Imagen satelital que muestra la reducción del tamaño de la colonia en la bahía de Halley

En los últimos tres años cayó considerablemente la población de pingüinos emperador en la Antártida. El cambio climático, más precisamente el derretimiento de los hielos en la bahía Halley, afectó gravemente su hábitat lo que provocó la muerte de miles de crías.

Un estudio científico del centro británico de investigaciones (British Antartic Survey – BAS) reveló que el "continente blanco" sufre una fuerte crisis relacionada con la reproducción de dicha especia y advirtió que las fuertes tormentas destruyeron glaciares, lo que afectó el período de incubación de las aves.

El pingüino emperador (Aptenodytes Forsteri) es de la familia Spheniscidae, la de mayor tamaño y peso entre sus 18 especies. El macho y la hembra son similares en plumaje y tamaño y pueden superar los 120 cm de altura y llegar a pesar entre 20 y 45 kilogramos.

Esta especie se hizo conocida mundialmente –incluso para los niños– con la película animada Happy Feet, estrenada a finales del 2006
Esta especie se hizo conocida mundialmente –incluso para los niños– con la película animada Happy Feet, estrenada a finales del 2006

La colonia Halley, en el Mar de Weddell, era hasta hace poco la segunda más grande de pingüinos emperadores del mundo, con hasta 25.000 parejas que se reproducen año tras año. Sin embargo, esto ha cambiado en los últimos tres años.

Las imágenes de satélite estudiadas por el BAS mostraron que en 2016, un año marcado por un clima particularmente caluroso y tormentoso, "el hielo sobre el que los pingüinos crían a sus bebés cedió, matando a casi todos los pequeños", señala el informe.

Vista general de la plataforma de hielo Brunt, que muestra la ubicación de las colonias de pingüinos emperador de Halley Bay y Dawson-Lambton.
Vista general de la plataforma de hielo Brunt, que muestra la ubicación de las colonias de pingüinos emperador de Halley Bay y Dawson-Lambton.

"Las tormentas que se producen en octubre y noviembre aceleran el proceso de destrucción. El hielo marino que antes era estable y confiable, ahora es simplemente insostenible", explicó Peter Fretwell, uno de los científico a cargo de la investigación.

La fragilidad de la superficie provoca que las crías del pingüino emperador se hundan y se ahoguen antes de contar con las alas que les permitan nadar. Este patrón se repitió en 2017 y nuevamente en 2018 y como resultado esta colonia casi ha desaparecido.

"Teniendo en cuenta los niveles de incertidumbre ecológica, el número de pingüinos emperadores va a disminuir drásticamente, perdiendo entre el 50 y el 70% de su número antes de finales de este siglo", agregó Fretwell.

El pingüino emperador puede pesar entre 20 y 45 kilos, es el más grande de las 18 especies
El pingüino emperador puede pesar entre 20 y 45 kilos, es el más grande de las 18 especies

Sin embargo, existen esperanzas. El equipo de investigación observó un claro aumento en el tamaño de una colonia vecina, la Dawson Lambton, lo que sugiere que muchas de las aves icónicas de Halley han migrado a un lugar más seguro.

Esta especie se hizo conocida mundialmente –incluso para los niños– con la película animada Happy Feet, estrenada a finales del 2006.

Seguí leyendo: