Jessica Carolina Valbuena Zuñiga es acusada de tentativa de homicidio agravado, violencia intrafamiliar agravada y lesiones personales.
Jessica Carolina Valbuena Zuñiga es acusada de tentativa de homicidio agravado, violencia intrafamiliar agravada y lesiones personales.

Esta semana fue capturada en Barranquilla Jessica Carolina Valbuena Zuñiga, acusada de rociar un líquido inflamable a su pareja sentimental, identificado como Jairo González, de 65 años de edad, y luego de prenderle fuego. La ira de la mujer haría sido desencadenada por un acto de infidelidad del hombre.

El pasado 20 de mayo  Valbuena y González sostenían una discusión en su residencia, ubicada en el barrio Villa Campestre del municipio de Puerto Colombia, un pueblo caribeño a escasos minutos de viaje desde Barranquilla. Al parecer, la mujer le reclamaba a su pareja por haberla engañado.

En medio de la pelea la mujer tomó un martillo y golpeó al hombre. Pero no siendo suficiente, lo roció con un líquido inflamable, al parecer Menticol (una loción mentolada), y posteriormente tomó un fósforo y le prendió fuego; según reportó el coronel Yecid Peña, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

El hombre fue auxiliado por su hijo, identificado como Diego, quien presenció el hecho y lo trasladó de inmediato a un hospital del norte de Barranquilla, donde aún se recupera de las heridas. La víctima terminó con quemaduras de tercer grado en el 30% de su cuerpo.

Jairo González terminó con quemaduras en el 30% de su cuerpo.
Jairo González terminó con quemaduras en el 30% de su cuerpo.

El hecho no se conoció sino días después de sucedido, cuando la familia de González decidió interponer una denuncia ante la Fiscalía contra Jessica Valbuena. Según la declaración de Diego, al momento de la discusión la mujer le pidió que no se fuera de la casa para que viera lo que le haría a su padre.

"La señora, supuestamente delante del hijo de la víctima, lanza una amenaza manifestándole que no se fuera porque él se tenía que dar cuenta de lo que le iba a hacer a su papá. Es allí cuando minutos después se comete la acción", explicó a medios locales el coronel Peña.

Jessica Valbuena fue capturada y presentada ante un juez de control de garantías por los delitos de tentativa de homicidio agravado, violencia intrafamiliar agravada y lesiones personales. La mujer no aceptó los cargos y las autoridades investigan los hechos, porque su familia tiene otra versión de lo sucedido.

Jenireth Valbuena, hermana de la capturada, contó al diario local El Heraldo que la arrestada acababa de sufrir una pérdida -que no especificó- y descubrió que su pareja sentimental por los últimos 16 años la engañaba nuevamente, pues al parecer los actos de infidelidad eran recurrentes.

"Mi hermana le dijo que quería que él pasara con ella porque ese día mi mamá habría cumplido 60 años, ella va a tener dos años de muerta el 1 de junio, entonces ella se sentía triste. (…) Entonces descubrió que andaba con dos mujeres. (…) Ella se vino en un carro para mi casa y acá mi esposo y yo la tranquilizamos. Luego se regresó y lo encontró (a Jairo) con uno de los hijos", dijo Jenireth al medio.

Según la versión de Jenireth, Valbuena le pidió a Diego que se llevara a su papá porque ella estaba muy molesta, pero este no quiso acceder por no meterse en líos de "marido y mujer". Entonces, la pareja subió a su habitación en un segundo piso. Supuestamente la mujer le roció Menticol a Jairo porque este sufre de la presión y eso lo aliviaba.

"Mi hermana al verlo así pensó que ya la pelea había acabado, pero él seguía forcejeando, entonces ella dijo que ya se iba a acabar la vaina y sacó un fósforo para prenderle la ropa. Ella me dijo que tiró un fósforo hacia el closet, pero él se metió como para evitar que se quemara la ropa, y cómo estaba lleno de Menticol se prendió", contó Jenireth a El Heraldo.

La hermana de la acusada explicó que Valbuena tiene fósforos en la habitación para prender velas aromáticas cuando practica yoga. Cuando Jairo se incendió, la mujer pidió ayuda y fue cuando subió Diego y una prima de ella que es enfermera. Entre todos lograron apagar el fuego.

"No creo que ella lo hubiera quemado con intención porque si hubiera sido así ella no le hubiera apagado las llamas", manifestó Jenireth a El Heraldo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: