Jhon Jairo Vásquez, alias Popeye, jefe de sicarios del extinto narco Pablo Escobar.
Jhon Jairo Vásquez, alias Popeye, jefe de sicarios del extinto narco Pablo Escobar.

Jhon Jairo Vásquez Velásquez, alias Popeye, uno de los sicarios del capo Pablo Escobar, inició este martes una huelga de hambre indefinida con los otros 1.440 internos de la cárcel de máxima seguridad de Velledupar, La Tramacúa. La protesta tiene como fin unas exigencias para mejorar presuntas violaciones a sus derechos humanos.

Junto a Popeye están otros de sus compañeros del pabellón de tratamiento especial de alta peligrosidad, como Rafael Uribe Noguera, quien secuestró, violó, torturó y asesinó a una niña de 9 años; Luis Alfredo Garavito, uno de los violadores y asesinos seriales de niños más grande de la humanidad; y Lebith Rúa, alias La Bestia del Matadero, también violador y asesino serial.

En un comunicado que conoció El Heraldo, los presos afirman estar sometidos a tratos crueles e inhumanos por parte de los guardias del Inpec. Por lo que hacen una serie de exigencias para mejorar sus condiciones en el penitenciario.

Otros de los reclusos compañeros de Popeye: Luis Fernando Garavito, Rafael Uribe Noguera y el  “Monstruo de la soga”, Lebith Rúa.
Otros de los reclusos compañeros de Popeye: Luis Fernando Garavito, Rafael Uribe Noguera y el  “Monstruo de la soga”, Lebith Rúa.

Entre las peticiones está tener ventiladores con corriente eléctrica en cada celda por las altas temperaturas de la ciudad donde se ubica la prisión. Asimismo, que los dejen usar internet y telefonía móvil; según ellos, una sentencia de la Corte Constitucional de 2017 les otorgó ese permiso.

También piden no usar uniforme el día de las visitas, que estas sean semanales, no ser encadenados y tener una siesta de una hora después del almuerzo. Con este listado de exigencias un interno, Danilo Herrera Banques, se comunicó con Blu Radio para aclarar que la protesta es pacífica y que no habrá desórdenes.

Cárcel de máxima seguridad de Valledupar, La Tramacúa.
Cárcel de máxima seguridad de Valledupar, La Tramacúa.

El delegado para asuntos penitenciarios de la Personería Municipal de Valledupar, Ciro Pérez, aseguró a El Heraldo que las peticiones son inviables porque "cada establecimiento penitenciario tiene la facultad para hacer su propio manual y darle aplicación".

Pese a las peticiones, Popeye se sigue comunicando por internet con sus seguidores en redes sociales. El último trino fue por la victoria en las presidenciales de Iván Duque. Ahora, escribió una carta de su puño y letra y la publicó en Twitter.

En la misiva dice que no le preocupan las acusaciones por las que entró nuevamente en la cárcel, "lo complicado es llegar por homicidio", expresa. Jhon Jairo Velásquez tiene varios procesos en contra por presunta relación con narcotraficantes, una casa de cobros al servicio de las organizaciones criminales en Medellín y amenazas contra el ex candidato presidencial Gustavo Petro.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: