El planeta está en riesgo por muchos factores que acechan a un millón de especies (Foto: Colin Boyle)
El planeta está en riesgo por muchos factores que acechan a un millón de especies (Foto: Colin Boyle)

El Planeta está en peligro y no debido a una amenaza externa: la presión de las actividades humanas nos pone frente a la posibilidad de una sexta extinción masiva. Hace unas horas se filtraron los borradores de un documento que trabajan expertos de la ONU en biodiversidad y se conocerán el mes próximo: hay un millón de especies naturales en riesgo.

Las principales causas obedecen a la sobreexplotación de los recursos por parte del hombre: sobrepesca, mal uso del suelo y generación de gases de efecto invernadero. Como si se tratara de una tormenta perfecta, a estos problemas se suma el cambio climático.

Ayer se conoció un estudio científico en la Antártida acerca de los problemas del pingüino Emperador para reproducirse y se pudo ver cómo una cantidad de crías murieron a causa del derretimiento de los hielos. Aunque no pueda relacionarse esta situación directamente con el cambio climático, los expertos encienden las alarmas porque esta especie, tan dependiente de los hielos, puede empeorar aún más su situación.

El estudio científico del British Antartic Survey explica que este continente sufre una fuerte crisis relacionada con la reproducción del pingüino. "El hecho de no criar pichones durante tres años consecutivos está asociado con cambios en las condiciones locales de los hielos marinos. Los pingüinos emperadores necesitan hielo marino estable para reproducirse, y esta plataforma helada debe durar desde abril, cuando llegan las aves, hasta diciembre, cuando sus polluelos huyen", sostiene el reporte.

"Durante los últimos 60 años las condiciones de hielo marino en el sitio de Halley Bay han sido estables y confiables. Pero en 2016, después de un período de tiempo anormalmente tormentoso, el hielo marino se rompió en octubre, mucho antes de que cualquier polluelo del emperador hubiera huido. Este patrón se repitió en 2017 y de nuevo en 2018 y llevó a la muerte de casi todos los polluelos en el sitio cada temporada", advierten los expertos.

"Hemos estado rastreando la población de esta y otras colonias en la región durante la última década usando imágenes satelitales de muy alta resolución. Estas imágenes han mostrado claramente el catastrófico fracaso reproductor en este sitio en los últimos tres años. Incluso teniendo en cuenta los niveles de incertidumbre ecológica, los modelos publicados sugieren que el número de pingüinos emperadores va a disminuir drásticamente, perdiendo entre el 50 y el 70% de su número antes de finales de este siglo a medida que las condiciones del hielo marino cambien como resultado del cambio climático", indicó Peter Fretwell, autor del reporte.

El pingüino emperador
El pingüino emperador

Pero no solo esta especie corre peligro. Desde el lunes, representantes de 130 países miembros de la Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) se reunirán en París para examinar las conclusiones de un reporte de tres años de trabajo científico.

Según el último proyecto de resumen obtenido por una filtración de AFP, "varias pruebas independientes señalan una aceleración rápida, inminente de los niveles de extinción de especies, entre decenas y centenares de veces más elevada que el promedio de los últimos 10 millones de años".

De los 8 millones de especies estimadas en el planeta, entre estas 5,5 millones de especies de insectos, "entre medio millón y un millón de especies estarán amenazadas de extinción, muchas de ellas en las próximas décadas", según el texto, cuya formulación puede cambiar según los debates en el seno de la IPBES.

Estas proyecciones corresponden a las advertencias de muchos científicos que estiman que la Tierra entró en la sexta "extinción masiva", la primera atribuida al hombre, y que ya hizo desaparecer al menos a 680 especies de vertebrados en los últimos 500 años.

Agricultura y pesca
El informe está parcialmente basado en el análisis de especies muy estudiadas, sobre todo los vertebrados, y advierte de que pesan "incertidumbres" sobre otras menos conocidas, como los insectos.

La desaparición de esta biodiversidad no solo afectará la naturaleza. Alimentos, energía, medicamentos están incluidos: los beneficios que los hombres "obtienen de la naturaleza son fundamentales para la existencia y la riqueza de la vida humana en la Tierra y la mayoría de estos no son totalmente reemplazables", según el borrador. Por ejemplo, más de 2.000 millones de personas dependen de la madera como fuente de energía, 4.000 millones utilizan la medicina natural y el 75% de los cultivos en el mundo requieren ser polinizados por insectos.

El uso de la tierra y los océanos (agricultura, explotación forestal, minas) y la explotación directa de recursos (pesca, caza) son los primeros responsables de esta brutal situación. Y se combinan con el cambio climático, la contaminación y las especies invasoras, cuyo impacto es "hoy en día relativamente menos importante", pero "se acelera".

Recientemente hubo una movilización mundial para alertar sobre los riesgos que corre el planeta (Nicolás Stulberg)
Recientemente hubo una movilización mundial para alertar sobre los riesgos que corre el planeta (Nicolás Stulberg)

El texto relaciona además la pérdida de biodiversidad con el cambio climático, en la medida en que ambos fenómenos están acentuados en parte por los mismos factores, como el modelo agrícola en un mundo cada vez más poblado. "Debemos reconocer que el cambio climático y la pérdida de biodiversidad son igualmente importantes, no solo para el medioambiente sino también por cuestiones económicas y de desarrollo", indicó recientemente a la agencia de noticias AFP el presidente de la IPBES, Robert Watson, instando a una "transformación" de la producción alimentaria y energética.

"Si queremos un planeta sostenible beneficioso para las comunidades en el mundo, debemos cambiar de trayectoria en la próxima década, como sucede igualmente con el clima", subrayó Rebecca Shaw, científica en jefe de WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza).

El informe estima por otro lado que tres cuartas partes de la superficie terrestre, 40% del entorno marino y la mitad de las fuentes de agua están "gravemente alteradas". Y las regiones más afectadas son aquellas en las que viven pueblos autóctonos especialmente dependientes de la naturaleza y las poblaciones pobres, que ya son las más vulnerables a los impactos del cambio climático.

Seguí leyendo: