No se deje engañar: durante la pandemia aumentaron los casos de estafas laborales

Inescrupulosos se están aprovechando de las necesidades de los ciudadanos y están creando ofertas laborales falsas.

infobae-image

A través de cadenas de Whatsapp que están llegando a los habitantes de Medellín, algunas personas están ofreciendo puestos de trabajo en el Metro de Medellín y en la Empresa de Desarrollo Urbano de la ciudad. Cuando los aspirantes se contactan con el encargado, este les pide todos los certificados de estudio para acceder a las vacantes disponibles y luego les asegura que deben hacer unas autenticaciones y cobra por ellas.

Después de consignado el dinero, el encargado desaparece. Razón por la que, Wilder Echavarría, gerente de la EDU, comentó que, “es momento de alertar a la ciudadanía en todo el país para que evite caer en estas convocatorias fraudulentas, en las que personas que se hacen pasar por funcionarios de la EDU exigen, mediante llamadas o correos electrónicos, pagos de dinero por concepto de cursos o certificados para poder participar en el proceso”.

Estafas laborales Medellín

Pero no solo pasa en Medellín, sino en todo el país. El Ministerio de Trabajo se vio en la necesidad de crear un canal de comunicación con los ciudadanos para que no se dejen estafar, pues según la institución, desde que inició la pandemia aumentaron las denuncias de estafas en ofertas laborales.

“Dados los efectos de la pandemia y lo que esto ha significado en la pérdida de los puestos de trabajo en el país, mucha gente inescrupulosa está publicando ofertas de empleo fraudulentas, y haciéndolo a nombre de reconocidas empresas... los valores por exámenes de ingreso, certificados o cualquier solicitud con la intención de realizar un proceso de selección, están en cabeza de las empresas o empleadores y no se deben trasladar a los aspirantes o trabajadores”, comentó el ministerio a través de un comunicado.

Cómo reconocer que una oferta laboral es falsa:

1. Dude cuando le soliciten dinero en efectivo o que consigne a un número de cuenta en el menor tiempo posible. Cobrar por un puesto de trabajo es un delito. Si le solicitan hacer algún pago, por exámenes, certificaciones u otros conceptos, denuncie este tipo de acciones ante la Fiscalía General de la Nación.

2. Tenga claro, que el Ministerio del Trabajo no ofrece empleo. Son las agencias y bolsas de empleo de la Unidad del Servicio Público de Empleo, como entidad adscrita, las únicas autorizadas para hacer intermediación laboral.

3. Si la oferta de trabajo la recibe por internet, cerciórese que la información que le llega es clara y coherente. Revise si la empresa que ofrece el trabajo, es conocida, si las condiciones laborales corresponden a un empleo formal con afiliación a Seguridad Social y pago de prestaciones, entre otras..

Si el perfil del que le hablan está acorde a su formación, o lo que hacen es interrogarlo para que suministre datos personales y de su actividad profesional, precise en qué ciudad ejercerá sus labores, si hay proceso de selección y compruebe que la actividad de la empresa que ofrece la vacante es legítima.

4. Si consulta por internet ofertas de empleo, no se confíe de la primera información, busque más o consulte cuáles son las agencias de empleo autorizadas para hacer este tipo de gestión. Lo puede comprobar en la página web de la Unidad del Servicio Público de Empleo, a través de sus canales de atención al ciudadano.

5. La mala redacción y ortografía, poca claridad en la información, remuneración muy atractiva y poco creíble ante la crisis económica; no requerir mínima experiencia y no acreditar certificaciones o estudios, entre otras permiten identificar en algunas ocasiones, las falsas propuestas de trabajo.

Vea también:


ÚLTIMAS NOTICIAS