500 municipios del país están en alerta por posibles deslizamientos ocasionados por las lluvias

La mayoría de lugares que aparecen en la lista están en alerta naranja, pero hay trece de ellos en roja

Deslizamiento de tierra en Antioquia. - Twitter @DagranAntioquia.
Deslizamiento de tierra en Antioquia. - Twitter @DagranAntioquia.

En la tarde de este miércoles 23 de junio, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) actualizó su plataforma de alertas y pronósticos con una información preocupante: 500 municipios del país están en riesgo porque podrían presentarse deslizamientos de tierra. Este fenómeno se generaría por las fuertes lluvias que están pronosticadas para los próximos días.

“Amenaza moderada de ocurrencia de deslizamientos de tierra en áreas inestables, ocasionados por lluvias”, se lee en la plataforma del Ideam, y agrega que, hasta el momento, la alerta está vigente hasta el 28 de junio.

Cabe anotar que, la mayoría de lugares que aparecen en la lista están en alerta naranja, pero hay trece de ellos están en roja. El Ideam indica que los lugares con más riesgo están ubicados en Cundinamarca, Antioquia, Norte de Santander, Santander y Tolima.

“Se destacan en Cundinamarca, los municipios de Medina, Soacha y Bogotá; en Antioquia, los municipios de Liborina y Yalí, y en Ocaña, Norte de Santander y Sabana de Torres en Santander. Asimismo en Valle de San Juan, Tolima”, detalló Daniel Useche, jefe de Alertas y Pronósticos del Ideam.

Así mismo, la entidad le pidió a las autoridades de los municipios y departamentos ubicados en el Pacífico, la Orinoquía y la Amazonia, que estén alerta porque también podrían salir perjudicados. La alerta por deslizamiento de tierra en estas regiones recae principalmente sobre Istmina (Chocó), Cumaral y Villavicencio (Meta) y Villa Garzón (Putumayo).

Las autoridades piden estar alerta porque todo parece indicar que la temporada de lluvias en el país no cesará pronto y por el contrario, se intensificará. Recientemente la directora del Ideam, Yolanda González, afirmó que aunque inicialmente el pronóstico indicaba que las precipitaciones terminarían a mediados de junio, ahora se espera que esto pase en julio.

“Recordemos que entre junio y noviembre transitan ondas tropicales que vienen desde el África, y llegaron en junio con mucha fuerza, no solo a la región Caribe sino que también bajaron a la región Andina y a la Orinoquia colombiana”, dijo la experta.

Según explicó, dichas ondas, que están llegando de manera más constante de lo usual, son las responsables de que junio y julio se conviertan en los dos meses más lluviosos del año en regiones como la Orinoquia, generando uno o dos días seguidos de altos volúmenes de precipitación, bajando por un día hasta la llegada de la siguiente ola, con lo que se reinicia el fenómeno meteorológico. Esto se debería extender al menos por una semana más, dijo.

De igual forma, habló sobre el fenómeno de La Niña, asegurando que este ya no hace presencia en el país, pero que no por eso van a disminuir las lluvias.

“Como siempre hemos citado en el Ideam desde el mes de mayo, recordemos que si bien las variables del ozono en la atmósfera que indican que hay presencia de La Niña se estabilizaron a condiciones neutrales, el Ideam siempre ha venido informando que el océano Pacífico tropical sigue muy frío y que debemos estar preparados para condiciones de lluvia sobre lo normal”, explicó González

A lo anterior se suma el hecho de que el océano Atlántico está un poco más cálido de lo normal, lo que trae las condiciones de humedad que se registran actualmente. Esto, agregó, no sólo aplicaría para junio, sino también para la segunda temporada invernal que suele experimentar el país entre septiembre y noviembre.

Teniendo esto en cuenta, el país sigue alerta, pues las lluvias ya han generado suficiente caos. De acuerdo con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), en lo que va corrido del año (a corte del 15 de junio) más de 49.300 familias se han visto afectadas por las lluvias, 71 personas han perdido la vida, otras 57 han resultado heridas y se continúa en las labores de búsqueda de 8 desaparecidos.

También se han presentado 1.309 eventos que han sido atendidos por las autoridades en 540 municipios de 30 departamentos del país, incluyendo la ciudad Bogotá. Estos eventos han dejado un promedio de 17.242 viviendas averiadas y otras 368 han quedado destruidas. Los movimientos en masa, las inundaciones y las crecientes súbitas son las emergencias que más se han registrado.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR