ELN envía propuestas sobre qué hacer con el narcotráfico en busca de diálogos de paz con el gobierno

El senador Roy Barreras recibió un correo de la guerrilla en el que exponen sus propuestas para “el problema del narcotráfico en Colombia y nuestra política de deslinde con este fenómeno”.

Imagen de referencia de la guerrilla del ELN. - Colprensa.
Imagen de referencia de la guerrilla del ELN. - Colprensa.

El senador Roy Barreras recibió, el pasado 8 de abril, un correo de la delegación de diálogos del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en el que exponen su intención de un diálogo con el Gobierno nacional.

“Le compartimos la carta enviada a la señora Ruth Dreifuss, presidenta de la Comisión Global de Política de Drogas, en la que damos a conocer las propuestas del ELN para enfrentar el problema del narcotráfico en Colombia y nuestra política de deslinde con este fenómeno”, se lee en el correo.

El senador Barreras dio a conocer el contenido del correo y se ofreció como negociador. “Acuso recibo de comunicación de guerrilla ELN con propuestas de diálogo sobre problema del narcotráfico. Traslado al gobierno a quien corresponde autorizar diálogos pero reafirmo mi posición pública, en el pasado como negociador del Gob Santos y en el futuro como nuevo Gobierno”, dijo el congresistas.

También compartió las propuestas del grupo armado sobre el narcotráfico:

1. La solución dialogada a los conflictos siempre es posible.

2. Cualquier diálogo debe implicar el propósito de dejación de armas acordadas condiciones que permitan el fin del conflicto.

3. El problema del narcotráfico es absoluto, pero es solo uno de los temas en un diálogo integral.

4. La decisión de abandonar el secuestro de seres humanos y las acciones que causan destrucción ambiental deben ser parte integral de cualquier acuerdo.

5. Principio fundamental: Jamás y nunca más armas en la política.

6. Las víctimas deben estar en el centro de cualquier conversación.

El pasado 6 de abril, durante un debate de control político en una plenaria en el Congreso, el ministro del Interior, Daniel Palacios, respondió a afirmaciones por parte de la oposición que señalaban que la intensificación de la violencia en las regiones de Colombia se debe por la suspensión de los diálogos de paz con el ELN.

En su intervención, Palacios afirmó que, los señalamientos de los legisladores que afirman que la política de seguridad del Gobierno fracasó son falsos y, en su argumento, citó una disminución en crímenes en 2020. Sin embargo, al hablar de los asesinatos a líderes sociales, el funcionario afirmó que, “si bien estamos comprometido con la protección de los líderes, la mejor herramienta para defenderlos y a los reincorporados, es el desmantelamiento de las estructuras criminales que atentan contra ellos. Eso hay que decirlo sin miedo”, aseveró el funcionario.

“Aquí rápidamente salen a señalar al Clan del Golfo, pero yo no veo un rechazo claro a las disidencias de las FARC que cometen esos asesinatos o al ELN. Más allá de estar llamando a acuerdos y a diálogo con el ELN, llamemos al ELN a que deje de asesinar líderes sociales, llamemos al ELN a que deje de cometer secuestros, llamemos al ELN a que deje de cometer actos de terrorismo”, continuó el funcionario.

Durante su intervención en el Congreso de la República, Daniel Palacios, ministro del Interior, dio a conocer su opinión acerca de la paz con el ELN. Foto: Colprensa
Durante su intervención en el Congreso de la República, Daniel Palacios, ministro del Interior, dio a conocer su opinión acerca de la paz con el ELN. Foto: Colprensa

“Ese es el llamado que debería hacer de forma unísona este Congreso y no de llamar al diálogo cuando estamos viendo que son los del ELN los que asesinan a los líderes y a nuestros miembros de la Fuerza Pública y demás”, siguió.

Además, recalcó que el Estado colombiano no atenta contra los defensores de Derechos Humanos, sino que son los mismos actores armados de siempre. “Son los mismos de siempre con los mismos de siempre por la misma razón, porque quieren las rutas del narcotráfico, porque quieren las economías ilícitas, porque está la minería ilegal, porque está la deforestación, el acaparamiento de tierras y sobre todo porque hay producción de narcóticos con cultivos ilícitos o son rutas de tránsito obligatorio para sacarlos del país o generar microtráfico”, señaló y añadió que, el presupuesto de la Unidad Nacional de Protección (UNP) para líderes sociales es de cerca de un billón de pesos.

SEGUIR LEYENDO: