El pasado viernes fue derribado el edificio Mónaco, la última residencia de Pablo Escobar y su familia, y símbolo del narcotráfico. Minutos antes de la implosión, testigo grabaron la aparición de un supuesto fantasma que, dicen en redes sociales, se podría tratar del cabecilla del Cártel de Medellín.

Con 375 kilos de explosivos cayó la estructura blanca de ocho pisos en 3,2 segundos, para convertirse en un parque memorial para recordar a las más de 46 mil víctimas que dejó la sanguinaria guerra que provocó Escobar en todo el país. Ello, en un gran acto que contó con la participación de autoridades locales, personalidades y hasta del presidente Iván Duque.

En 3,2 segundos cayó el inmueble luego de la detonación de 375 kilos de explosivos
En 3,2 segundos cayó el inmueble luego de la detonación de 375 kilos de explosivos

El país estuvo expectante ante la implosión, y aunque las viviendas a 100 metros a la redonda fueron evacuadas por precaución, algunos habitantes de Medellín, donde estaba ubicado el edificio, lograron grabar desde sus casas el momento en el que se venía abajo.

Después de ello, empezaron a circular varios videos en los que se veía una silueta blanca de un hombre correr por los pasillos del inmueble segundos antes de que este se viniera abajo. Esta no es la primera vez que ciudadanos dijeron ver un fantasma al interior del edificio.

Pablo Escobar junto a sus hijos Manuela y Juan Pablo, y a su esposa Victoria Henao (Victoria Eugenia Henao – Editorial Planeta)
Pablo Escobar junto a sus hijos Manuela y Juan Pablo, y a su esposa Victoria Henao (Victoria Eugenia Henao – Editorial Planeta)

En marzo de 2018 salieron otros videos y fotografías con una imagen parecida de un hombre al interior del edificio abandonado, por el que muchos advirtieron que podría tratarse del capo Pablo Escobar, quien construyó la edificación a finales de la década de los 80 para vivir junto con su esposa María Victoria Henao y sus dos hijos, Juan Pablo y Manuela.

Ello, luego de que el mafioso comprara dos mansiones en el barrio Santa María de los Ángeles, en el exclusivo sector de El Poblado. El edificio contaba, entre otras cosas, con columnas reforzadas, puertas de seguridad, jacuzzi por cada habitación, salas de billar, una colección de autos antiguos y de obras de arte, y hasta túneles dispuestos para un posible escape.

El edificio resistió al impacto del carro bomba puesto por el Cártel de Cali
El edificio resistió al impacto del carro bomba puesto por el Cártel de Cali

Y fue el escenario donde inició la guerra de los cárteles, luego de que el 13 de enero de 1988, un carro bomba con 80 kilos de explosivos detonara en al frente del edificio, por orden del Cártel de Cali, en un atentado contra Pablo Escobar que dejó 3 muertos y 10 heridos. La familia del capo sobrevivió, pero el hecho fue el desencadenante de una ola de violencia histórica en Colombia, que terminó con la muerte del líder del Cártel de Medellín en diciembre de 1993.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: