Mee, el único restaurante panasiático de la ciudad y con una estrella Michelin, ofrece platos de Camboya, Vietnam, Japón, Filipinas, Malasia, China, Singapur y Tailandia, entre otros (Mee)
Mee, el único restaurante panasiático de la ciudad y con una estrella Michelin, ofrece platos de Camboya, Vietnam, Japón, Filipinas, Malasia, China, Singapur y Tailandia, entre otros (Mee)

La playa es una garota seductora que no pasa desapercibida. Es la que se ha transformado en la verdadera reina de carnaval que atrae todas las miradas. Como el canto de una sirena el azul tumultuoso del mar acompañado de la arena clara que imita al sol canta piropos hasta a los cariocas. Río de Janeiro es una enorme ciudad que, como tal, está repleta de matices. Es una invitación a hacerlo todo, sin pasar un sólo día en la playa, salvo que se quiera. Aquí una ruta sobre lo nuevo, la tendencia, lo personal y insólito.

Arquitectura colonial e historia

Largo do Boticário albergó la fábrica que producía todos los medicamentos para la casa real de Brasil
Largo do Boticário albergó la fábrica que producía todos los medicamentos para la casa real de Brasil

Detrás del Corcovado, en el barrio de Cosme Velho, se encuentra Largo do Boticário. Un sitio que alguna vez albergó la fábrica que producía todos los medicamentos para la casa real de Brasil. Luego de muchos años de abandono, Sylvia de Arruda Botelho Bittencourt, afamada periodista local, y su esposo, decidieron recuperar esa historia. Hoy se pueden recorrer las casas pintadas de colores fuertes que se han convertido en una representación perfecta de la arquitectura colonial portuguesa de finales del siglo XVIII, y la plaza es un oasis tranquilo y verde en el centro de una ciudad.

Es una zona repleta de sitios de arte distribuidos en casas de puertas abiertas, muchas de ellas, además, viviendas.

Ver, sentir, saborear

El Marea es el primer kiosko hotelero que combina la alta gastronomía con el estilo de vida de Río. El kiosco es una experiencia extremadamente carioca y una extensión del Fasano. Una versión despojada, con los pies en arena, para compartir y beber bebidas frente al mar, y el servicio de valet del hotel. Diseñado por Miguel Pinto Guimarães, servirá como un club de playa, ofreciendo toallas y sillas para sentarse en la arena. Pero lo mejor de todo será la escalera punteada que conduce al mar. Después de la piscina de Fasano, éste será el segundo mejor lugar en Río para fotografiar la puesta de sol.

Una experiencia que une la tradición carioca de los kioskos, con el lujo sereno que Fasano impone a la riqueza de sus propuestas.

Para leer un ratito

Largo do Boticário albergó la fábrica que producía todos los medicamentos para la casa real de Brasil
Largo do Boticário albergó la fábrica que producía todos los medicamentos para la casa real de Brasil

La reunión de cultura portuguesa más numerosa del mundo fuera de Portugal se encuentra en el Real Gabinete Portugués de Lectura, la biblioteca popular fundada por 43 emigrantes lusos en 1837. Por su prestigio en los medios intelectuales, por la belleza arquitectónica del edificio de su sede, por la importancia de la colección bibliográfica que reúne más de 350 mil títulos y por las actividades que desarrolla, es una institución notable.

Sus salas de lectura son una expresión de las bibliotecas clásicas, con altísimos anaqueles que dejan a la vista el canto de todos sus volúmenes bien iluminados, con escaleras que suben hasta que los ojos se pierden. Instagram se puede hacer una fiesta en sus salones.

Para meterse en un videoclip

Alguna vez propiedad del empresario Enrique Lage, la casona y su jardín se han convertido en uno de los parques públicos más atractivos para los locales
Alguna vez propiedad del empresario Enrique Lage, la casona y su jardín se han convertido en uno de los parques públicos más atractivos para los locales

El mismo sitio que Black Eyed Peas, Pharell Williams y Snoop Dogg eligieron para dar vida a sus clips, fue alguna vez fue propiedad del empresario Enrique Lage. La casona y su jardín se han convertido en uno de los parques públicos más atractivos para los locales, bien escondido a los turistas.

La mansión fue remodelada en la década de 1920 por el arquitecto italiano Mario Vodrel. En el marco del bario del Jardín Botánico, el sitio está lleno de caminos de senderismo que atraviesan los verdes del Parque Nacional Tijuca. La población de monos es muy divertida. Cuando uno se adentra es posible descubrir otras antiguas construcciones del la finca como los establos, la torre de estilo castillo, una misteriosa cueva y un envidiable acuario.

Una pared Guinness

View this post on Instagram

‣ Made in Rio ▫️▫️

A post shared by Jonatas Ribeiro ⚡ (@jonatasribeiroo) on

Imaginar un paredón que se convierta en fondo de pantalla de la ciudad con sus 3000 metros cuadrados de arte es apostarse frente al Boulevar Olímpico de Río y caminar hacia el infinito por la historia que reúne al niño Tajapo de Brasil; dos mujeres: Mursi de Etiopía y Kayin de Tailandia y un par de hombres: Supi del norte de Europa y Huli de Papua Nueva Guinea, una reunión de los pueblos aborígenes de América, Asia, Europa, África y Oceanía en el arte de Eduardo Kobra, artista local pero referente del graffiti en el mundo. Encargado por el Comité Olímpico Internacional, es el mural callejero más grande del mundo pintado por aerosol por un solo artista, duplicando a su antecesor de Mazatlán, México.

Firmamento Michelin

El Cipriani es uno de los restaurantes más exquisitos de Río de Janeiro. Cuenta con una estrella Michelin
El Cipriani es uno de los restaurantes más exquisitos de Río de Janeiro. Cuenta con una estrella Michelin

En un solo sitio que, aunque mítico, conserva tentaciones de vanguardia donde todo aquello que en Río sucede, ocurre, dos sitios ofrecen experiencias gastronómicas de otro planeta, donde cada plato invita a una foto. Mee, el único restaurante panasiático de la ciudad, muestra retratos orientales del artista Christian Develter. Las paredes están pintadas en porcelana china sang-de-boeuf y los separadores de madera al estilo de las pantallas asiáticas crean una sensación íntima. Allí los platos provienen de Camboya, Vietnam, Japón, Filipinas, Malasia, China, Singapur, Tailandia...

A sólo cinco pasos, el Cipriani es uno de los restaurantes más exquisitos de Río de Janeiro. Con sus pisos de mármol y sus ventanas estilo francés, cuenta con un exclusivo chef de Venecia que prepara platos típicos del norte de Italia con un toque brasilero. Tiene una cocina deliciosa y moderna. Un menú centrado en productos italianos, cada plato posee una identidad auténtica con técnicas culinarias modernas firmadas por el chef Nello Cassese. Una estrella Michellin frente a otra. Algo único.

El centro del imperio

El palacio que sirvió de escenario para el último baile ofrecido por el gobierno imperial a fines de 1889 en Ilha Fiscal
El palacio que sirvió de escenario para el último baile ofrecido por el gobierno imperial a fines de 1889 en Ilha Fiscal

Un palacio, una isla, la epopeya del pasado real justo frente a la bahía de Guanabara, sede de la antigua dependencia aduanera diseñada por Pedro II de Brasil y construida por el ingeniero Adolfo José del Vecchio. El palacio mismo sirvió de escenario para el último baile ofrecido por el gobierno imperial a fines de 1889. Algo menos de una semana más tarde de esa gala la monarquía fue derrocada.

En el delicado palacio de gótico-provenzal de Ilha Fiscal inspirado en otros del arquitecto francés Viollet-le-Duc se encuentran el Torreão, el Ala Ceremonial y un museo con exposiciones temporarias que coordina el Espacio Cultural de la Armada, también responsable del traslado en barco hasta el sitio.

La perla de la laguna

Lo que fue una zona de pescadores hasta finales de la década del setenta ahora es la explosión urbana respetuosa de las bondades de la naturaleza: bosques, morros, palmeras, playa, y un clima tropical
Lo que fue una zona de pescadores hasta finales de la década del setenta ahora es la explosión urbana respetuosa de las bondades de la naturaleza: bosques, morros, palmeras, playa, y un clima tropical

Barra de Tijuca es el aire más contemporáneo de la ciudad. Enclavada en una zona pantanosa y de bosques tropicales, la Baixada de Jacarepaguá, una red de manglares muy poco frecuente en el planeta, está ocupada por granjas y molinos. Para mediados del siglo pasado, gracias a los túneles y rutas que atraviesan los morros costeros, la zona se convirtió en un “fuera de Río” atractivo para la vida más pacífica.

Lo que fue una zona de pescadores hasta finales de la década del setenta ahora es la explosión urbana respetuosa de las bondades de la naturaleza: bosques, morros, palmeras, playa, y un clima tropical. La experiencia de la travesía por la laguna Marapendi ofrecida por el Grand Hyatt con naturalistas lleva a adentrarse por dos espejos de agua unidos por canales, ubicada a pocos metros del mar.

Un recorrido por el mundo aeronáutico

Uno de los últimos hangares que quedan en pie de los aptos para acoger Zeppelins y el mejor mantenido del mundo (FZA Aérea Br)
Uno de los últimos hangares que quedan en pie de los aptos para acoger Zeppelins y el mejor mantenido del mundo (FZA Aérea Br)

La Base Aérea del barrio Santa Cruz, además de contar con una larguísima muestra de aviones de todos los tiempos, conserva uno de los últimos hangares que quedan en pie de los aptos para acoger a las famosas naves alemanas y el mejor mantenido del mundo. Se lo utilizaba solo para ventilación y salida de la torre de amarre, su operatoria es manual.

La visita permite trasladarse a otro tiempo en las historias de la aeronáutica. Es espacio del hangar propiamente dicho es deslumbrante y la colección de más de 100 aviones con características diferentes en todos los casos invita a descubrir un recorrido totalmente inesperado.

SEGUÍ LEYENDO