Nuevo enfrentamiento entre Duque y Santos por aspersión con glifosato

Mientras el presidente Iván Duque defiende la aspersión con glifosato en zonas con presencia de cultivos ilícitos, Santos espera que “ojalá nunca vuelva”.

infobae-image

El presidente Iván Duque conversó con el director de El Tiempo, Roberto Pombo, sobre la implementación de los Acuerdos de Paz en su gobierno y recalcó nuevamente las diferencias que tiene con su predecesor sobre la erradicación de los cultivos ilícitos con el herbicida. Juan Manuel Santos, por su parte, también habló recientemente con el medio y criticó las posturas del actual gobierno.

¿Funciona la aspersión con glifosato?

Roberto Pombo le preguntó a Presidente sobre el avance de la resiembra en los territorios donde se lleva a cabo la erradicación y el mandatario aseguró que “se dio un error”. Duque dijo que sus argumentos no estaban basados en un retrovisor, pues sabía que las políticas de los gobiernos de Pastrana, Uribe y el primer mandato de Santos estaban funcionando en cuanto a la reducción de los cultivos ilícitos.

“Se decide cambiar la agenda, y entonces se da por terminada la aspersión, que perfectamente se puede conciliar con los lineamientos de prevención ambiental y en salud, pero lo que no se puede es renunciar a las a las herramientas”, aseguró el mandatario ratificando sus menciones de antes al respecto en las que asegura que el aumento de los cultivos en los últimos años se debe a la suspensión de la aspersión con glifosato en 2015, razón por la que pretende retomarla, especialmente, en cinco departamentos: Nariño, Cauca, Valle, Bolívar y Putumayo.

Entre 1999 y 2015 se fumigaron con glifosato 1’800.000 hectáreas de cultivos ilícitos en Colombia.
Entre 1999 y 2015 se fumigaron con glifosato 1’800.000 hectáreas de cultivos ilícitos en Colombia.

A Juan Manuel Santos también se le preguntó por esta posición que ha manifestado el actual Presidente de la República y otros sectores que relacionan el aumento de los cultivos con la “condescendencia” del exmandatario con la guerrilla.

“Tan absurdo como falso. Nadie niega que se incrementaron los cultivos, por varios factores: la devaluación, baja del precio del oro, expectativa de beneficios por el proceso de paz, la decisión del entonces ministro de sacar a los soldados de la erradicación, la suspensión de la fumigación. Todo es cierto, mea culpa, pero también es cierto que se incrementó en ese periodo la incautación como nunca antes”, señaló Santos, y fue enfático en recordar que lo que no mencionan sus opositores es que el resultado final neto dio como resultado la disminución de la coca frente a los ocho años anteriores.

El presidente Duque también se refirió al más reciente informe de la Comisión Política de Drogas de Estados Unidos que aseguró que la aspersión con glifosato no ha sido tan efectiva para combatir el narcotráfico.

Le puede interesar: Aspersión con glifosato no ha sido tan efectiva, según Comisión Política de Drogas de Estados Unidos

La erradicación es uno de los principales objetivos conjuntos entre los gobiernos de Estados Unidos y Colombia, especialmente para la política antinarcóticos del país norteamericano. Sin embargo, aunque reconocen que con la aspersión se han logrado disminuir las hectáreas de los cultivos ilícitos en el país; más de 1.15 millones de las cultivadas entre 2000 y 2015, no han evitado el envío de coca a los EE. UU., señala el informe de la Comisión.

Duque señaló al medio que leyó el informe y que “ahí se dice, por ejemplo, que el Plan Colombia fue un fracaso en la política antinarcóticos, pero fue un éxito en la política de insurgente. Me parece que esas dos cosas no se pueden separar, aquí teníamos narcoterrorismo, y lo cierto es que el Plan Colombia, con 188.000 hectáreas en el año 2000, llegó a menos de 60.000 para el año 2014, con una reducción de homicidios, de secuestros, el país recuperando la legalidad en muchas partes”, el mandatario agregó que la afirmación de la Comisión de Drogas de EE. UU. es “bastante controvertible”.

Ante esto, el expresidente Juan Manuel Santos ya se había pronunciado en la entrevista más reciente del político con El Tiempo. “Nunca se asperjó tanto como durante mi ministerio y no funcionó. Además, es costosísimo, malo para el medioambiente y malo para la salud pública”, señaló el nobel de paz. Y ante las críticas del exmandatario, el presidente Iván Duque le dedicó un tango de Gardel.

Santos agregó que la “única estrategia eficaz” de erradicación, es la que viene incluida en el proceso de paz, la erradicación voluntaria, “pero le cancelaron el contrato a la ONU y este programa que, repito, es el único eficaz, se dejó morir” y recomendó que “ojalá no llegue (la aspersión) porque no sirve. Que dejen de hacer el ridículo achacándole todos los males habidos y por haber al supuesto mar de coca que heredaron hace tres años. Buen gobierno es también asumir responsabilidades”.

Balance a cuatro años de los Acuerdos de Paz

El presidente Iván Duque también hizo un balance sobre otros aspectos de la implementación de los Acuerdos y empezó aclarando que la implementación del proceso de paz que realizó el gobierno de Juan Manuel santos con la extinta guerrilla de las Farc está destinada para realizarse durante 15 años, es decir, comprende cuatro mandatos diferentes.

El Presidente de la República aplaudió que son muchos los hombre y mujeres que han dejado las armas para reincorporarse a la sociedad. “El gobierno anterior empezó ese proceso, yo ya he visitado varias ETCR y he hablado con muchos de ellos, y mi motivación es que ese proceso termine exitosamente, según el mandatario “lo más importante” es que el proceso de reincorporación salga bien, pues de eso depende que todo lo demás funcione.

Sin embargo, cuando al expresidente Santos le preguntaron por su opinión sobre la implementación de los acuerdos en el Gobierno Duque dijo: “Le respondo lo más amable posible: puede y debe hacer mucho más. Las palabras bonitas deben convertirse en acciones concretas y con la financiación adecuada. El actual gobierno insiste en que lo ha hecho”.

Según la Agencia para la Reincorporación y Normalización, ARN, hasta el 31 de agosto de 2020, “13.098 excombatientes de las Farc están acreditados en el proceso de reincorporación”. Así mismo, hasta el 11 de septiembre de 2020, “37 proyectos productivos (colectivos e individuales) fueron aprobados, los cuales vinculan a 600 personas en reincorporación por un valor total de $6.266.913.349”.

“El año entrante estaremos entregándole a un número muy importante su vivienda, su título, vinculado a actividades productivas, y yo creo que ese proceso, mi meta, es dejarlo lo más avanzado posible, para que las próximas dos administraciones que tienen que continuarlo, logren que todas esas personas tengan, en su corazón, pero sobre todo en el testimonio de los colombianos, la idea de que lo hicieron bien”, aseguró Duque al medio.

Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación para excombatientes de las Farc.
Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación para excombatientes de las Farc.

Le puede interesar: Proyectos productivos de los excombatientes de las Farc, el panorama a cuatro años de la firma del acuerdo

Por otro lado, el mandatario de los colombianos mencionó que aún quedan retos por enfrentar para que se pueda hablar de paz con legalidad en el país. Uno de los retos que mencionó el Presidente fue el narcotráfico, “esto no es un tema de endilgar culpas, pero nosotros sí tenemos que reflexionar como país que, entre el año 2000 y el año 2014, cumpliendo con una agenda también de Plan Colombia, más la agenda nuestra, logramos pasar de 180.000 hectáreas a menos de 60.000”.

Según Duque, es urgente atender el tema de los cultivos ilícitos, pues estos son los que, según el, están nutriendo a las disidencias “que son las que están matando líderes sociales, las que están atentando contra los mismos excombatientes, y yo creo que ahí nos toca a todos asumir que ese es un enemigo común de todos los colombianos, y que tenemos que enfrentarlo”.

Por su parte, el expresidente Santos aseguró que, “hay problemas, por supuesto, algunos muy serios como los asesinatos de los líderes sociales y desmovilizados de las Farc, hay también retrasos, falta muchísimo por implementar, pero el balance es positivo”.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Vacuna contra el COVID-19 en Colombia: Sobre la gratuidad y la responsabilidad de las farmacéuticas

Los posibles errores que llevaron a la Contraloría a poner la lupa en Hidroituango