Rodrigo Londoño, alias Timochenko, líder del partido FARC.
Rodrigo Londoño, alias Timochenko, líder del partido FARC.

Ante las denuncias de delitos sexuales de la corporación Rosa Blanca, el máximo líder del partido FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, admitió que en la extinta guerrilla sí se presentaron casos de abuso a menores de edad pero que no fueron sistemáticos, y que se castigaron en consejos de guerra.

Durante una audiencia pública en el Congreso de víctimas del conflicto armado, la corporación Rosa Blanca, formada por excombatientes víctimas de abuso sexual y reclutamiento infantil, entregaron un documento sobre la responsabilidad de 25 excomandantes de las FARC en delitos sexuales.

Según la corporación, la lista se basa en testimonios de más de 1.200 víctimas y de denuncias interpuestas en la Fiscalía, y mencionan entre otros a Londoño, a los senadores Pablo Catatumbo, Victoria Sandino, Carlos Antonio Lozada, y a los dirigentes Pastor Alape, alias 'Romaña', 'El Paisa', y al comandante abatido Raúl Reyes.

Alias ‘El Paisa’, de quien no se conoce su paradero, es uno de los excomandantes que aparece en la lista.
Alias ‘El Paisa’, de quien no se conoce su paradero, es uno de los excomandantes que aparece en la lista.

"Aquí están los 25 mayores reclutadores, violadores y abortistas de las Farc,entre ellos hay quienes violaban a niños y muchachos reclutados por las Farc siendo niños", manifestó Lorena Murcia, presidenta de la corporación.

Ante las acusaciones, en conversación con Blu Radio, Timochenko aseguró: "Sí, en nuestra colectividad se dieron casos de violación, y esos casos se trataban con el reglamento en la mano. De los casos que yo conocí, en ese sentido, todos fueron condenados a fusilamiento, palabra que suena muy dura pero así era que nosotros actuábamos".

Además, negó que los abusos sexuales fueran una "política sistemática", y que varios casos se presentaron en relaciones "consentidas" entre menores de edad y guerrilleros. Por su parte, sobre las denuncias de Rosa Blanca afirmó que solo buscan "satanizar" a los exguerrilleros para dar un "golpe al corazón del proceso de paz".

"Indigna ese tipo de calumnias, explotar esa sensibilidad que generan unos hechos para tratar de ponernos a la gente contra nosotros y descalificar lo que hemos hecho", dijo Londoño en Blu Radio, y advirtió que afrontará las "lo que tenga que afrontar", en el marco de lo acordado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: