El expresidente Álvaro Uribe habló de la masacre de Cajamarca ante la Comisión de la Verdad: “me engañaron los soldados”

En su encuentro con el padre Francisco de Roux, el expresidente de Colombia reconoció que la muerte de cinco personas en el 2004, que en un principio fueron presentadas como bajas en combate, fue ocasionada por miembros del Ejército., todos los cuales se encuentran hoy condenados por la justicia


Durante su encuentro con el padre Francisco de Roux, el expresidente Álvaro Uribe habló sobre los falsos positivos. Foto: Youtube Álvaro Uribe
Durante su encuentro con el padre Francisco de Roux, el expresidente Álvaro Uribe habló sobre los falsos positivos. Foto: Youtube Álvaro Uribe

Este lunes 16 de agosto, el expresidente Álvaro Uribe Vélez, y el presidente de la Comisión de la Verdad, el padre Francisco de Roux, se encontraron para dar su versión sobre el conflicto armado durante su mandato en Colombia, y entre esos puntos, habló sobre las ejecuciones extrajudicales en el país, las cuales han sido conocidas como ‘falsos positivos’.

Durante el diálogo, Uribe se refirió a la masacre de 2004, en la zona rural de Potosí, corregimiento de Anaime de Cajamarca (Tolima), la cual fue llevada a cabo por miembros del Ejército, y sobre la cual, el expresidente aseguró que fue engañado por los militares que perpetraron los crímenes, puesto que le informaron que los fallecidos eran guerrilleros y no civiles.

“Yo visité Cajamarca y, me da mucha tristeza decir esto, me engañaron los soldados. Porque el día que yo llegue allí, me dijeron que unas personas habían fallecido en combate con las Farc y resultó que no fue así. Cuando leo las piezas judiciales que hay sobre el tema, hay sombras”, contó Uribe.

El exmandatario nacional aseguró que en realidad nunca hubo un combate en la zona e indicó que las víctimas eran campesinos, reconociendo así que lo que ocurrido en Potosí, en el corregimiento de Anaime de Cajamarca, fue un asesinato.

“No se percataron de la identificación de las personas a quienes les dispararon. Hay sombras, pero de todas maneras no fue un combate con las Farc. Asesinaron a unos campesinos y esas personas están condenadas”, señaló el expresidente en su diálogo con el padre Francisco de Roux.

Cabe recordar que la masacre de la zona rural de Potosí, corregimiento de Anaime de Cajamarca (Tolima), ocurrió el sábado 10 de abril del año 2004, cuando, de acuerdo con la Fiscalía, uniformados del Ejército abrieron fuego indiscriminadamente contra cinco personas.

Durante el ataque fallecieron Albeiro Mendoza Reyes, Yamile Urueña Arango, el menor Julio César Santana Gutiérrez, un bebé de seis meses de edad, identificado como Cristian Albeiro Mendoza Urueña y Norberto Mendoza Reyes, quien quedó herido, pero también fue asesinado horas después, para que, de acuerdo con la Fiscalía, no relatara lo sucedido en el lugar.

Por la masacre, cinco de los militares implicados fueron condenados, mientras que otros dos fueron absueltos de su culpabilidad, luego de que se demostrara que no tuvieron responsabilidad en los hechos.

Uribe sobre los falsos positivos en Soacha: “decir que no estarían recogiendo café fue un error”

Durante su diálogo con el padre Francisco de Roux, el expresidente Uribe también recordó su relación con las madres de las víctimas de falsos positivos en Soacha, y aceptó que sí cometió un error cuando justificó el asesinato de esas personas con la frase “no estarían recogiendo café”.

Yo cometí un error de decir ‘no estarían recogiendo café’. He reconocido ese error en muchas oportunidades, pero lo repito hoy. ¿Por qué lo cometí? Porque fui inducido al error por informaciones que escuché”, expresó Uribe.

El exmandatario nacional y también exsenador de la República, además aprovechó el encuentro para rememorar los años en los que tuvo un reunión con varias madres de Soacha, de las cuales, un grupo no estuvo presente pues denunciaron ante la Corte Suprema de Justicia que estaban siendo revictimizadas. Ante ello, Uribe reiteró que les pidió perdón.

Allá les pedí perdón, le dije que ese no era el interés y me comprometí a no revictimizarlas”, indicó el expresidente de Colombia.

Respecto a su responsabilidad por los ‘falsos positivos’, Uribe aseguró que “la culpa nunca es de quien exige resultados con transparencia.”

“No falta el que diga que como yo exigía muchos resultados, por eso asesinaron inocentes...¡Por favor! Es mi deber, hace parte de mi temperamento, de mi formación, exigir resultados con transparencia, con observancia de los derechos humanos. La culpa nunca es de quien exige resultados con transparencia. Es del incapaz criminal que para demostrar resultados, produce crímenes”, aseveró el expresidente.

Con su diálogo con el padre Francisco de Roux, Uribe se convierte en el cuarto expresidente de Colombia en contar su versión sobre el conflicto armado en el país. Sin embargo, el caso de Uribe Vélez es particular, debido a que él considera como ilegal a la Comisión de la Verdad, al ser resultado de los acuerdos de paz entre las extintas Farc y el Gobierno Nacional.

Vea aquí la conversación entre el expresidente Uribe y el padre Francisco de Roux

SEGUIR LEYENDO

MÁS LEIDAS AMÉRICA

TE PUEDE INTERESAR