El drama de los pacientes antioqueños por conseguir una cama UCI

Los contagiados pasan días esperando UCI porque no hay cupo y los médicos no dan abasto. Además, se presentan actos de intolerancia que no son consecuentes con la coyuntura.

La gobernación del departamento planea distintas medidas para reducir el contagio. Vía: Colprensa
La gobernación del departamento planea distintas medidas para reducir el contagio. Vía: Colprensa

En Colombia, los casos de contagio por covid-19 crecen y con ello aumenta el nivel de ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). En todo el departamento de Antioquia la situación es grave porque de 1.311 camas disponibles en esa área de los centros de salud, hasta este 8 de abril 790 están ocupadas por pacientes de coronavirus y 63 en estado sospechoso; mientras que 393 sirven a personas hospitalizadas por otras patologías. Eso da una ocupación de 1.246 camas y deja 65 disponibles para la atención.

En porcentaje, esto significa una ocupación de UCI del 95,4 por ciento, lo que hace que actualmente los familiares de los pacientes se peleen, literalmente, por ser atendidos. A lo largo de este jueves se han conocido historias preocupantes y desgarradoras que evidencian que el tercer pico pandémico en el país está golpeando fuerte al territorio antioqueño.

Luis Sierra fue diagnosticado positivo para coronavirus desde hace aproximadamente una semana y media y sus síntomas empeoraron con los días, hasta que no aguantó más y murió esperando ser atendido. Sus familiares pasaron seis días buscando un cupo en una de las UCI de Medellín, pero fue imposible, porque todas están colapsando.

“Desde el viernes estaba esperando UCI. Me tomé la manera de averiguar y me encontré que el San Vicente tiene varias UCI. Hablé con el administrador y me dijo que no había remisión para mi hermano”, relató Rubén Darío Sierra, hermano de la víctima, a Blu Radio.

En la capital antioqueña también se conoció un caso en el que personas en búsqueda de UCI recurrieron a la violencia para ver si así lograban que atendieran a su familiar. El hecho fue denunciado por la Clínica CES, donde una mujer rompió un vidrio de la recepción para exigir que hospitalizaron a su allegado.

El centro de salud, a través de un comunicado de prensa reveló que no hicieron el ingreso porque esta no era una urgencia médica y no estaba relacionada con un caso de covid-19. Así mismo, se aprovechó el documento para pedir paciencia y apoyo a los profesionales de la salud dada la coyuntura.

La situación es tan crítica que un grupo de 39 profesionales de la salud de Cali (Valle del Cauca) tuvieron que llegar a Medellín para prestar sus servicios. El grupo que arribó a la capital antioqueña el 5 de abril está conformado por un líder, cinco médicos generales, ocho enfermeras, cinco fisioterapeutas, 16 auxiliares, tres terapeutas respiratorios y un especialista en cuidados intensivos.

De igual forma, algunos pacientes antioqueños han tenido que ser trasladados a otras regiones para poder recibir atención médica. Las autoridades reportan que este hecho también ha generado problemas, porque los familiares de pacientes UCI a veces no quieren autorizar el traslado.

“Las familias se niegan a aceptar esos traslados, entendemos la angustia, pero hay una alta ocupación y necesitamos salvar vidas. El sistema de salud en Antioquia está al límite, pero hacemos un trabajo con estas familias para que nos dejen hacer el traslado”, contó Luis Fernando Suárez, gobernador encargado de Antioquia, durante una rueda de prensa realizada el 7 de abril.

Actualmente, en los 125 municipios que conforman el departamento de Antioquia se reporta que al menos 27 centros de salud están a un 100 por ciento de ocupación. Así mismo, hay otros seis en ese camino, porque registran entre el 91 y 98 por ciento de ocupación.

“Estamos al límite en el plan de expansión de UCI, pero no es suficiente. Debemos seguir trabajando sin descanso. Es el momento más crítico”, afirmó Suárez.

Hay que resaltar que, en este tercer pico pandémico los más afectados han sido los jóvenes y además son ellos los que ayudan a propagar el virus más rápido.

“En esta nueva ola hemos encontrado personas entre los 20 y 30 años con compromisos diferentes al pulmón. Hemos encontrado problemas en sus riñones, el corazón y el intestino, lo que ha llevado a que sus situaciones se vuelvan mucho más complejas para el manejo adecuado”, dijo Juan Carlos Arango, intensivista de la Clínica CES de Medellín, en una entrevista para Noticias Caracol. El experto agregó que, eso está pasando incluso en quienes estaban completamente sanos antes de contagiarse de coronavirus.

Para tratar de proteger a los antioqueños, la Gobernación ya anunció que el territorio implementará un ‘Toque de queda por la vida’, que empieza este jueves a las 8:00 p. m. y va continuo hasta el lunes 12 de abril a las 5:00 a. m., esta medida está establecida para los municipios del Valle de Aburrá, el Valle de San Nicolás, San Jerónimo, Sopetrán, Santa Fe de Antioquia, Ebéjico, Angelópolis, Heliconia y Armenia.

Además, el gobernador (e), Luis Fernando Suárez, destacó que el resto de municipios mantienen la medida de toque de queda de 8:00 p. m. a 5:00 a. m. del día siguiente, adicional a la ley seca y el pico y cédula tal y como se viene manejando actualmente. “Estas medidas las tomamos de común acuerdo con los 125 alcaldes de Antioquia”, resaltó el gobernador del departamento.

Después del lunes 12 de abril, el gobernador Suárez detalló que, “vamos mantener toque de queda, todos los días, en todo el departamento entre las 8 de la noche y hasta las 5 de la mañana del día siguiente”, medida que regirá hasta el 19 de abril en Antioquia.

Agregó que, igualmente, las medidas de ley seca y pico y cédula operarán durante la semana del 12 al 19 de abril. El gobernador explicó que, asumieron un compromiso con las autoridades de salud y es que la próxima semana revisarán el efecto de estas medidas para ver si es necesario mantenerlas por más tiempo, pues los expertos han detallado que el ideal es generar un cierre 4 x 3 en el departamento.

Por otro lado, añadió que en las instituciones de educación básica y primaria de todas las subregiones que se seguirán manejando desde la virtualidad, haciendo la misma recomendación para las instituciones de educación superior. De la misma manera, insistió a las empresas para adoptar las medidas de teletrabajo y flexibilización de horarios para no generar aglomeración.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR