Ideam asegura que la temporada invernal regresará entre agosto y noviembre

La autoridad meteorológica colombiana elevó un llamado para mantener activas todas las medidas preventivas contra deslizamientos, inundaciones y hasta incendios forestales

Imagen de las fuertes precipitaciones que se presentaron en Bogotá durante la temporada invernal de 2020. Foto: Colprensa - Camila Diaz.
Imagen de las fuertes precipitaciones que se presentaron en Bogotá durante la temporada invernal de 2020. Foto: Colprensa - Camila Diaz.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) emitió este fin de semana un nuevo llamado para que los colombianos se cuiden de la temporada invernal que, contrario a finalizar con los días soleados de julio, está a punto de intensificarse. De acuerdo con los expertos de la entidad, el periodo más fuerte en términos de lluvias será entre agosto y octubre.

De acuerdo con los informes y predicciones de los centros meteorológicos internacionales y de análisis hechos por el instituto, se estima que para dicho trimestre se presentarán incrementos de entre el 20 % y el 40 % en la Península de la Guajira y centro del litoral caribe. También habrá aumentos de lluvia entre 10 % y 20 % en Magdalena, Atlántico, Cesar, centro de Bolívar, Norte de Santander, Boyacá, Cundinamarca y amplios sectores de Tolima. Se salvarán el litoral del Cauca y oeste del Caquetá, donde se esperan reducciones de lluvia de entre el 10 % y el 20 %.

“Por ello, el Ideam prevé incrementos de lluvia entre 10% y 40% en gran parte de las regiones Caribe y Andina; así como, a lo largo del litoral del Chocó en la región Pacífica, y gran parte del centro-oeste de la Orinoquía. Para el resto del país; es decir, en el resto de la región Pacífica, oriente de la Orinoquía y gran parte de la Amazonía se prevén lluvias cercanas a los promedios históricos”, dijo la entidad por medio de un comunicado.

En el mismo, se advierte que si bien los ríos Magdalena y Cauca han mantenido niveles medios, se espera que la tendencia en los mismos comience a ser de ascenso especialmente en las cuencas baja y media a lo largo del mes de agosto. Igualmente, que el inicio de esta segunda temporada de lluvias en la región Andina, así como en el río Atrato y sus principales afluentes, provoque una respuesta hidrológica de los afluentes caracterizada por incrementos súbitos de nivel.

“Para la región de la Orinoquía se destacan incrementos importantes en afluentes de la zona de piedemonte que han mantenido niveles altos en los ríos Arauca, Meta y Guaviare principalmente. En la región Amazonía se reportaron incrementos súbitos para afluentes de la zona de Piedemonte y Niveles altos en el río Putumayo”, agregaron los expertos del Ideam. Con respecto a la región Caribe, se espera que se registren variaciones moderadas de nivel en los principales afluentes.

Así mismo, se prevé que se presenten más suelos en zonas inestables o de ladera en proceso de saturación por lo que la amenaza de deslizamientos está latente y se seguirá intensificando según las lluvias previstas. “Es importante tener en cuenta que continua la temporada de lluvias, lo cual incrementa la amenaza por deslizamientos en zonas inestables de los departamentos del Meta, Cundinamarca, Boyacá, Casanare y Caquetá”.

En ese sentido, la recomendación emitida por la autoridad meteorológica es la de mantener activos los planes de contingencia ante la probabilidad de deslizamientos de tierra en áreas inestables y vulnerables que han presentado o presentan dinámicas actuales por condiciones de inestabilidad de laderas, especialmente, en la región Pacífica (Chocó, Cauca y Nariño), sur de la región Caribe, en la región Andina Antioquia, Boyacá, Casanare, Caldas, Cundinamarca, Huila, Meta, Quindío, Risaralda, Santander y Tolima) y al occidente de las regiones Amazónica y Orinoquia (Piedemonte Llanero y Amazónico).

Por último, el Ideam se refirió a la temporada de huracanes, que seguirá activa “por lo que recomendamos mantener las medidas necesarias de prevención dado que la temporada se extendió hasta el 30 de noviembre de este año. Según los informes internacionales se prevé en Océano Atlántico, el mar Caribe y Golfo de México estén por encima de los valores de normales”.

Otras advertencias se encaminaron hacia la necesidad de mantener las medidas de prevención ante la posibilidad de incendios de la cobertura vegetal, especialmente en el archipiélago de San Andrés y Providencia, donde los menores volúmenes de precipitación y mayores niveles de radiación pueden favorecer que se presenten este tipo de eventos.

SEGUIR LEYENDO: