Denuncian posibles ‘falsos positivos’ de la Guardia Nacional Bolivariana: crece tensión en la frontera de Colombia y Venezuela

“Los masacraron, les pusieron botas que no llevaban”: denunció una mujer tras dar a conocer que su familia fue masacrada por la Fuerza Armada de Venezuela.

A wall painted with the Venezuelan flag is seen on the banks of the Arauca River, on the border between Colombia and Venezuela, in Arauquita, Colombia March 26, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez
A wall painted with the Venezuelan flag is seen on the banks of the Arauca River, on the border between Colombia and Venezuela, in Arauquita, Colombia March 26, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez

La situación de desplazamiento que se vive en el municipio de Arauquita, en frontera con Venezuela, por los enfrentamientos entre las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) con disidentes de las Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia (FARC) dio a conocer el testimonio y denuncia del asesinato de una familia por uniformados del vecino país.

En diálogo con RCN Radio, el personero del municipio de Arauquita, Joel Llanes, señaló que ha recibido denuncias sobre presuntos ‘falsos positivos’ cometidos, al parecer, por parte de la Guardia Nacional Bolivariana. Según el funcionario, se conoció de la muerte de cuatro personas que al parecer eran campesinos, los cuales fueron presentados como guerrilleros muertos en combate.

“Es información de familiares de unas personas que aparecen en unas imágenes ultimados con armas y una granada alrededor del cuerpo y los pantalones amarrados con cabuyas. Las imágenes son muy cuestionables y las personas dicen que eran campesinos de La Victoria, un poblado que queda frente al municipio de Arauquita. Al parecer están siendo presentados como bajas guerrilleras”, sostuvo Llanes a la emisora.

Agregó, que esas denuncias han generado miedo en la población al otro lado de la frontera, lo cual ha desatado el ingreso masivo de venezolanos a Colombia, cifra que va en 4.000 personas, que se encuentran en 8 campamentos en Arauquita.

LEER: Ascienden a casi 4.000 las personas que huyeron a Colombia por los choques armados en Venezuela

Migrantes venezolanos permanecen ayer, en un centro de integración ciudadana de Arauquita, localidad fronteriza y perteneciente al departamento de Arauca (Colombia). EFE/Jebrail Mosquera Contreras
Migrantes venezolanos permanecen ayer, en un centro de integración ciudadana de Arauquita, localidad fronteriza y perteneciente al departamento de Arauca (Colombia). EFE/Jebrail Mosquera Contreras

“Es muy complicado atender a toda esa población, estamos completamente desbordados a pesar de que ya se ha hecho una articulación interinstitucional y con las organizaciones nacionales e internacionales aún no damos abasto”, dio a conocer el funcionario.

Asimismo, hizo un llamado a la población colombiana para que pongan sus ojos en esta dificultad humanitaria, pues aseguró que con el pasar de los días no tendrán la capacidad para atender a todos los venezolanos y colombianos que llegaron huyendo del conflicto que se desató el pasado domingo 21 de marzo.

Llanes aseguró que se necesitan más ayudas humanitarias como “colchonetas, frazadas y alimentos no perecederos. Estas ayudas pueden ser dirigidas al cuerpo de bomberos de Arauquita. Estamos muy preocupados. En pocos días ya no va a haber suficientes raciones de comida para todos”, por eso hizo llamados de urgencia para apoyar a esta población.

Por su parte, Javier Tarazona, director de Fundaredes, también dio a conocer las denuncias de posibles ’falsos positivos’ que vivieron algunas personas, que relataron que sus familias fueron masacras y uniformadas para ser presentadas como guerrilleros de las FARC.

A través de su cuenta de Twitter, Tarazona dio a conocer un video en el que una mujer, llamada Yanilce relató cómo su hermano fue victima de este flagelo.

“Llegó una tanqueta del ejército a la casa de mi hermano, entraron la desordenaron y por el simple hecho de que mi hermano, mi cuñada, mi sobrino tenían cédulas colombianas, por eso se lo llevaron y dijeron que era guerrillero de las FARC”, relató la mujer.

Yanilce, indicó que a su hermano le pusieron armamento, uniforme y unas botas. Detalló, que su hermano, de 20 años, “llevaba unas cholas, un short y una franela, que si ven las fotos ahí se le ve el short que está por debajo del pantalón asqueroso ese verde que le pusieron”.

“El gobierno venezolano masacró a la mitad de mi familia, cuando yo le trabajé 18 años al gobierno venezolano, le trabajé a cuatro instituciones del gobierno venezolano y el pago que me da es masacrando a mi familia, simplemente porque tienen una cédula colombiana”, refutó tras denunciar el asesinato de su familia.

Este relató también fue dado a conocer por Noticias Caracol, quien protegió la identidad de la mujer, la cual precisó que, “se llevaron a mis dos hermanos, mi sobrino y mi cuñada. Los masacron y les pusieron botas que no llevaban y unos uniformes que jamás iba a ser de ellos”.

SEGUIR LEYENDO