El ex intendente de Montevideo, Daniel Martínez (izquierda), el senador Luis Lacalle Pou (centro) y el economista liberal Ernesto Talvi (derecha): los tres candidatos a la presidencia de Uruguay
El ex intendente de Montevideo, Daniel Martínez (izquierda), el senador Luis Lacalle Pou (centro) y el economista liberal Ernesto Talvi (derecha): los tres candidatos a la presidencia de Uruguay

El candidato del Frente Amplio (FA), Daniel Martínez; el del Partido Nacional (PN), Luis Lacalle Pou; y el del Partido Colorado (PC), Ernesto Talvi, pugnarán en octubre por la Presidencia de Uruguay, tras la celebración este domingo de las elecciones internas en el país suramericano.

Todos ellos ganaron sus respectivos comicios internos, si bien los resultados definitivos seguramente se conocerán el lunes.

Aunque la participación no fue elevada, ya que, a diferencia de las elecciones presidenciales, las internas no son de voto obligatorio para el ciudadano, la Corte Electoral confirmó que se alcanzó un 40 %, una cifra levemente superior al 37 % acumulado en esta instancia en 2014.

Sin duda, la gran sorpresa de la noche fue la victoria del economista Ernesto Talvi. Si bien las encuestas le situaban como favorito para ganar la interna del PC (centroderecha) frente al expresidente Julio María Sanguinetti, ninguna auguraba tan buen resultado para este recién llegado a la política.

El 72,6 por ciento del voto escrutado confirmó lo que ya habían anunciado las proyecciones de las encuestadoras una hora después del cierre de los centros electorales: un triunfo claro del economista de 62 años sobre el veterano intelectual.

Este domingo se desarrollaron las elecciones internas en Uruguay; el 27 de octubre serán los comicios generales (Photo by EITAN ABRAMOVICH / AFP)
Este domingo se desarrollaron las elecciones internas en Uruguay; el 27 de octubre serán los comicios generales (Photo by EITAN ABRAMOVICH / AFP)

"Se le puede ganar en votos, pero en política no se le puede ganar nunca", apuntó Talvi poco después de su triunfo sobre Sanguinetti, que regresó a la política activa a sus 83 años para reflotar a su formación.  Talvi consideró que su propuesta "protagonizó un logro pocas veces visto". "Ustedes hoy hicieron historia. Entraron al estadio y dieron el puntapié inicial para cambiar el rumbo del país", le dijo a su militancia.

"Hace diez meses no existía más que el Frente Amplio", remarcó, al tiempo que dedicó un especial agradecimiento al fallecido ex presidente Jorge Battle.

A la salida de su búnker, Martínez dijo por su parte que determinar la fórmula que competirá en octubre "llevará un tiempo de discusión".

El aspirante por el Frente Amplio comentó que se comunicó con los candidatos de los otros espacios para felicitarlos, y remarcó que "hay que llegar a acuerdos". "Lo importante es el contacto y la buena relación; hace bien a la democracia", indicó.

Lacalle Pou también habló tras conocerse los resultados. El senador aseguró que la política es la "mejor herramienta que tiene la humanidad para los cambios positivos". "Por eso hablo cuando tengo que hablar y callo cuando creo que tengo que callar", indicó.

La participación electoral fue del 40% (AP Photo/Matilde Campodonico)
La participación electoral fue del 40% (AP Photo/Matilde Campodonico)

De los 117.088 votos obtenidos por el PC, un 51,26 % (60.031 sufragios) fueron para Talvi y un 34,56 % (40.471) para Sanguinetti.

En las internas del oficialismo y del principal partido de la oposición los resultados fueron los esperados, al menos en lo referido a sus líderes.

Según el escrutinio, Martínez se impuso en la pugna dentro de la coalición oficialista, que gobierna Uruguay desde 2005, con un 41,44 % de apoyo sobre la única mujer candidata, Carolina Cosse, y el sindicalista Óscar Andrade.

De los 177.154 votos para el FA, 73.425 fueron para el ex intendente de Montevideo, 46.630 (26,32 %) para Cosse y 42 026 (23,72 %) para Andrade.

El también ex ministro de Industria, Energía y Minería (2008-2009) reconoció que los quince años del Frente Amplio (2005-2020) han incluido "errores" pero que han sido muchos más los aciertos y, por ello, insistió en un mensaje de "no volver atrás y construir el Uruguay del siglo XXI".

El candidato reconoció la existencia de "un sector de la población desencantado de la política", por lo que consideró que era importante "renovar el compromiso" y "encontrar los caminos que unan".

En el caso del PN (derecha), Lacalle obtuvo un 53,41 % frente a un 21,60 % para el magnate Juan Sartori, que se ha convertido en una de las figuras de esta campaña electoral como un "outsider" que generó enfrentamiento en las filas "blancas".

De los 306.919 sufragios nacionalistas, 163.942 fueron para Lacalle Pou y 66.318 para Sartori.

La durísima pugna de los últimos meses en el Partido Nacional concluyó con Lacalle como ganador.

Este, que dedicó un mensaje inicial muy personal en su sede de campaña, se refirió, ya en el cuartel central del PN, a que el próximo Gobierno de Uruguay será "multicolor" porque "no va a ser de un partido", sino que será necesario "escuchar a los demás y cohesionar mucho".

Por su parte, Sartori, que no pudo lograr su sueño de alcanzar a la candidatura de octubre, dijo en su cuartel de campaña que había llegado "para quedarse" y defendió que había obtenido el segundo lugar de la interna blanca "en seis meses" sobre el histórico Jorge Larrañaga.

Más de 2,6 millones de ciudadanos de Uruguay estaban convocados este domingo a las urnas para elegir a los candidatos de cada partido con vistas a las elecciones presidenciales, que tendrán lugar el 27 de octubre.

Si un candidato no obtiene más del 50 % de los votos, habrá una segunda vuelta el 24 de noviembre. El ganador de esta relevaría el 1 de marzo de 2020 a Tabaré Vázquez como mandatario del país suramericano.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: