Álvaro Uribe reconoce “deterioro” de su imagen positiva

Tras los resultados de la encuesta de Cifras y Conceptos, el expresidente lamentó la caída en su reputación.

En la imagen, el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez. EFE/Giorgio Viera/Archivo
En la imagen, el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez. EFE/Giorgio Viera/Archivo

El pasado 12 de noviembre, la firma Cifras y Conceptos dio a conocer su panel de opinión, que evalúa lo que piensan algunos líderes de opinión del país frente a temas políticos y a quiénes consultan para informarse. En los resultados, se destacó que la imagen positiva del expresidente y exsenador líder del uribismo cayó.

Aunque Álvaro Uribe ya no es senador, sigue apareciendo en la encuesta, en la cual presentó una dura caída en comparación al año pasado. Mientras que en 2019 estuvo en el tercer lugar, ahora cayó hasta el séptimo.

El exsenador fue superado este año por Iván Cepeda (10%), Angélica Lozano (9%), Gustavo Petro (8%) y Roy Barreras (7%), este último empatado con el liberal Luis Fernando Velasco.

De la misma forma, en el panel de opinión de Cifras y Conceptos, que consultó a 2.004 líderes del país, entre los que están congresistas, concejales, periodistas y grandes empresarios, quienes, según los resultados, ya no ven a Álvaro Uribe como uno de los políticos más influyentes del país. Aunque el exsenador se encuentra en el top 5 de los tuiteros más leídos en Colombia.

El top cinco de tuiteros lo encabeza Daniel Samper Ospina, con el 9 por ciento. Lo siguen Daniel Coronell, Gustavo Petro, Félix de Bedout y Álvaro Uribe Vélez con una cifra del 7 por ciento cada uno. Detrás va Vicky Dávila, con el 4, y la Pulla, con el 3.

La encuestadora Invamer también señaló, el 29 de octubre, que el expresidente Álvaro Uribe tuvo un deterioro en su aprobación, con un 61% de imagen negativa, cuando, en el mes de agosto, estaba en 53%. El exsenador no llegaba a esta cifra desde agosto de 2019. El decrecimiento de su popularidad se viene dando desde junio de 2018, cuando marcó 52%.

Ante estas cifras, que no favorecen la reputación del líder del uribismo, Álvaro Uribe reconoció, con tristeza, que su imagen positiva ha sufrido un deterioro. Sin embargo, aseguró que eso no lo aparta de “pensar en el presente y en el futuro de Colombia, en el riesgo de la extrema izquierda o de las mentalidades permisivas”.

En el 2020, Álvaro Uribe Vélez fue juzgado por la Corte, estuvo bajo detención domiciliaria y, recientemente, aunque recobró su libertad, un juez penal del circuito de Bogotá decidió en segunda instancia que el exmandatario seguirá formalmente vinculado al proceso en su contra por los delitos de fraude procesal y soborno en actuación penal que, presuntamente, habría cometido el político colombiano.

Uribe también renunció al senado el pasado 18 de agosto y perdió su fuero parlamentario, por lo que el caso en su contra pasó de ser competencia de la Corte Suprema a la Fiscalía General de la Nación.

Ante este deterioro de su imagen el expresidente recibió un mensaje de apoyo de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quien aseguró que esta caída de su reputación se debía a un tema de “ingratitud”. La política lo comparó con Jesucristo diciendo que él también “recogió odio, pese a que hizo tanto bien a la humanidad”.

En trino de la Vicepresidenta colombiana ha generado polémica, en varios de los comentarios la critican por referirse a Jesucristo y compararlo con el exmandatario, algunos aseguran que “ha desbloqueado un nuevo nivel de lambonería”. Hay usuarios de la red social que coinciden en su mensaje de apoyo con Álvaro Uribe, pero también consideran que asemejarlo con Jesús está fuera de lugar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR