Hoy se lanza el libro ‘Gabo y Mercedes: una despedida’ relatos de los últimos días del Nobel

De la mano de Ramdon House, el hijo del Nobel de Literatura, Rodrigo García Barcha, escribió un texto en el que da a conocer detalles familiares y el lado más intimo del gran escritor colombiano.

Gabriel García Márquez junto a su hijo Rodrigo García Barcha.
Gabriel García Márquez junto a su hijo Rodrigo García Barcha.

Si algo lamentaba el Nobel de Literatura, Gabriel García, era no poder escribir acerca de su muerte; sin embargo, su hijo no dejó en vano aquello que no podía hacer su padre y en el libro ‘Gabo y Mercedes: una despedida’, el guionista hace una recopilación de momentos, recuerdos y anécdotas que vivió junto al escritor.

“Gabo y Mercedes: Una despedida”, que se publica este jueves en España y Colombia, es un paseo de historias que cuentan las últimas semanas del escritor colombiano, quien luego de una visita al médico conoció que se moría y también de su relación con su esposa, Mercedes Barcha y el resto de su familia que lo acompañó en sus últimos días de vida.

En medio de una entrevista con medios de comunicación el hijo de ’Gabo’ reconoció que tras ese momento “muy duro”, luego llegó una etapa final “triste, pero más tranquila. Gabo tuvo un último año y medio o dos bastante tranquilo y ya no sufría de ansiedad, estaba bien y eso nos reconfortaba. Hay gente que sufre de demencia senil que pierde el control de sus emociones, pero por suerte nos tocó una versión muy tranquila de ese mal”, resaltó Rodrigo.

Rodrigo, el hijo mayor del literato, reveló que tomó notas durante esos últimos días de su padre “con algo de culpabilidad, preocupado de no traicionar la vida privada de la familia”. Pues, mientras que su madre siguiera viva el libro no iba a ver la luz, aseguró en el relato, pero con su muerte el pasado 15 de agosto, Rodrigo abrió a todo el público las puertas de la casa en México y lo que pasó en esos días y ahora hace algunas revelaciones con la reciente publicación.

Gabriel García Márquez junto a su familia.
Gabriel García Márquez junto a su familia.

“No escribí sobre su experiencia (con la muerte), eso lo estará escribiendo él ahorita en algún lugar”, expresó en una rueda de prensa García, quien alegó que “nadie escribe por otro escritor, pero me apoyé un poquito en esa idea para consolarme a mí mismo de escribir sobre su muerte, sin que fuera de una manera demasiado indiscreta”.

Asimismo, el autor del libro manifestó que se limitó a abordar episodios de los últimos días de su padre, pese a que no tenía una intención de escribir un libro de memorias o de lo que fue crecer junto a Gabo, “sino de cómo Gabo se ha enfrentado a su etapa final, con la idea de hablar de la despedida y disolución del ‘Club de los cuatro’”, sostuvo el hijo del escritor Cataquero.

“Intenté encontrar el balance de los recuerdos personales sin ser demasiado sentimental, demasiado indulgente conmigo mismo. También tomé la decisión de no nombrar a nadie del círculo más íntimo de mi padre, más allá de mi madre mi hermano Gonzalo y Álvaro Mutis que le precedió un año en la muerte”, explica.

‘Gabo y Mercedes: una despedida’, es también la despedida a su madre, Mercedes, quien se negó a que la llamaran viuda, porque ella consideraba que era “una magnífica versión de sí misma” y llamaría “chismoso” a su hijo por haber publicado este relato que se mete en las entrañas de la familia.

En el libro se cuentan detalles desconocidos como la casualidad asombrosa de que un ave muerta apareciera en la silla de Gabo poco antes de su muerte, algo coincidencial con lo que sucedió con la muerte de aves cuando falleció Úrsula Iguarán, en Cien años de soledad.

Por último, en el lanzamiento para medios de su libro, Rodrigó se refirió a la actual situación de Colombia, donde en los últimos meses se han elevado las protestas y ha habido decenas de muertes.

“¿Qué ocurre en Colombia? Una tormenta perfecta: años de injusticia social, gente harta del narcotráfico y violencia, del abuso de la policía, golpeada por la pandemia y por los impuestos a la clase media y a los trabajadores. A Gabo le daría mucha tristeza ver que las cosas se resuelvan con tantos muertos de por medio. Seguro que se hubiera involucrado en las propuestas”, señaló el creador de las memorias de los últimos días del Nobel de Literatura colombiano.


SEGUIR LEYENDO