En 2020, más de 600 colombianos fueron diagnosticados con hepatitis C

Según el Ministerio de Salud, este 2021 se han adquirido más de mil tratamientos para esta enfermedad.

Imagen de referencia Hepatitis C. Foto: Colprensa - Camila Díaz.
Imagen de referencia Hepatitis C. Foto: Colprensa - Camila Díaz.

Se estima que cada año las hepatitis virales ocasionan la muerte de 1,4 millones de personas en todo el mundo por infección aguda, por cáncer hepático o cirrosis asociadas, de las cuales el 48 % se atribuye al VHC. En América Latina se estima que existen 7,2 millones de infectados por VHC y 125.000 muertes por hepatitis virales.

Hoy, en el día mundial de esta enfermedad, el Ministerio de Salud y Protección Social y la Administradora de Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES) informaron que para este año adquirieron más de 1.000 tratamientos contra la hepatitis C para pacientes, tanto del régimen subsidiado como del contributivo.

Leonardo Arregocés, director de Medicamentos y Tecnologías en Salud del Ministerio de Salud y Protección Social, indicó que a partir de la Ley 1955 de 2019, por la cual se expide el ‘Plan Nacional de Desarrollo 2018–2022 Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, la nación tomó la responsabilidad de las tecnologías no incluidas en el Plan de Beneficios en Salud del régimen subsidiado, de tal manera que estos tratamientos -adquiridos por compra centralizada- son entregados desde la cartera de Salud a las EPS del régimen subsidiado para los usuarios que lo requieran.

“La compra centralizada de medicamentos para la hepatitis C al Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) se inició en el año 2017 para el régimen contributivo, logrando reducir así el costo de este tratamiento hasta en un 79 % de lo que venía pagando el país por estos medicamentos, es decir, cerca de $75.000.000 por tratamiento”, dijo Arregocés.

La nueva compra realizada en el 2021 beneficiará no solo a las personas del régimen contributivo, sino también a las personas del régimen subsidiado a quienes se les detecte esta enfermedad.

Por su parte, Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención, explicó que la hepatitis C es una enfermedad que altera el funcionamiento del hígado y es potencialmente mortal al producir a largo plazo cirrosis y cáncer de hígado. “La hepatitis se transmite por contacto con sangre infectada al compartir jeringas y agujas; de la madre al hijo durante el embarazo o el parto; durante la realización de tatuajes, piercing u otras modificaciones corporales con materiales no estériles; por relaciones sexuales sin protección; y esporádicamente por transfusiones cuando la infección es muy temprana y no es detectada por las pruebas que se realizan a todas las donaciones”, aseguró Bermont.

En Colombia, la Cuenta de Alto Costo (CAC) es la encargada del registro de las personas diagnosticadas con hepatitis C crónica como parte del seguimiento de la estrategia de negociación y compra centralizada diseñada por el Ministerio de Salud y Protección Social (MSPS).

A partir de los datos reportados por los aseguradores entre el primero de enero y el 31 de diciembre de 2020, se realizó un análisis detallado que se consolida en el libro Situación de la hepatitis C crónica en los regímenes subsidiado y contributivo de Colombia 2020.

De acuerdo con el registro, para el período de análisis se reportaron 626 personas con diagnóstico confirmado de hepatitis C crónica, manteniendo una tendencia constante con los 632 casos reportados en 2019, de los cuales 314 fueron incidentes. La ausencia de crecimiento en el reporte a pesar de la inclusión del régimen subsidiado se puede ver explicada por la pandemia por covid-19.

Según la publicación, dada a conocer este miércoles, el 25,81 % (n=58) de los casos nuevos de hepatitis C crónica pertenecía al grupo de edad comprendido entre los 30 y los 34 años. No obstante, al analizar la distribución según el sexo, en los hombres el 44,26 % se ubicó en los grupos de edad de 25 a 29 y 30-34 años. Por su parte, en las mujeres, la mayor frecuencia (38,57 %) se observó entre los grupos de edad de 65 a 69 y 70 a 74 años.

El tratamiento para la hepatitis C es altamente efectivo y con escasos efectos secundarios. Más del 95 % de quienes reciben el tratamiento completo de 12 semanas, sin interrupciones, se curan. Sin embargo, necesitan continuar protegiéndose para evitar nuevas infecciones. “Los medicamentos no tienen ningún costo para los pacientes”, apuntó Arregocés.

Finalmente, desde la dirección de Promoción y Prevención se exhortó a la población con factores de riesgo y a todas las personas con 50 años o más a solicitar la prueba a su médico tratante, ya que la enfermedad puede pasar desapercibida por muchos años.

SEGUIR LEYENDO: