“17 millones de personas están aguantando hambre”: presidente de la CUT habla sobre la renta básica

Francisco Maltés advirtió que uno de los principales objetivos que tiene el Comité del Paro en su encuentro con el Gobierno nacional es promover la instalación de ese subsidio para las familias más vulnerables.

Miles de personas fueron registradas este sábado al participar en una nueva jornada de protestas, durante el día 18 del Paro Nacional contra el gobierno del presidente Iván Duque, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
Miles de personas fueron registradas este sábado al participar en una nueva jornada de protestas, durante el día 18 del Paro Nacional contra el gobierno del presidente Iván Duque, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Siguen apareciendo nuevas aristas en las prioridades declaradas del paro nacional. A la par que se desarrolla la tercera reunión entre el presidente de Colombia, Iván Duque, y el Comité del Paro, el presidente de la Central Unitaria de Trabajo (CUT), Francisco Maltés, se pronunció sobre una nueva necesidad a la que se debe dar solución inmediata: las personas que aguantan hambre.

“En este momento no estamos discutiendo ningún problema estructural. Llegará el momento para que lo hagamos. ¿Los TLC han servido al país? ¿Las reformas tributarias les han servido a los pobres? Eso lo discutiremos después. Hoy estamos concentrados en lo pragmático y es que 17 millones de personas están aguantando hambre, 21 millones están en un grado de pobreza”, dijo el representante sindical durante una entrevista con RCN Radio.

De esta manera, Maltés anunció el que sería el tema principal de la reunión, que arrancó a las 7 de la mañana de este jueves 20 de mayo, sin haber terminado al momento de la publicación de este texto. En ese sentido, también señaló que los miembros del Comité del Paro están dispuestos a dialogar durante el tiempo que sea necesario, con el objetivo de que “el Gobierno entienda que la gente tiene hambre, que 17 millones de personas se acuestan con hambre”.

Una posible solución para ello, citó el diario El Espectador, es la ya conocida propuesta de renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual, para las poblaciones más vulnerables del país que, aseguró, debe ser una responsabilidad de este o cualquier otro gobierno que lleve las riendas de Colombia.

Igualmente, el presidente de la CUT señaló a esa emisora que, “hoy queremos exigir el tema de las garantías para el ejercicio de la protesta, que el Gobierno permita el ingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y podemos sentarnos 48, 72, 96 horas como se dice popularmente de tiro largo, para avanzar en la negociación”.

Negociación que, advirtió, el Comité del Paro, representado este jueves por la CUT, la Confederación General del Trabajo (CGT), la Confederación de Trabajadores Colombia (CTC) y la Confederación Democrática de Pensionados, lleva esperando desde mediados del año pasado, cuando hicieron llegar sus propuestas a Presidencia. “Tenemos el máximo interés en llegar a un acuerdo lo más pronto posible. El pliego está radicado en el despacho del presidente Duque desde junio del año pasado, es decir que todo este trámite de demora y lo que está pasado es responsabilidad de Duque por no llamar a tiempo al Comité del Paro a negociar”, dijo.

Todo esto, mientras reafirmaba que la disposición para dialogar cuanto sea necesario no significa que se vaya a levantar el paro, por lo que recordó la convocatoria a seguir marchando los próximos 26 y 28 de mayo, como conmemoración del primer mes de manifestaciones en el país.

A la voz de Maltés se unió un comunicado oficial de su entidad, en el que se destacan los logros conseguidos por el paro hasta el momento, como la caída de dos reformas “muy regresivas”, la renuncia de dos ministros (Hacienda y Relaciones Exteriores) y del comandante de la Policía de Cali; y de cierta manera, la instalación de medidas como la matrícula cero para estratos 1, 2 y 3.

“En estos 22 días, el Paro Nacional ha logrado un momento de cambio y no se puede desperdiciar. La indignación venció los miedos y la fuerza de este movimiento logrará lo que por décadas varias generaciones hemos luchado. Atrás quedó la idea de una ciudadanía inmóvil y ajena o distante de la situación social, económica y política. La de ahora es una ciudadanía activa, preocupada y dispuesta a hacer escuchar su voz y sus necesidades”, señaló la CUT, invitando a seguir las manifestaciones.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR