Pablo Sanchez, fiscal general de Perú
Pablo Sanchez, fiscal general de Perú

En la oficina de Pablo Sánchez, en el noveno piso de la sede principal del Ministerio Público en Lima, se percibe un cierto ambiente de despedida. Luego de tres años y medio de estar al frente de la fiscalía peruana, el 7 de junio se conocerá quién será su sucesor para los próximos tres años. El nuevo fiscal de la Nación entrará en funciones el 21 de julio. Se trata de un relevo clave, para los tiempos de tensión política que se viven en Perú: quien lo suceda será nada menos que el jefe de los fiscales que investigan Lava Jato, el caso de corrupción más importante en las últimas décadas, al momento que esta pase a una etapa de acusación y se emitan las primeras condenas.

En esta entrevista cedida a Infobae, Sánchez dice que dejará su puesto con el orgullo de haber trabajado de manera honesta y por no haber cedido a presiones políticas de sectores salpicados por este escándalo de sobornos continental. En el último año y medio, Sánchez ha visto a un presidente renunciar a su cargo (Pedro Pablo Kuczynski), a un ex mandatario entrar a la cárcel (Ollanta Humala) y a otro huir a EE.UU. (Alejandro Toledo). Todos ellos, ex jefes de Estado que han sido investigados por su equipo de fiscales en el marco der Lava Jato.

"Yo soy fiscal, no un político", dice Sánchez tras descartar que una vez alejado de la fiscalía será visto en una lista de candidatos al Congreso. Dice que cuando deje de ser procurador general del país, volverá a su fiscalía penal y le dedicará más tiempo a la docencia. Por ahora, afirma que una de las pocas distracciones que se permite es ver por las noches la serie "El Mecanismo" en Netflix que justamente trata del caso Lava Jato. "En la serie he visto cómo trabajaron los políticos brasileños para intentar detener la investigación y uno dice: me parece conocido eso", señala.

He visto cómo trabajaron los políticos brasileños para intentar detener la investigación y uno dice: me parece conocido eso

¿Por qué no piensa postular a la reelección?
-La reelección es una posibilidad. Sin embargo, cuando me eligieron como fiscal de la Nación dije que iba a cumplir mis tres años de gestión y luego me iría y lo voy a hacer. Porque yo creo en la alternancia. Entonces, si yo di mi palabra, la voy a cumplir.

Sin embargo, diferentes personalidades han pedido, de alguna manera, que continúe al frente de la fiscalía para que no haya sobresaltos en casos como Lava Jato.
-En primer lugar, debo agradecer a esas personas que apuestan por mi gestión. A precio lo que dicen de mí, pero también se debe entender que yo ya di mi palabra de que tendré tres años de gestión. Yo no me voy a postular a una reelección. El 7 de junio vamos a tener una reunión de fiscales supremos para elegir quién será el nuevo fiscal de la Nación. Estimo que quien salga elegido hará las cosas bien, como debe ser.

¿Quién salga elegido puede hacer cambios en los equipos que investigan Lava Jato?
-Espero que no haya ningún cambio en casos complejos como Lava Jato.

Es algo que usted espera, ¿pero se pueden hacer los cambios?
-Bueno, es posible que se hagan cambios, aunque yo espero que no se hagan. Porque creo que el trabajo que están haciendo los fiscales está muy avanzado y hay que esperar los resultados.

Políticos peruanos implicados en el Lava Jato: Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala, Alan Garcia, Alejandro Toledo y Keiko Fujimori
Políticos peruanos implicados en el Lava Jato: Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala, Alan Garcia, Alejandro Toledo y Keiko Fujimori

¿Qué tanto le preocupa que se hagan estas modificaciones?
-No debe de preocuparme. Pero entiendo que no debe haber cambios para que haya continuidad en el trabajo de los fiscales. Hay una estrategia y un plan de trabajo en cada uno de ellos.

¿Investigar Lava Jato es un reto mayor que la investigación a Vladimiro Montesinos [En su etapa de fiscal, Sánchez fue quien presentó los cargos que permitieron que se condene el ex asesor presidencial de Alberto Fujimori]?
-Lava Jato es más complejo. Primero porque se trata, no de una persona sino de un grupo de gente e incluso de empresas internacionales. Delitos que han cruzado las fronteras. En la que están involucrados altas autoridades del país. Es mucho más compleja esta investigación.

Dicho eso, ¿esta es, tal vez, la etapa más difícil que vive la fiscalía en tema de investigaciones?
-Yo creo que son los casos más difíciles hasta la fecha. Por las personas que se están investigando, por los casos, por los hechos denunciados y por lo que falta aún por investigar.

Perú se ha vuelto un referente a nivel de América Latina. Nos ven con buenos ojos en Panamá, Chile y España

¿Qué le ha demandado encabezar este tipo de investigaciones?
-Cuando asumí el cargo del fiscal de la Nación, pensaba más en cómo mejora la imagen de la institución [Sánchez llegó al cargo en reemplazo del entonces fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, quien fue destituido por sus vínculos con una organización criminal en el departamento de Áncash], pero de pronto vino Lava Jato, y había que trabajar ese tema. De algo sirvió la experiencia que teníamos. Se formaron los equipos de investigación y se siguió avanzando. Quizá no se han dado los resultados que la gente espera, porque este tipo de casos toman su tiempo.

Rodrigo Janot, el ex jefe de la fiscalía brasileña, dice que su país hoy es menos impune debido a las investigaciones de Lava Jato, ¿puede decir algo similar sobre Perú?
-Tengo que esperar el momento en que se dicten las condenas [para decir eso]. Ahora estamos en la etapa de investigación. Las investigaciones en Brasil son distintas a las de acá porque ellos han tenido más de cuatro años de trabajo. Nosotros recién vamos un año y medio. Sin embargo, Perú se ha vuelto un referente a nivel de América Latina. Nos ven con buenos ojos en Panamá, Chile y España. Y eso nos posiciona muy bien como institución. Quizás lo que nos falta aquí son resultados más rápidos. Pero a veces las investigaciones no demoran por cuestiones nuestras, sino porque los abogados de los investigados presentan recursos para dilatar las investigaciones.

El ex presidente Ollanta Humala saluda tras dejar el penal (AP)
El ex presidente Ollanta Humala saluda tras dejar el penal (AP)

¿Qué casos están por cerrarse?
-El caso Ollanta Humala está cerrándose. Falta solamente esperar los documentos que tienen que llegar de Brasil. Pero la defensa está buscando alargar la investigación. Lo que yo quisiera es que el juicio oral inicie lo más pronto posible para que marque la forma en cómo se va a juzgar Lava Jato en Perú en por uno de estos delitos que es el lavado de activos.

¿Es una derrota de la fiscalía la liberación del ex presiente Humala?
-No. Son decisiones que se adoptan dentro del sistema de justicia que miramos pero que seguimos avanzando.

¿Cuándo la fiscalía presentará la acusación contra Humala?
-Tengo entendido que será presentada en cuanto lleguen los documentos del extranjero que está esperando el fiscal del caso y una vez que la sala resuelva el pedido de recusación contra el juez Richard Concepción Carhuancho.

¿Por qué no ha sido extraditado Alejandro Toledo?

– La pelota la tiene el gobierno… Si por mí fuera, yo mismo hubiera llevado la carpeta de extradición a EEUU

¿Hablamos de junio?
-Mi proyección personal es que en junio estará la acusación, si es que no hay alguna maniobra dilatoria por parte de la defensa.

¿Por qué hasta ahora no ha sido extraditado Alejandro Toledo?
-Acá se han hecho todas las gestiones necesarias para que eso se cumpla. De ahí pasó al Poder Judicial y de ahí pasó al Ejecutivo. Entonces, hay que esperar la traducción para que sea enviada a Estados Unidos. Como diría un comentarista deportivo, la pelota está en la cancha del gobierno… Si por mí fuera, yo mismo hubiera llevado la carpeta de extradición allá.

¿Siente que ha habido un freno en la investigación Lava Jato?
-No. Ahora estamos avanzando más, a diferencia de otros países.

Pero hemos visto excarcelaciones de investigados, como el caso de Humala.
– La liberación no compete al trabajo fiscal. Yo soy claro ahí. El fiscal pidió la prisión preventiva. El juez la otorgó y luego se han ido a otras instancias y eso ya no depende de nosotros.

Marcelo Odebrecht
Marcelo Odebrecht

¿Por qué no ha habido un freno en las investigaciones, según usted?
– Hemos recibido declaraciones de muchas personas nacionales y extranjeras. Perú es el único país que ha interrogado dos veces a Marcelo Odebrecht. Por lo que he visto en el trabajo de los fiscales, hemos avanzando en bastantes casos. Hay cosas que no podemos informar porque debemos trabajar en reserva. Yo sé que hay una cuenta en Suiza de un personaje conocido acá, pero no lo puedo decir.

¿De algún político?
-Usted me pregunta para que puedas deducirlo, pero no lo puedo decir porque perturbaría la investigación. Cuando ya se tenga la investigación completa ya se conocerá seguramente de quién es esa cuenta.

¿Qué países han decidido colaborar con Perú en Lava Jato?

– Panamá, Colombia, Brasil, España, Luxemburgo, Suiza y Andorra

Así como Suiza, ¿qué otros países han decidido colaborar con Perú en Lava Jato?
– Hemos abierto espacios interesantes de colaboración con países como Panamá, Colombia, Brasil, España, Luxemburgo, Suiza y Andorra. Y así como nosotros pedimos información, ellos también nos piden a nosotros. Antes del 2015, no había una relación dirección directa con ellos. Ahora me comunico con los fiscales de otros países por teléfono y Whatsapp para coordinar traslados de información. Con Janot, por ejemplo, hemos tenido mucha comunicación por Whatsapp.

En Lava Jato, por ahora, solo se habla de Odebrecht, ¿qué pasó con el resto de constructoras, OAS, Camargo y Correa, por ejemplo? ¿No se llegó a ningún acuerdo con ellos?
-Esa es una tarea que estuvo pendiente en un momento. Si se empieza a cuestionar mucho el tema de una colaboración eficaz, los otros que quieren ser colaboradores ya no se acercan a ti. Se acercaron en un momento [esas constructoras], pero ya no. No puedo decir quienes fueron. Pero también ha habido cosas que me hubiera gustado hacer en mi gestión como modernizar más la fiscalía. Me hubiera gustado atender más a los fiscales, por ejemplo, que ven los temas de violencia familiar. Me faltó, quizás, en el tema de la modernización de la fiscalía. En [el distritito de] San Juan de Lurigancho un fiscal, por ejemplo, tiene tres mil casos. Hemos apoyado, pero faltan más. Se dice, y hasta en son de burla, que nosotros pedimos presupuesto y no hacemos nada. Obviamente, la persona que nos dice no conoce el trabajo que hacemos.

¿Piensa publicar algo después todo lo visto en estos años?

-Sí. Claro. Lo estoy pensando. Tengo bastante información, la que se conoce y la que no

¿Ha sentido el respaldo del Poder Ejecutivo?
-En algún momento sí, en la mayoría de los casos no. Ahora estamos a la espera de una inyección de un presupuesto adicional. Por ejemplo, nosotros pedimos 100 y el gobierno nos da 50. Y luego nos da una ampliación de 20.

¿Es el Congreso una de las principales interferencias que ha tenido la fiscalía en Lava Jato?
-El Congreso es un poder del Estado. En los resultados se va a notar la fortaleza de su trabajo. Prefiero no opinar de ese tema. Pero lo que sí puedo decir es que hemos llegado a tener 35% de respaldo ciudadano. Nosotros no somos políticos. La aceptación ciudadana se debe a nuestro trabajo, quizás alguno no le guste el trabajo que hacemos, pero lo hacemos con objetividad e independencia.

¿Piensa publicar algo después todo lo visto en estos años?
-Sí. Claro. Lo estoy pensando. Tengo bastante información, la que se conoce y la que no. Lo publicaré de aquí a unos dos o tres años. Hay cosas que uno a veces no hace público pero vale la pena decir porque puede servir para que los fiscales tomen nota de los impasses que hay en un trabajo de esta naturaleza.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: