Las 8 a 10 explosiones moderadas y fuertes que presenta este jueves el volcán de Fuego, uno de los que está en constante actividad en Guatemala, levantan una columna de ceniza a 5.200 metros de altura y generan la caída de finas partículas en aldeas aledañas.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología indicó, en su boletín diario, que el volcán, que también presenta una fumarola de color gris, tiene explosiones que generan pulsos de incandescencia a 300 metros de altura con "avalanchas moderadas" en el contorno del cráter.

Las finas partículas de ceniza, por las explosiones, han llegado a aldeas como Panimaché I y II, Morelia, Santa Sofía, El Porvenir, Sangre de Cristo, Finca Palo Verde o San Pedro Yepocapa.

El pasado 3 de junio, en su tercera erupción del año -la más fuerte de su historia-, el volcán, de 3.763 metros de altura, dejó 1,7 millones de afectados, algunos de los cuales lo perdieron todo.

El volcán de Fuego (REUTERS/Luis Echeverria)
El volcán de Fuego (REUTERS/Luis Echeverria)

Elevaron a 197 la cifra de muertos

Con la identificación de otros dos cadáveres, las autoridades guatemaltecas elevaron a 197 los fallecidos por la virulenta erupción que tuvo el volcán, que dejó además 231 desaparecidos.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, David de León, actualizó esta cifra después de que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses anunciara la identificación de dos personas, una mujer de 43 años y un hombre de 49.

El ente forense continúa con su labor, pues tiene aún 318 casos registrados por esta tragedia sin identificar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: