Designan jueza que llevará el caso del expresidente Álvaro Uribe tras solicitud de preclusión de la Fiscalía

Este 5 de marzo, la Fiscalía solicitó ante el Centro de Servicios Judiciales de Paloquemao una audiencia de preclusión en la investigación que se adelanta con el exmandatario. A una jueza le recayó la responsabilidad de manejar este controversial proceso.

Álvaro Uribe en su llegada a la Corte Suprema este martes. (Reuters)
Álvaro Uribe en su llegada a la Corte Suprema este martes. (Reuters)

Este viernes 5 de marzo, en horas de la mañana, el fiscal Gabriel Jaimes radicó ante el Centro de Servicios Judiciales de Paloquemao en Bogotá una solicitud de audiencia para precluir la investigación que se adelantaba contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunto fraude procesal y soborno de testigos.

Horas más tarde, se conoció quién será la jueza encargada de llevar este polémico proceso en las audiencias futuras. Se trata de la jueza 28 de conocimiento, Carmen Helena Ortiz.

Será ella quien cite a las diferentes partes a la audiencia que solicitó Jaimes para cerrar el proceso que se adelantaba contra el exmandatario. Allí, según las pruebas que lleve la Fiscalía, la jueza tomará la decisión de sí precluye o por el contrario la niega.

Cuando el proceso pasó de la Corte Suprema a la justicia ordinaria por la renuncia de Uribe a su curul del Senado, también fue una jueza quien tomó la investigación, se trataba de la jueza 30 de control de garantías Clara Ximena Salcedo, quien ordenó la liberación de Álvaro Uribe en octubre de 2020, ya que se encontraba detenido desde el 3 de agosto en su finca El Uberrimo, pero le dejó la calidad de imputado.

Por esa decisión, la jueza recibió hostigamientos a través de redes sociales, lo que para las autoridades representó una amenaza real en su contra.

¿Fiscal Jaimes tiene nuevas pruebas?

Si las pruebas dentro del expediente en el caso de Uribe sirvieron para que la Corte Suprema acusara al político de manipular testigos, podría decirse que el fiscal Jaimes, en estos meses como encargado del caso, pudo conseguir nuevas pruebas que lo llevaron a creer en la inocencia del expresidente.

La Silla Vacía reveló el 19 de febrero de este año, que tuvo acceso a 63 pruebas, entre testimonios, documentos e información contenida en dispositivos electrónicos, que llegaron al despacho de Gabriel Jaimes.

Foto del fiscal Gabriel Jaimes, Colprensa.
Foto del fiscal Gabriel Jaimes, Colprensa.

Dice el medio que, “solo hay 15 que ahondan la investigación, que hay otras 29 que no es claro cómo aportan elementos nuevos porque, entre otras, ya fueron practicadas por la Corte Suprema, y que otras 19 no tienen que ver directamente con los hechos por los que Uribe está investigado”.

En su momento, La Silla Vacía aseguró que la mayoría de las pruebas que llegaron al fiscal acercaban el caso a la preclusión. Además que, 16 de los 27 testigos citados por la Fiscalía, ya habían sido desestimados por la Corte Suprema.

De hecho, uno de ellos puede ser Francisco Taborda, un exparamilitar que cuenta que Juan Guillermo Monsalve (testigo estrella en el caso Uribe y quien denunció que Uribe y su hermano Santiago Uribe promovieron grupos paramilitares) habría sido visitado por Iván Cepeda y Piedad Córdoba en La Picota para que los apoyara con declaraciones en contra de el entonces senador Álvaro Uribe.

Ante esto, Cepeda aseguró que Taborda “es un falso testigo reciclado” y que ya había sido utilizado para mentir en contra del senador Alexander López en otro proceso. Por esas mentiras, ese exparamilitar fue condenado a 51 meses por falso testimonio y fraude procesal.

De los testigos que volvió a llamar el fiscal Jaimes, cuenta la Silla Vacía, 16 no pasaron el filtro en la Corte Suprema:

- 7 terminaron con compulsa de copias por presunto falso testimonio

- 2 están enfrentando sus propios procesos por este mismo caso (el abogado Diego Cadena y el congresista Álvaro Hernán Prada)

- 7 no tuvieron total credibilidad porque incurrían en inconsistencias, no era claro por qué sus relatos surgían justo en ese momento si narraban hechos ocurridos varios años atrás, o porque se abstuvieron de dar detalles de los hechos en sus declaraciones juradas.

Otra de las pruebas que tendría Jaimes para armar su argumento y pedir la preclusión del caso contra Uribe, puede venir de lo encontrado en las simcard incautadas a Monsalve.

La audiencia que se aproxima es crucial para definir el caso. El juez escuchará tanto los argumentos del fiscal Gabriel Jaimes, que buscará precluir la investigación, también a la defensa del expresidente - que claramente acompañará la solicitud del fiscal- de las víctimas del caso, en este caso el senador Iván Cepeda y a un delegado de la Procuraduría que deberá tomar posición.

La última palabra será la de ese juez, si opta por aceptar lo mostrado por el fiscal o emite un fallo acusatorio contra Uribe.

Seguir leyendo




MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS