Con la presencia del presidente Mauricio Macri, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, así como otras autoridades nacionales, provinciales y directivos de Conae e Invap, se presentó el nuevo satélite argentino SAOCOM1A planificado y construido íntegramente en el país.

"Esto fue un gran trabajo en equipo, del sector público y privado. Estamos anunciando no solamente la puesta en marcha de este satélite, sino también de lo que somos capaces de hacer. Este satélite nos dará información que nos va a permitir mejorar nuestra competitividad. Permitirá el seguimiento de obras de infraestructura, control de fronteras y seguridad", destacó Macri durante el evento.

El Saocom 1A es un satélite de órbita baja con fines científicos y llevará un radar de apertura sintética
El Saocom 1A es un satélite de órbita baja con fines científicos y llevará un radar de apertura sintética

El proyecto espacial, enmarcado en el Plan Espacial Nacional, conformará una constelación de satélites (2 argentinos y 4 italianos) que servirá para monitorear, prevenir, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas, que serán vital para aplicar en agricultura, como la humedad del suelo; índices de vegetación y control de plagas; aplicaciones hidrológicas, costeras y oceánicas.

También tendrá aplicaciones útiles para monitorear la nieve, hielo y glaciares; en estudios urbanos, para el control de alturas, y de seguridad y defensa, ya que permite observar y distinguir plantaciones de drogas ilegales y para la controlar actividades pesqueras ilegales en el mar argentino, entre otras áreas de interés productivo.

"El satélite, además de observar y envía información específica para prevenir inundaciones entre otras cosas, también es una muestra de lo que es capaz Argentina, un país con una capacidad tecnológica que lo distingue del resto de la región. No es solo una pieza de tecnología sofisticada. Tiene un valor emblemático distintivo", explicó Barañao al inicio de la presentación de la nueva pieza innovadora argentina.

El satélite, desnudo, mientras era ensamblado en Invap, Bariloche
El satélite, desnudo, mientras era ensamblado en Invap, Bariloche

El proyecto Saocom, desarrollado por la CONAE, comenzó en el 2000 y luego de 18 años de arduo trabajo, con la participación de diversos organismos y más de 600 personas involucradas, se transformó hoy en un sueño hecho realidad.

Es un proyecto desarrollado en colaboración con la Agencia Espacial Italiana (ASI) e integra de manera operacional, junto con los satélites italianos COSMO-SkyMed, el SIASGE (Sistema Italo-Argentino de Satélites para Gestión de Emergencias).

Después de su viaje desde Bariloche hace pocos días y su arribo a la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea Norteamericana, sobre la costa de California, el satélite está actualmente siendo integrado al lanzador espacial, a bordo de un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX. La ventana de lanzamiento, dependiendo de las óptimas condiciones meteorológicas, será en los últimos días de septiembre próximo.

Mauricio Macri durante la presentación del nuevo satlétlite en Casa Rosada.
Mauricio Macri durante la presentación del nuevo satlétlite en Casa Rosada.

Raúl Kulichevsky, director Ejecutivo y Técnico de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) leyó una carta de la municipalidad de El Fortín, en Córdoba que sufrió últimamente dos grandes inundaciones. La información satelital que Conae compartió sobre las crecidas, les sirvió a ellos para crear conciencia sobre el uso del agua.

"Este nuevo satélite argentino es el primero no óptico que se construye, sino que es de radar, de primer nivel internacional", explicó Kulichevsky.

La serie de satélites Saocom abarca el desarrollo de instrumentos activos que operan en el rango de las microondas. Consiste en la puesta en órbita de dos constelaciones, SAOCOM 1 y SAOCOM 2, donde la segunda serie tendrá incorporados ciertos avances tecnológicos que resulten de la experiencia de la primera. Cada constelación está compuesta, a su vez, por dos satélites, denominados A y B respectivamente, básicamente similares, por la necesidad de obtener la revisita adecuada.

El satélite, proyectado en la Conea y construido en Invap servirá para observación de la Tierra
El satélite, proyectado en la Conea y construido en Invap servirá para observación de la Tierra

El Saocom viajará a gran velocidad en una órbita heliosincrónica que dará una vuelta entera al planeta en 110 minutos, estimando un tiempo de vida útil de por lo menos 5 años.

En cuanto a la órbita, se pretende obtener en ambos casos una cobertura global y contar con un ciclo de repetición orbital de 16 días para cada satélite, lo que resulta en 8 días para la constelación.

Los satélites SAOCOM 1A y SAOCOM 1B comparten los mismos requerimientos de diseño, de funcionalidad y operatividad, por lo que su desarrollo se está llevando a cabo en simultáneo dando como resultado dos satélites idénticos.

Fines científicos

El Saocom 1A es un satélite de órbita baja con fines científicos y llevará un radar de apertura sintética. Aportará imágenes en blanco y negro, con una resolución espacial de entre 10 y 100 metros, con diferentes ángulos de observación.

Características técnicas del Saocom 1A
Características técnicas del Saocom 1A

El satélite proyecta sacar más de 200 fotos por día, para ser almacenadas en diversas bases terrestres. "La gran diferencia con las cámaras es que no necesita de la luz, la imagen podrá atravesar una tormenta e, incluso, penetrar el terreno en centímetros o metros, dependiendo de las características. Los objetivos principales son la medición de humedad desde el espacio y ayudar en emergencias", explicó Nicolás Renolfi, jefe del proyecto Saocom en Invap, la constructora del satélite.

Las imágenes podrán ser tomadas independientemente de las condiciones meteorológicas y de la hora del día, de distintas zonas de la Tierra, en tiempo real, y se podrán hacer en 3D.

Actualmente se está construyendo un segundo satélite Saocom para que opere junto a su gemelo
Actualmente se está construyendo un segundo satélite Saocom para que opere junto a su gemelo

"Fotos tomadas de una misma montaña en verano y en invierno con nieve permitirán saber el caudal de agua previsto. En el caso de las zonas inundadas, permitirá tener un detalle de cada región", recalcó Renolfi, y adelantó que habrá un trabajo conjunto con otros 4 satélites italianos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: