La elegante e histórica ciudad de Hoi An es la ciudad más pintoresca y encantadora del país vietnamita, y la primera en la lista de las mejores del mundo (Shutterstock)
La elegante e histórica ciudad de Hoi An es la ciudad más pintoresca y encantadora del país vietnamita, y la primera en la lista de las mejores del mundo (Shutterstock)

Cada año para los World's Best Awards, la revista de viajes con sede en Nueva York Travel + Leisure les pide a sus lectores que analicen sus experiencias de viaje en todo el mundo y compartan sus opiniones sobre las principales ciudades, islas, cruceros, hoteles, spas y aerolíneas que eligen para viajar. Los viajeros califican a las ciudades por sus paisajes y puntos de referencia, según su cultura, cocina, amabilidad, compras y valor en general.

Ubicada en el centro de Vietnam, en la costa del Mar de Vietnam Oriental, la encantadora ciudad de Hội An, con sus raíces antiguas, insólita arquitectura, energía contagiosa y posiblemente una de las mejores escenas de comida callejera ha sido nombrada la mejor ciudad del mundo.

La elegante e histórica ciudad es la más pintoresca y encantadora del país vietnamita. En el siglo I, disponía del mayor puerto del sureste asiático y hoy ostenta la gran arquitectura y el cautivador entorno ribereño que corresponde a su patrimonio.

"Es una ciudad pequeña que mantiene sus costumbres culturales antiguas y que da la sensación de permanecer anclada en el tiempo. Hội An, uno de los principales puntos turísticos de Vietnam, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999 y atrae grandes cantidades de turistas mochileros desde ese entonces. Muchos la visitan por sus reconocidas tiendas de artesanías", explicó consultado por este medio Sebastián Mackinnon, gerente general de Despegar en Argentina y Uruguay.

Caracterizada por su combinación única de arquitectura china, japonesa, vietnamita y francesa, la ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999 (Shutterstock)
Caracterizada por su combinación única de arquitectura china, japonesa, vietnamita y francesa, la ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999 (Shutterstock)

La cara vieja de la ciudad ha conservado su increíble legado de tambaleantes casas de comerciantes japoneses, templos chinos y antiguos almacenes de té, aunque, por supuesto, la mayoría han sido reemplazados gradualmente por empresas turísticas. Los bares lounge, los hoteles boutique y de grandes cadenas, los agentes de viajes y un sinfín de tiendas de sastrería y moda forman parte de la nueva escena de la ciudad.

"Su casco histórico es una de sus principales atracciones con varios monumentos para visitar como el famoso puente cubierto japonés y algunos museos. Además, sus calles decoradas con luces de colores te transportan a otra época, especialmente de noche", indicaron en diálogo con Infobae expertos de viaje de TurismoCity. 

El puente cubierto japonés se considera uno de los más bellos de todo Vietnam. Este precioso monumento, creado por la comunidad de comerciantes japoneses en 1593 para unir su barrio con el barrio chino, está ubicada entre las calles Tran Phu y Nguyen Thi Minh Khai, es decir, en el corazón del casco antiguo de Hội An.

Lo que más se destaca de Hội An es definitivamente su vibrante escena gastronómica. El “banh xeo”, una especie de crepe vietnamita llena de simples y deliciosas verduras y el “white rose” son algunos de los platos exclusivos de la ciudad (Shutterstock)
Lo que más se destaca de Hội An es definitivamente su vibrante escena gastronómica. El “banh xeo”, una especie de crepe vietnamita llena de simples y deliciosas verduras y el “white rose” son algunos de los platos exclusivos de la ciudad (Shutterstock)

Vietnam es famoso por su exquisita gastronomía. En Hội An, ubicado en el extremo este de la Ciudad Antigua, el mejor lugar para degustarla es su mercado central a los lados del río Thu Bon, donde se pueden probar platos locales como el "white roses" y el "cao lau".

Para aprender los entresijos de la cocina vietnamita con los mejores chefs locales, los resorts de alta categoría ofrecen cursos de cocina. Antes de la clase, los viajeros recorren con el chef los mercados para comprar y aprender sobre alimentos y pescados locales.

Durante las excursiones a los mercados de pescado en el amanecer, los turistas suben a los botes y navegan para ver cómo regresan los barcos nocturnos con sus capturas para entregarlas a las esposas de los pescadores que esperan en un mercado mayorista de pescado. Usando un tradicional bote vietnamita, reman en la locura del mercado para ver de primera mano el arte de vender y comprar pescado, que a veces puede ser bastante agresivo y emocionante a la vez.

Para combatir el calor la casa de té Reaching Out Teahouse, ubicada cerca del río Thu Bon, ofrece el tradicional café helado vietnamita. El refugio mágico refleja "la alegría del silencio", ya que sus empleados con dificultades de audición o del habla le otorgan al comensal que los visite la oportunidad de participar en una forma de comunicación que no requiere tanto sonido como gestos con las manos y sonrisas cálidas.

Afortunadamente, Hội An lo tiene todo, un bullicioso centro turístico, serenidad frente a la playa y entornos rurales rústicos(Shutterstock)
Afortunadamente, Hội An lo tiene todo, un bullicioso centro turístico, serenidad frente a la playa y entornos rurales rústicos(Shutterstock)

Cuando se trata de lugares donde alojarse, la ciudad ofrece un abanico de opciones: resorts, hoteles, hostales y casas de huéspedes. Afortunadamente, Hội An lo tiene todo, un bullicioso centro turístico, serenidad frente a la playa y entornos rurales rústicos. Por ejemplo, hay una variedad de opciones de alojamiento que se adapta a todos los presupuestos: familias, lunas de miel, mochileros, viajes de lujo y económicos.

La forma más fácil de decidir dónde alojarse es dividir la ciudad en tres áreas clave: el casco antiguo de Hội An, las playas cercanas y el campo circundante. A la hora de elegir un área, es importante recordar que esta es una ciudad bastante pequeña y muy bien organizada para turistas, entonces, cualquiera que sea la ubicación que se elija, nada estará demasiado aislado.

“Venden telas muy baratas de todo tipo y está lleno de lugares donde de un día para el otro te hacen la prenda que quieras a muy bajo costo” (Shutterstock)
“Venden telas muy baratas de todo tipo y está lleno de lugares donde de un día para el otro te hacen la prenda que quieras a muy bajo costo” (Shutterstock)

Famosa por sus textiles, Hội An también es un gran lugar para comprar trajes o vestidos hechos a medida, o incluso solo hurgar entre los souvenirs a lo largo de las principales zonas turísticas para descubrir encantadores tesoros. "Venden telas muy baratas de todo tipo y está lleno de lugares donde de un día para el otro te hacen la prenda que quieras a muy bajo costo", aseveraron desde el metabuscador de ofertas de viaje.

Al otro lado del río, las pequeñas luces de colores en el mercado nocturno son la estrella del lugar. El mercado está abierto todos los días de 17:00 a 23:00 hs, pero sin dudas el mejor momento para visitarlo es cuando cae el sol. Aquí, al igual que en el mercado central, la negociación es clave.

Una vez en  la ciudad, es fácil moverse a través de una combinación de formas de transporte: a pie, en bicicletas y en taxis. Se pueden alquilar bicicletas en las tiendas de alquiler en la Ciudad Antigua por alrededor de USD 1 por día.

En la actualidad, Hội An sigue siendo una ciudad pequeña. Sin embargo, atrae a una gran cantidad de turistas y es una parada imprescindible en las rutas de mochileros. Muchos la visitan por las tiendas de artesanía o por sus sastrerías, y otros por sus tradicionales cafés, casas de té, bares y restaurantes que han abierto a lo largo de la ribera del río.

SEGUÍ LEYENDO: