La película de terror colombiano ‘Llanto maldito’ llega a las salas de cine: la historia de Tarumama y una familia en crisis

Esta es la primera película de terror de Andrés Beltrán. Tarumama, un personaje representativo de las leyendas colombianas, hizo parte de la inspiración para crear la cinta. El largometraje llegará a las salas de cine el próximo 29 de julio.

Llanto maldito
Llanto maldito

Luego de quedar embarazada del arcoíris, y de perder a su hijo entre las aguas, Tarumama se ha dedicado a deambular por las orillas de los ríos en busca de su bebé. Con llantos desgarradores, y con una apariencia aterradora, aquella mujer asusta a la comunidad y busca robarse a los niños, según cuenta la leyenda nariñense. ‘Llanto Maldito’, una película dirigida por el cineasta colombiano Andrés Beltrán, relata la historia de una familia en crisis que, en medio de sus vacaciones en una cabaña, se ve atormentada por aquel ser que tiene patas de cabra en lugar de pies. El largometraje llegará a las salas de cine del país el próximo 29 de julio, e Infobae habló con su director.

Aunque el terror ha sido uno de los géneros favoritos de Andrés Beltrán en el cine, desde que era un niño, esta cinta se convierte en su primera entrega respecto al mismo. Luego de mucho estudiar y de tardar cerca de dos años escribiendo, el también director de la segunda temporada de ‘Distrito Salvaje’ comenzó a darle vida a la historia de la familia conformada por los esposos ‘Sara’ y ‘Óscar’, y sus dos hijos.

Fueron catorce guiones en total los que se hicieron, y una constante búsqueda para otorgarle a ‘Llanto Maldito’ un equilibrio entre una buena historia, y el efecto de susto que debe generar este tipo de filmes en el espectador. Para Beltrán, hacer esta clase de cine tiene una alta dificultad, por lo que no hay que tomárselo a la ligera, y por lo que sus próximas propuestas tardarán en salir a la luz.

“Es bien difícil hacer una buena película de terror. Hay muchas películas que sólo asustan y son efectistas, y hay otras que son de pronto muy interesantes, pero no tienen elementos de terror o de género. Creo que hacer que las dos cosas funcionen es difícil”, comentó Beltrán a Infobae.

La escritura de la historia tuvo a Beltrán como único participante al inicio de su creación, sin embargo, tras los primeros cinco o seis intentos del texto final, cuenta el cineasta, entró al equipo el guionista español Anton Goenechea. ‘Llanto Maldito’, relató el director a este medio, está basado en dos ejes principales: un matrimonio a punto de separarse, y la fascinación que despertó Tarumama en Beltrán.

“Yo sentí que esa historia de Nariño, de Pasto, estaba muy relacionada con la historia de la maternidad, que es lo que está pasando un poco en la historia de esta familia. La mamá tuvo un trauma relacionado con el tema de la maternidad, y yo sentí que las dos historias conectaban (...) ahí se puso más sólida la idea”, manifestó el director.

A tan solo días de su estreno en las salas de cine del país, ‘Llanto maldito’ ya se convirtió en la seleccionada para representar a SITGES, el Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña, en el Blood Window Showcase de Cannes 2021. Además, estará participando en la programación de ese festival el próximo mes de octubre.

DYNAMO, compañía que está detrás de la cinta, es una de las productoras más importantes de Iberoamérica, y tiene bajo su nombre series como Narcos; Distrito Salvaje; Historia de un Crimen; Falco; Frontera Verde; entre otras.

‘Óscar’ y ‘Sara’, interpretados por los actores colombianos Andrés Londoño y Paula Castaño, buscan salvar su matrimonio, por lo que deciden cambiar de ambiente e ir de vacaciones a una cabaña en el bosque, con sus dos hijos. Allí, la familia asumirá nuevos retos, pues, además de los problemas que ya tienen, llega la presencia de un ser extraño que empieza a crear nuevas fracturas.

Llanto maldito
Llanto maldito

Aunque la idea literal de la película se refiere a la mala experiencia que les hace pasar Tarumama a los protagonistas, también existe un miedo tangible y real que es el de la separación de esa familia para siempre. Sara, particularmente, tiene miedo a ser una mala madre y a perder a su familia, algo parecido a lo que vivió aquella mujer indígena que perdió a su hijo entre las aguas del río, y que busca llevarse a los niños desamparados para sanar ese dolor de perder a su primogénito.

“Realmente, desde hace unos años, el terror se ha vuelto mucho más serio, entre comillas. Es decir, se lo han tomado más en serio los cineastas y los críticos, y se ha vuelto un poco más complejo. Entonces, yo siento que lo que le ha pasado al terror, y esto no es que se lo hayan inventado, pero creo que las buenas películas de terror, de los últimos años, toman miedos reales y crean algo metafísico y sobrenatural”, explicó Beltrán, a Infobae, sobre aquella dualidad en la trama de la historia que, de hecho, transcurre en un espacio físico que fue total y exclusivamente creado para la grabación.

“La mamá tiene miedo de no ser una buena madre. Los niños tienen miedo de que sus papás se separen. Entonces es toda esta suma de ingredientes que recaen en la familia y que generan mucha tensión”, añade el director de la cinta. ”Para mí, la Tarumama se vuelve, de alguna manera, una materialización de estos miedos. Una mujer (...) una anciana que está acechando, que quiere robar niños, qué le está diciendo a los padres, de alguna manera, ‘si ustedes no los cuidan, me los voy a llevar yo’”, complementa Beltrán.

Afiche oficial de la película 'Llanto maldito'
Afiche oficial de la película 'Llanto maldito'

El largometraje, hecho en asocio con Caracol Televisión; Dago García Producciones; Cine Colombia; Particular Crowd, y el apoyo de Canal 1, tuvo incluso un efecto similar en Andrés que, por aquellos días, se estaba estrenando como papá. Cuando empezó la escritura de la historia, cuenta Beltrán, su esposa y él tenían la intención de querer ser papás; tiempo después, durante la escritura del guion, llegó la noticia del embarazo; y en el trascurso del rodaje, su pequeña hija ya tenía un año de nacida.

“Creo que todos esos miedos de ser padre, de ser madre, de ‘¿qué le va a pasar a nuestro matrimonio cuando tengamos un hijo?’, todo eso (...) yo quería hablarlo, pero yo no quería hacer un drama, yo quería hacer una película de terror”, reveló el director que, además, contó con el trabajo de caras conocidas en su equipo. Felipe Linares fue el músico de su primera película, ‘Malos días’, y volvió a trabajar con Beltrán en ‘Llanto Maldito’, al igual que Juan Carlos Cajiao, que fue el director de fotografía de ‘Bolívar’; y Diana Trujillo, quien fue diseñadora de producción de ‘Distrito Salvaje’; entre otros.

En medio de su diálogo con Infobae, Andrés Beltrán, quien se ganó un India Catalina en 2020 en la categoría de Mejor Director, habló de su percepción sobre el cine de terror colombiano que, por estos días, no es tan común ver en las salas de cine del país. Para Beltrán, el género ha sido, de una manera u otra, descartado bajo el argumento de la supuesta imposibilidad que existe dentro de este tipo de historias para hablar de problemáticas sociales, sin embargo, para su concepto, esto no es verdad, y países como Argentina lo han demostrado.

“Yo creo que, en general, el cine colombiano se ha ido perfilando mucho hacia lo social, lo antropológico, casi documental, porque obviamente es un país que necesita sanar muchas cosas, y necesita hablar de muchos temas que nos han golpeado por muchos años. Entonces yo siento que el género se ha visto un poco relegado por los mismos cineastas que han dicho ‘no, este género no’, ‘este país necesita hablar de cosas muy serias, y dentro del género no se puede’ (...) pero yo creo que en general se puede hablar de todo. El caso de Argentina, por ejemplo, que tiene una cinematografía tan rica. Ellos han hablado de sus problemas y han hablado de cómo son ellos como sociedad y como cultura dentro del terror”, detalló.

El gran reto, dice Beltrán, es empezar a hacer mucho más cine de este tipo para que quienes son incrédulos de la capacidad de este género de desarrollar debates de interés popular, empiecen a tener la idea de que sí es posible. Para el director, es importante aprovechar el factor comercial que trae el terror por sí mismo, “el cine es algo que finalmente busca entretener, pero no significa que no pueda tratar temas interesantes o hacer preguntas (...) no vamos a resolver nada, pero uno le hace preguntas al espectador, lo cuestiona”.


Seguir leyendo: