José Calazan Sarmiento salió hace 9 años de su casa para trabajar en Venezuela y nunca más se supo de él.
José Calazan Sarmiento salió hace 9 años de su casa para trabajar en Venezuela y nunca más se supo de él.

En 2009, José Calazan Sarmiento dejó el corregimiento de Aguada de Pablo, en Sabanalarga para buscar un mejor futuro para su familia en Venezuela, pero nunca regresó. Solo nueve años después un reporte periodístico de un medio televisivo nacional reveló su verdadero paradero.

Desde que salió de su casa, los seres queridos de Calazan Sarmiento nunca supieron más nada de él. Nunca llegó a su lugar de destino a la casa de un familiar. Tampoco llamó. Después de varios años de intensa búsqueda sin la más mínima pista de su paradero, las autoridades sugirieron que había muerto.

Yo dije: ‘no joda, ese es mi papá, ese es mi papá, el que hacía muerto’

En el municipio del Atlántico donde aun vivía su familia, le hicieron un entierro simbólico porque no había cuerpo que velar. Pero el pasado 13 de julio, un informativo de Caracol Noticias sobre la situación crítica de los presos colombianos en cárceles venezolanas les dio una sorpresa.

Calazan Sarmiento estaba siendo entrevistado por el periodista del medio nacional. No lo podían creer. "Yo dije: 'no joda, ese es mi papá, ese es mi papá, el que hacía muerto'", contó Háner Sarmiento.

Así supieron que el pescador no estaba muerto, sino preso. Es uno de los 50 colombianos que espera ser liberado por la dictadura de Nicolás Madura, según Caracol Noticias.

Su familia ya prepara su bienvenida con sancocho de pescado, su platillo favorito; y lo esperan los cimientos de una casa que estaba construyendo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: