El caso de corrupción de la empresa brasileña ha cimbrado a toda América Latina (Foto: Archivo)
El caso de corrupción de la empresa brasileña ha cimbrado a toda América Latina (Foto: Archivo)

Un tribunal de arbitramento para el caso de la Ruta del Sol 2, multimillonario contrato de infraestructura que la corrupta firma Odebrecht ejecutó en Colombia gracias a los sobornos que pagó a funcionarios del gobierno y políticos, salvó al Estado de tener que pagar una deuda de 376 millones de dólares que tiene la multinacional brasileña con sus "acreedores de buena fe" y determinó que solo deberá pagar 61 millones de dólares.

La decisión del tribunal estuvo motivada por el escándalo de corrupción que hay detrás de la adjudicación y ejecución de la Ruta del Sol 2, una mega obra de ingeniería vial pensada para conectar el interior del país con la Costa Caribe, al norte. Este proyecto estaba a cargo de la Concesionaria Ruta del Sol, compuesta en su mayoría por Odebrecht, siendo los otros socios Episol -empresa de Corficolombiana, que a su vez hace parte del grupo empresarial de Luis Carlos Sarmiento Angulo- y CSS Constructores.

Lo que determinó el arbitramento es que el contrato de la vía se obtuvo por maniobras de "abuso y desviación de poder", refiriéndose a los sobornos que los brasileños repartieron en Colombia para hacerse con la obra, como el pago de USD 6,5 millones al entonces viceministro de Transporte de Álvaro Uribe Vélez, Gabriel García Morales, para que garantizara que el negocio no fuera para más nadie.

"No (se) puede aceptar una fórmula que, en la práctica, se traduzca en cohonestar que la ANI pague por la corrupción de Odebrecht y los sobrecostos de la Concesionaria y de Consol", afirma el tribunal en su decisión, donde resaltó que, debido a la falta de controles, al concesionario se "les permitió destinar recursos para objetivos distintos a los de la satisfacción del interés público".

"El tribunal tiene pruebas suficientes para sostener que los recursos de la Concesionaria atendieron a los más variados fines y no únicamente los que comporta la satisfacción del interés público", insiste.

En plata blanca los árbitros consideraron que, por la corrupción conocida en la adjudicación de la obra, además de las irregularidades en las cuentas de la empresa, era imposible que el Estado asumiera toda la deuda, por lo que tasó el pago de 211.273 millones de pesos (USD 61 millones) para cubrir las deudas de la empresa.

La semana pasada se había despertado la indignación del país sobre este caso, después de que la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, afirmara que el gobierno asumiría la deuda de Odebrecht con los bancos y que estaba dispuesto a pagar 1,2 millones de pesos (USD 376 millones).

Conocida la decisión del arbitraje y el monto mucho menos, voces de la oposición como el senador del Polo Democrático Jorge Enrique Roble o el ex candidato presidencial Gustavo Petro, han pedido la renuncia de la ministra.

El cambio en el monto a pagar resulta muy provechoso para las arcas del Estado colombiano ya que la gran mayoría de los 61 millones de dólares ya están cubiertos en la fiducia del contrato, dejando tan solo un saldo de 24 mil millones de pesos (6,9 millones de dólares).

La segunda parte de la Ruta del Sol tiene un avance del 50% en sus obras, las cuales estarán totalmente terminadas, según proyecciones, en unos seis años. Pero requieren de una nueva inversión superior a los 4 billones de pesos (USD 1.253 millones), que deben ser contratados con un nuevo proceso de licitación.