Así será el Acuerdo de Conservación para restaurar la biodiversidad bogotana

La meta es implementar acciones y procesos de restauración, adquisición predial, acuerdos de conservación y acompañamiento en la restitución productiva de 100 hectáreas de la reserva Thomas van der Hammen.

Reserva Forestal Productora del Norte de Bogotá “Thomas Van der Hammen”. Foto: CAR
Reserva Forestal Productora del Norte de Bogotá “Thomas Van der Hammen”. Foto: CAR

El pasado 22 de febrero Bogotá firmó el primer Acuerdo de Conservación con una entidad privada para consolidar la reserva Thomas van der Hammen.

El pacto fue realizado con la sociedad Camelia S.A.S., propietaria del predio Hacienda La Conejera, y tiene como objetivo la conservación de 19,24 hectáreas mediante la implementación de actividades de restauración ecológica.

“Este es un primer ejemplo de que sí podemos llegar a acuerdos con privados para conservar y proteger la reserva, los predios son en su mayoría privados y queremos compartir este propósito generacional, para que esas hectáreas lleguen a ser el mayor bosque urbano de Bogotá, Colombia y América”, dijo la alcaldesa durante el anuncio.

La firma de este acuerdo es un avance para la naturaleza de la ciudad y además, en palabras de la alcaldesa Claudia López, es un ejemplo de que la necesidad de conservar y proteger las reservas naturales de Bogotá no solo es el propósito de un gobierno, sino también de la ciudadanía y de una sociedad que quiere dejarle un patrimonio natural a las generaciones venideras. La meta actual es dejar por lo menos 100 hectáreas de la reserva protegidas y conservadas.

La secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, aseguró que este es un ejemplo para propietarios que buscan una señal clara de lo que va a pasar con la reserva. “Vamos a trabajar con todos los que están en la reserva a partir de una priorización que hace que el compromiso generacional continúe en las épocas que vienen y con la crisis climática”, dijo

¿Qué es un Acuerdo de Conservación?

La Secretaría de Ambiente explicó que un Acuerdo de Conservación es un pacto voluntario entre dos o más actores que permite establecer y concertar estrategias para la conservación de la biodiversidad en determinado punto de la ciudad.

En este caso, el Gobierno distrital logró establecer el primer Acuerdo de Conservación con un privado ubicado en la reserva Thomas van der Hammen, para concretar acciones que preserven, restauren y permitan hacer un uso sostenible de los recursos naturales en esta zona sin generar ningún tipo de afectación ambiental.

Estos acuerdos pueden ser firmados por la comunidad, entidades públicas, empresas, organizaciones no gubernamentales y otras instituciones de la ciudad.

De acuerdo con la Alcaldía, la relación de estos acuerdos de conservación con la biodiversidad de Bogotá radica directamente en que gracias a estos pactos se puede proteger de manera legal y verídica los espacios verdes y proveedores de vida en la ciudad.

En el caso de la reserva Thomas van der Hammen, es un área de la sabana de la capital que no solo garantiza la conectividad ambiental entre los Cerros Orientales y el río Bogotá, sino que es hábitat de 200 especies vegetales, 11 mamíferos, 23 tipos de mariposas y alrededor de 24 aves acuáticas y terrestres.

Además, es un área en el que confluyen cuerpos de agua, herbazales y zonas de bosque que contribuyen a mitigar los efectos de la crisis climática, limpian el aire de Bogotá y generan bienestar por su bello paisaje natural.

¿Por qué es importante un Acuerdo de Conservación?

Entendiendo que estos acuerdos ofrecen importantes beneficios para la conectividad, preservación de biodiversidad y protección de las áreas ambientales, la Alcaldía de Bogotá compartió un listado de otros beneficios que tiene un trato ambiental como este:

-Favorece la recuperación o preservación de fuentes hídricas, ecosistemas y corredores ecológicos.

-Mantiene o amplía los servicios ecosistémicos.

-Contribuye a la preservación de la biodiversidad.

-Promueve la implementación de prácticas productivas sostenibles.

-Aporta a la generación o recuperación de la conectividad.

-Fortalece la confianza ciudadana.

Juanita Solano una de las propietarias de la Hacienda La Conejera aseguró a Portal Bogotá que las propuestas e inquietudes son escuchadas y tenidas en cuenta por la entidad a la hora de encontrar maneras de conservar estos espacios naturales sin afectar la productividad de los predios.

Por otro lado, la Secretaría de Ambiente ya ha realizado acercamientos con propietarios ubicados en 70 hectáreas más de la reserva van der Hammen, pues el objetivo es lograr más acuerdos que garanticen la conectividad, especialmente de las fuentes de agua que pasan por allí desde los Cerros Orientales hasta el río Bogotá.

Le puede interesar:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS