Director de la Policía niega que uniformados vayan a actuar como conductores elegidos para llevar a civiles alicorados hasta sus casas

La aclaración fue apoyada por una parte de la ciudadanía que argumenta que la labor de los uniformados no implica transportar a los ciudadanos.

Después de que en la tarde de este 2 de marzo, la vicepresidenta colombiana Marta Lucía Ramírez anunciara que la Policía Nacional acompañará a los civiles cuando existan casos de exceso de alcohol, el director general de la institución, mayor general Jorge Vargas Valencia, aclaró que los uniformados no actuarán como conductores elegidos. El propósito de hacer seguimiento a estas personas es evitar que se presenten acciones violentas, no llevar a las personas alicoradas hasta su casa.

“La Policía atenderá con prioridad casos de violencia contra la mujer en establecimientos. En reunión con Marta Lucía Ramírez y Asobares acordamos fortalecer la aplicación del Código Convivencia. La Policía Nacional NO hará las veces de conductor elegido; su foco es la seguridad”, escribió Vargas Valencia en su cuenta de Twitter.

La vicepresidenta Ramírez respondió a esta aclaración, que fue replicada por las cuentas de la Policía en redes sociales. La funcionaria agradeció que la institución apoye este proceso para reducir los índices de violencia en el país.

“Agradezco el apoyo decidido del director de la Policía para priorizar la atención de casos de violencia contra las mujeres en establecimientos de expendio de bebidas embriagantes. Le decimos sí a la vida, sí a la reactivación económica de este sector, pero con responsabilidad”, publicó Ramírez.

Cabe mencionar que el anuncio de Vargas Valencia también fue apoyado por un porcentaje de los colombianos, entre ellos el representante a la Cámara por el partido Centro Democrático Gabriel Santos García. El político aseguró que la función de los uniformados no involucra transportar a los ciudadanos.

“No sé, soy de los imprudentes que creen que si la alta consejería sirve para estructurar estas bobadas quizás no debería existir. No sé.. La Policía para cuidar a los colombianos, no para ser los choferes de nadie”, escribió Santos García en su cuenta de Twitter.

El malentendido acerca de si los uniformados actuarían como conductores elegidos empezó este martes, después de que finalizara una reunión entre la vicepresidenta, el director de la Policía, el ministro del Interior, Daniel Palacios; y el presidente de Asociación de Bares de Colombia (Asobares), Camilo Ospina.

Ramírez dijo que, con el objetivo de evitar que se repitan casos como el de la muerte de Ana María Castro, la joven que presuntamente fue asesinada al ser lanzada de un vehículo, los uniformados llevarían a los civiles a sus casas en caso de que estuvieran alicorados.

Cuando en un establecimiento haya un consumo de alcohol, que sea excesivo, pues inmediatamente se va a pedir el acompañamiento de la Policía para que pueda llevar a esa persona hasta su casa y se le va a pedir a la persona que facilite el número de algún familiar, o de una persona responsable, para poder advertir el exceso de licor”, escribió Ramírez al iniciar la tarde.

Cabe mencionar que, en esa misma reunión se delinearon los protocolos diseñados por Asobares para la reactivación segura del sector y la capacitación que se dará a empelados de los establecimientos para identificar casos de exceso de consumo de alcohol.

En el marco de dichas decisiones, se lanzará una campaña de pedagogía a nivel nacional, en la que participa la agremiación y los distribuidores de licor en asocio con alcaldías y gobernaciones en todo el país. Dentro de la misma, las entidades territoriales se encargarán de convocar a los restaurantes y bares para sumarse a estos protocolos.

“Fortaleceremos todos los protocolos de prevención a través de la Policía Élite que hemos creado en un puesto de mando unificado. De esta manera, revisar en todos los bares y restaurantes las medidas para garantizar el consumo responsable de licor”, dijo Ramírez.

La vicepresidenta dijo, además, que se deben cambiar hábitos a la hora de consumir trago y evitar riñas.

“El orden público es fundamental para evitar estas riñas y violencias derivadas del consumo de alcohol. Hay que cambiar hábitos para que haya una mejor reacción social. Es compromiso de todos”.


Las medidas se dan a conocer a una semana de que la propia vicepresidenta solicitara a los bares colombianos, a través de una carta enviada a Asobares, que presenten sus propuestas en materia de medidas de seguridad, con el objetivo de prevenir feminicidios como el de Ana María Castro.

Seguir leyendo:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS