Más de dos millones de colombianos pasaron de clase media a condiciones de vulnerabilidad en 2020

De acuerdo con el más reciente informe del Dane, la incidencia de la pobreza monetaria extrema en el país para el año pasado fue 15,1 %, 5,5 p.p. superior a la incidencia registrada en el año inmediatamente anterior.

Cali fue una de las ciudades más impactadas por la reducción de la clase media en 2020: esta población pasó de 1,1 millones a 906.000. Foto: Colprensa - Álvaro Tavera.
Cali fue una de las ciudades más impactadas por la reducción de la clase media en 2020: esta población pasó de 1,1 millones a 906.000. Foto: Colprensa - Álvaro Tavera.

Este jueves 6 de mayo, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló los resultados del informe de caracterización de la pobreza monetaria y resultados de clases sociales. Este documento complementa el estudio de Pobreza Monetaria en Colombia revelado el pasado 29 de abril.

En ese momento se dio a conocer que en 2020, el 42,5 % de la población residente en Colombia se encontraba en condición de pobreza monetaria, lo cual representa un aumento de 6,8 puntos porcentuales frente a 2019, cuando fue de 35,7 %.

Igualmente, el 30,4 % estaba en situación de vulnerabilidad, el 25,4 % pertenecía a la clase media, y solo el 1,7 % se ubicó en la clase alta.

En el informe publicado hoy, el Dane reveló que el año pasado, producto de la pandemia y los cambios en la economía del país la clase media se redujo al pasar del 30,1 % al 25.4 %. De acuerdo con la entidad, esto significa que 2.4 millones de personas salieron de la clase media y cayeron a condiciones de vulnerabilidad o pobreza.

Así mismo, el informe señala que el 80 % de las personas de clase media están por debajo de los 983 mil pesos de ingresos pércapita.

“La reducción del ingreso real per cápita en el primer quintil de las zonas urbanas (cabeceras) del país fue de 36,5 %. En las 23 ciudades principales y sus áreas metropolitanas la caída del ingreso en este mismo quintil fue de 45,4 %”, publicó la entidad.

Según el Dane, la población que hace parte de la categoría de pobres según la línea de pobreza monetaria llegó a los 21,02 millones en 2020, un incremento de 3,55 millones respecto a 2019 y los colombianos en condición de vulnerabilidad (entre pobreza y clase media) son en total 15 millones.

“Todas las clases sociales registraron disminuciones en sus ingresos el año precedente, pero en el 20 % de la población más pobre el impacto fue mayor, dijo el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo.

De acuerdo con la entidad, un hogar es vulnerable si sus ingresos por cabeza son de entre $322.000 y $654.000; en la clase media si está entre $654.000 y $3.520.000 y se considera de clase alta si los ingresos per cápita son superiores a los $3.520.000.

En la presentación del informe, Oviedo también señaló que el 54 % de las nuevas personas en pobreza extrema en 2020 residen en las cinco ciudades principales del país. Sin embargo, Quibdó tiene la mayor proporción de la población en clase pobre (66,1%).

En Medellín, el 43,0 % de la población está en la clasificación de ingresos medios y Bogotá tiene al 40,1 % de su población en la clasificación de ingresos pobres y al 15,7 % en ingresos vulnerables.

“En la caída del 24.6 % en los ingresos de la población más vulnerable, hay un efecto más fuerte sobre sus ingresos laborales del - 29.1 %, que estuvo compensado por un incremento de 11.8 % asociado a las ayudas institucionales”, explicó Oviedo.

Los datos del Dane también muestran que la clase media se redujo en 2,17 millones de personas, pasó de los 14,7 millones en 2019 a 12,5 millones en 2020. Siguiendo con la línea de esta clase social Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y Bucaramanga fueron las ciudades que más redujeron sus cifras.

De hecho, según el número de habitantes, Cali fue una de las ciudades que más impactadas se vio por la reducción de la clase media en 2020.

Finalmente, el Dane reveló que entre 2019 y 2020 en el total nacional, la caída en el ingreso real per cápita del quintil 1 (el más bajo) fue de 24,6 %. Esta reducción fue 2,5 veces más grande que la caída del ingreso en el quintil 5 (10,1 %).

SEGUIR LEYENDO: