Inpec ordenó llevar a cabo una investigación interna para esclarecer cómo Mateus y Sánchez lograron escapar de la cárcel sin dejar rastro, así como determinar quiénes participaron en la fuga. Según las autoridades, los dos hombres fueron condenados por homicidio y uso y porte de armas de fuego.

Este es el comunicado completo del Inpec:

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario informa que en la mañana de hoy y luego de realizar los respectivos controles, se evidenció que los privados de la libertad Miguel Ángel Sánchez y Daniel Alberto Mateus Oliveros no se encontraban en sus respectivas celdas, en el Complejo Carcelario y Penitenciario con Alta, Media y Mínima Seguridad de Bogotá “La Picota”.

Una vez realizados los protocolos para este tipo de situaciones, se logró verificar que los Privados de la Libertad no estaban en las celdas y de inmediato se procedió a informar a la Policía Nacional, Fiscalía General de Nación, Policía Judicial del INPEC para el desarrollo de un plan candado que permita dar con el paradero de los prófugos.

Estas personas se encontraban a cargo del INPEC desde el 2018 y estaban catalogadas como privadas de la libertad de baja seguridad. La Dirección General del INPEC ordenó iniciar la investigación para esclarecer los hechos.

Fallas dentro de las cárceles y operativos para controlar a los internos

A principios de octubre se adelantaron varios operativos en distintas cárceles del país en cabeza del ministro de Justicia, Wilson Ruiz, del Instituto Nacional Penitenciario (Inpec) y la Policía, para corroborar algunas denuncias que se han hecho con respecto a posibles elementos y lujos no autorizados en algunas celdas.

Uno de los centros intervenidos es la cárcel La Picota, una de las más custodiadas del país y donde también pesan denuncias de que algunos reclusos cuentan con elementos prohibidos y desde donde se estarían realizando extorsiones. También se han conocido de hechos de corrupción por parte de los propios funcionarios del Inpec, por lo que hasta el momento hay investigaciones disciplinarias abiertas contra altos funcionarios de la institución.

Los operativos sorpresa en 45 centros carcelarios estuvieron dirigidos por el ministro y por el director del Inpec, Mariano de la Cruz Botero, e iniciaron a las 4:00 a. m. con más de 1.400 funcionarios más el grupo de operaciones especiales. Según Ruiz, “se están cometiendo delitos desde el interior de estos centros. Celulares, sustancias psicoactivas, armas y más se han hallado”.

Hasta el momento se han destituido a 85 funcionarios del Inpec y han sido capturados nueve más por permitir el ingreso de estos elementos entre los que hay hasta botellas de licor y una paloma mensajera que ingresaba marihuana.

Entre los centros están también Establecimientos de Reclusión Especial (ERON) de Yopal, Guaduas, Neiva, Pitalito, Espinal, Leticia, Girardot, Florencia, Cómbita y Villavicencio. En el noroeste del país hay operativos en Itagui, Pedregal y Puerto Triunfo.

En el occidente del país se hacen en centros como Palmira, Jamundí, Popayán, Cali y Pasto. En el norte, Valledupar, Cartagena, Sincelejo, Modelo Barranquilla, Montería, Santa Marta y Riohacha.

En el oriente, Cúcuta, Girón, Aguachica, Arauca, Barrancabermeja, Bucaramanga, Málaga, Ocaña, Pamplona, San Gil, Socorro, Vélez, San Vicente del Chucurí. Y en el viejo Caldas: Ibagué, Dorada, Manizales, Pereira y Calarcá.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR