Anuncian control político por audios revelados del caso Jesús Santrich

Los senadores Gustavo Petro, Roy Barreras, Iván Cepeda, Antonio Sanguino y Guillermo García llamaron a control político al comisionado para la Paz y al ministro de Justicia, para que respondan por las actuaciones de la Fiscalía en el caso de Jesús Santrich.

29/04/2019 Senado de Colombia.
SUDAMÉRICA COLOMBIA POLÍTICA
TWITTER
29/04/2019 Senado de Colombia. SUDAMÉRICA COLOMBIA POLÍTICA TWITTER

La Fiscalía General en colaboración con la autoridades de Estados Unidos desarrollaron un operativo para capturar a Jesús ‘Santrich’, señalado de haber participado en actividades de narcotráfico con el Cartel de Sinaloa. Los audios del expediente contra el exjefe guerrillero que reveló El Espectador muestran el papel fundamental de la Fiscalía General y llamaron la atención de varios senadores de la oposición.

Precisamente, este martes varios legisladores radicaron una citación a control político al alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, y al ministro de Justicia, Wilson Ruiz para que respondan sobre el papel de la Fiscalía en ese proceso.

Lea: Revolcón en Revista Semana: Ricardo Calderón y Alejandro Santos renuncian, Vicky Dávila es la nueva directora

La proposición presentada por los senadores Gustavo Petro, Roy Barreras, Iván Cepeda, Antonio Sanguino y Guillermo García Realpe también incluyen la invitación al fiscal Francisco Barbosa, al procurador Fernando Carrillo y al presidente de la JEP Eduardo Cifuentes. Varias de las preguntas hechas a los citados son directas a la actuación de la Fiscalía en ese entonces al mando de Néstor Humberto Martínez.

El Espectador asegura que entre las preguntas incluidas en el cuestionario de la citación se incluyeron aquellas relacionadas con las razones de la entrega de los cinco kilogramos de cocaína por parte del ente acusador, el fiscal que autorizó este procedimiento y si las autoridades colombianas tenían conocimiento de las actuaciones que estaban llevando a cabo agentes encubiertos de la DEA con Jesús Santrich.

Asimismo, a los citados se les preguntó si desde la Fiscalía se “está realizando montajes para acabar el proceso de paz”. En un sentir parecido se cuestionó si Santrich y Márquez, líderes de la disidencia Segunda Marquetalia, fueron “inducidos a un entrampamiento” cuyo único fin era acabar el acuerdo de paz.

El expediente de ‘Santrich’, inactivo en la Corte Suprema de Justicia, guarda más de 24 mil audios, hasta hoy desconocidos, revelados por El Espectador, los cuales fueron obtenidos por medio de interceptaciones telefónicas realizadas a Marlon Marín desde el 25 de enero de 2017, con el fin de verificar, en ese momento, si hacía parte de una red de corrupción en el sector salud. Pero, las conversaciones revelaron negocios que involucran personas de la vida pública nacional.

Una de las conversaciones revela las intensiones de un empresario de acento bogotano de abrir una discoteca o un restaurante en Cuba. Marín le aseguró que podía lograr acercarlo “al número uno del gobierno de la isla”, señala El Espectador. Las concesiones, según Marín, eran otorgadas hasta por 40 años. Solo restaba viajar y acordar con el gobierno cubano.

Former commander of Colombia's Marxist Revolutionary Alternative Force of the Common (FARC) Jesus Santrich gets on an elevator at the congress in Bogota, Colombia June 12, 2019. REUTERS/Andres Torres Galeano NO RESALES. NO ARCHIVES.
Former commander of Colombia's Marxist Revolutionary Alternative Force of the Common (FARC) Jesus Santrich gets on an elevator at the congress in Bogota, Colombia June 12, 2019. REUTERS/Andres Torres Galeano NO RESALES. NO ARCHIVES.

También se reveló que, el 25 de febrero de 2017, Marín había entablado relaciones con un hombre de acento centroamericano que aseguraba ser la llave para lavar dinero a través de banqueros suizos. El objetivo era que los socios de Marín invirtieran dinero en efectivo en Turquía que sería recibido por el partido de oposición para perjudicar al entonces presidente Recep Tayyip y su bancada.

Lea: José Félix Lafaurie arremetió contra “la mamertería” por el ‘Día sin carne’

Las operaciones sobre lavado de activos relacionan también a Vincent Schifano, neoyorquino detenido hoy en Estados Unidos por este delito. Las investigaciones en contra Shifano iniciaron el 2007, cuando según un agente de la DEA, él mismo aseguró haber lavado 120 millones de dólares en Colombia para las Farc, por medio de proyectos autorizados por el Gobierno, pero no aseguró a quiénes se refería. Incluso dijo que era capaz de lavar hasta 300 millones de dólares para ganar el contrato de la construcción de un oleoducto. Reforzó la idea de su poderío, cuando le aseguró al agente infiltrado de la DEA, aparente ‘capo mexicano’, que llevaba 20 años lavando dinero para las italiana y rusa. Su captura se hizo efectiva el 13 de febrero de 2018, cuando Shifano se reunió con agentes infiltrados y recibió un carro nuevo con $5 millones de dólares falsos. Días después fue acusado de intento de lavado de $15.000 millones de dólares de ‘Santrich’.

Por su parte, el exfiscal Néstor Humberto Martínez aseguró a través de un video que “la JEP falló en su deber de colaboración con la justicia en el caso Santrich”. Según el comunicado del exjefe de la Fiscalía General, la Constitución dispone que la JEP debe pronunciarse exclusivamente sobre la fecha del delito fuente de una solicitud de extradición, como garantía a los desmovilizados de que no se dará curso a este trámite de cooperación judicial internacional si el ilícito ocurrió con anterioridad a la firma del acuerdo de paz.