Esta es la historia de la mujer que salió expulsada de un carro en movimiento

La joven de 22 años murió a las afueras de Bogotá en un accidente. Ocurrió después de que su pareja la recogiera el viernes pasado, en horas de la noche. Familiares de la víctima manifestaron sus dudas sobre los hechos.

Ana María Medina, joven de 22 años víctima de un accidente en Chía. (Foto: archivo particular)
Ana María Medina, joven de 22 años víctima de un accidente en Chía. (Foto: archivo particular)

Ana María Medina, de 22 años, fue víctima de un accidente aún sin esclarecer ocurrido en el municipio de Chía, Cundinamarca. Una salida con su novio, Sebastián Rodríguez, sería la última noticia que se tendría de Medina, quien murió al salir expulsada de un automóvil en movimiento en un evento que todavía es motivo de investigación por parte de las autoridades.

La joven salió a las 7:30 en punto de la casa de su madre, ubicada en la carrera 30 con calle 72, para ser recogida por su novio. Ese mismo día, a las 11:30 de la noche, el joven llamó a la madre de Ana María para informarle que su hija había muerto. Según la versión de su novio, la joven se habría botado del carro que él iba conduciendo.

Medina vivía con su madre, Adriana Moreno Achury, desde marzo de este año, por una enfermedad que padecía la señora Moreno y que obligó a la joven mudarse de la casa que compartía con su novio para cuidar de ella. Según afirmó la madre a El Tiempo, apreciaba el gesto de su hija, pero sabía que su novio no estaba de acuerdo con la acomodación. “Ella toda linda me estaba acompañando pero yo siempre la veía muy nerviosa porque su pareja la llamaba con regularidad”. Agregó que Rodríguez mostró su desaprobación intentando convencer a Medina de que su madre estaba en buenas condiciones.

De acuerdo con la versión de la madre, Rodríguez y Medina se conocieron en una fiesta en Zipaquirá, por un amigo en común. Moreno asegura que no sabía muchas cosas del hombre y que en algún momento mintió acerca de su lugar de trabajo, que él aseguraba que era una famosa empresa de lácteos, pero posteriormente la madre confirmó que no era cierto. Lo único que sabe del joven es que no dejaba ni por un segundo a su hija.

Moreno aseguró que su hija había tenido episodios violentos con Rodríguez, quien conducía el vehículo y quien sería la última persona en verla viva. En el celular de la fallecida, su madre encontró evidencia de maltrato perpetrado por su pareja. “Hasta le secuestraba una gatica que ella tenía, para no dejarla salir de la casa. De eso me enteré este sábado. Todo eso ya se lo entregamos a la Fiscalía General de la Nación”, reveló a El Tiempo.

Esta es la razón por la que Moreno descarta la hipótesis de suicidio. Según su testimonio, Ana María había conseguido trabajo en un call center sobre la avenida El Dorado, después de quedarse sin empleo por el Coronavirus. Por esto, según contó la madre a El Tiempo, la joven de 22 años se encontraba muy feliz. “Llegó contenta y hasta me mostró la tarjeta de Davivienda. Estaba ilusionada”.

Según el diario, el personal de criminalística confirmó que el cuerpo de Ana María tenía arañazos y golpes, los cuales se investigan para constatar si fueron previos al accidente.

Sebastián Rodríguez, la última persona que vio a Ana María con vida, se encuentra en libertad. Según cuenta la madre de la joven, se decidió que había sido un accidente de tránsito y que solo le habían quitado el pase por estar borracho.

La madre, quien habló con Caracol Noticias, pide justicia por el accidente de su hija y solicita a las autoridades esclarecer los hechos. Por su parte, el coronel César Castro, comandante de la Policía en Cundinamarca, dijo que se puso a Rodríguez a disposición de la Fiscalía para responder por el delito de homicidio culposo en accidente de tránsito.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos