Jorge Trujillo, sexto en la eliminatoria de los 200 metros pecho, termina su participación en Tokio 2020

El colombiano participó en dos eventos de los Juegos Olímpicos e iniciará un nuevo ciclo olímpico de cara a Paris 2024.

Jorge Mario Mujillo terminó sexto en el segundo heat de la eliminatoria de los 200 metros pecho de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Esto lo deja sin posibilidades de avanzar a las semifinales del evento, donde solo avanzan los 16 mejores tiempos de la prueba. El colombiano termina de esa manera su participación en las justas olímpicas en la natación de carreras. La última representante de Colombia en este deporte es Isabella Arcila que competirá en los 50 metros libre.

El tiempo registrado por la ‘Trucha’ fue de dos minutos con 13 segundos y 46 milésimas, ubicándose en la casilla 30 entre 40 deportistas que participaron en la prueba. La diferencia con el nadador que terminó en el primer lugar de la eliminatoria, el australiano Izaac Stubblety-Cook, fue de seis segundos con nueve milésimas. Mientras con el último clasificado a las semifinales, el británico Ross Murdoch, fue de cuatro segundos y 49 milésimas.

LA PRIMERA APARICIÓN DE LA ‘TRUCHA’ EN TOKIO 2020

Jorge Murillo terminó tercero en la quinta serie de la prueba de pecho de la Natación de Carreras en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El tiempo registrado por el nadador colombiano fue de 1.00.06, quedando por fuera de los 16 mejores de la competencia y no clasificando a la semifinal de la prueba de los 100 metros pecho. El puesto ubicado por el deportistas nacido en Granada, Antioquia fue el 31 con una desventaja de menos de un segundo sobre Kirill Prigoda, último mejor tiempo clasificado a la semifinal.

LA LLEGADA DE JORGE TRUJILLO A LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Jorge Murillo nació en Granada, Antioquia, creció en La Ceja y se enamoró de la natación en Medellín. En el mundo del deporte es conocido como ‘La Trucha’ y aunque se crea que el apodo apela a los caudales que lo ven nadar como pez en el agua, el nombre se remonta a 2002 cuando después de pescar tres truchas un compañero le dijo: “Tú desde hoy te llamas trucha”.

Aunque desde temprana edad el nadador sintió afinidad por las piscinas olímpicas, en entrevista con Señal Colombia Murillo confesó que primero pasó por el balón antes de ponerse las gafas para nadar. “Cuando tenía 15 años me presenté en Envigado Fútbol Club y me escogieron. Entrené con las divisiones inferiores pero al cabo de un tiempo, decidí seguir con la natación”, expresó.

El amplio recorrido del paisa está lleno de triunfos y medallas doradas, lo cual lo convierten en uno de los nadadores más importantes del país, sobre todo en las distancias cortas de 100 y 200 metros. Tres de ellas las ganó en los Suramericanos de Cochabamba del 2018, otras tres en los Bolivarianos de Santa Marta y sumó más en Centroamericanos y Panamericanos.

La primera vez que Murillo tocó las piscinas olímpicas fue en Río 2016. Para este campeonato, el nadador clasificó a semifinales de los 100 metros pecho con un tiempo de 59.93, nuevo récord nacional de la distancia. Finalmente, terminó en último lugar en su semifinal, con un tiempo de 1:00.81, posicionándose decimocuarto en la clasificación final.

Antes de entrar al agua para alguna competencia, Murillo acostumbra a rezar y a encomendarse a Dios y eso le ha dado la fortaleza para salir adelante en cada piscina olímpica.

Además de ser un referente para la escena nacional de natación, Jorge Mario ha venido fortaleciendo también su formación académica y actualmente está estudiando Administración de Empresas en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. “Voy muy bien, un poco lento por todo el compromiso deportivo, pero en la Universidad me han facilitado un horario flexible para poder realizar ambas cosas. Espero pronto poder convertirme pronto en un excelente Administrador de Empresas”, comentó en entrevista con Rubén Darío Escobar para BBVA

Murillo también es amante de los videojuegos y cuando está fuera de las piscinas se toma el tiempo para despejar la mente y estar con amigos.

En diálogo con Señal Colombia, el nadador paisa confesó tres de sus sueños actuales: “El primero ya lo estoy realizando siendo nadador y haciendo algo bueno por Colombia. El segundo es terminar mi carrera y aplicarla en la Liga de Natación de Antioquia o con la Federación Colombiana de Natación, para seguirle aportando lo mejor a mi país. Y el tercero, es crear mi escuela de natación con una metodología diferente, enseñar muy bien la técnica a los niños y no agotarlos a tan temprana edad”.