Cachi fue nombrado como uno de los ‘Pueblos Auténticos’, un programa del Ministerio de Turismo de la Nación para revalorizar la identidad de pequeños pueblos de todo el país.
Cachi fue nombrado como uno de los ‘Pueblos Auténticos’, un programa del Ministerio de Turismo de la Nación para revalorizar la identidad de pequeños pueblos de todo el país.

El silencio absoluto reina en una tarde de sol. Antes de llegar, los caminos que llevan a este pueblo se hacen zigzagueantes en medio de las montañas y, como compañeros, siempre están ahí los cardones.

Callecitas empedradas, casas de adobe y arquitectura colonial, esquinas en ochava y veredas altas: todas las piezas del rompecabezas se combinan para que Cachi sea un rincón con mucho, muchísimo encanto en medio de los Valles Calchaquíes.

El pueblo que visitó Macri la semana pasada en su gira por el norte, es una de las joyas de la provincia de Salta y tiene bastante para contar. Y aunque la historia del turismo en el lugar viene desde hace años, parece seguir renovándose.

Hasta podría decirse que 'los años le sientan bien'. Los que saben y conocen, recomiendan empezar con una caminata por este lugar de impronta histórica, que hace viajar a otra época.

Por sus calles se ven las típicas casas de adobe y piedra, su plaza y la iglesia de San José, con techos en madera de cardón
El pueblo de Cachi se encuentra en el centro, ideal para ir y volver desde otros lugares de Salta.
El pueblo de Cachi se encuentra en el centro, ideal para ir y volver desde otros lugares de Salta.

La arquitectura colonial es algo que aún se conserva y un elemento que le da esa identidad tan característica, exquisita, con una historia que viene desde el siglo XVIII. Casi como un ritual, de noche Cachi se enciende a la luz de sus faroles antiguos, dando lugar a otra postal igual de hermosa.

La gastronomía de Cachi

Algo fundamental para disfrutar y conocer la vida local es la gastronomía. A la hora del almuerzo o la cena, llegan los aromas de tamales, empanadas y humita preparándose. Los restaurantes abren sus puertas y hay que probar alguno de sus platos, en los que abundan las especias. Y todo acá viene con un valor agregado: la calidez de la gente, que suma ingenio y detalles de color a la experiencia.

Las bodegas que se encuentran en Cachi son las más altas del mundo.
Las bodegas que se encuentran en Cachi son las más altas del mundo.

Fabio Ortiz, por ejemplo, lleva adelante uno de los bares y despensas del pueblo. Un lugar de esos bien tradicionales en donde se pueden probar desde las empanadas hasta la 'picada presidencia', llamada así porque la degustó el Presidente en su visita al pueblo.

En esta almacén caracterizada por su antigüedad y su toque rústico, se pueden encontrar desde cosas de farmacia hasta comidas y bebidas: "Vendemos cerveza artesanal de acá, especias, tenemos los vinos de las bodegas de altura, escabeches, dulces artesanales,entre otras cosas para así fomentar la mano de obra cacheña", expresó Fabio.

Además, cuenta que los extranjeros que más se ven son los franceses y en menor medida los alemanes y brasileros. En cuanto a los argentinos, los que más visitan Cachi son los jujeños y los tucumanos durante los fines de semana.

El Presidente estuvo presente junto a varios funcionarios en Cachi para llevar adelante la mesa de ‘Turismo para el Empleo’.
El Presidente estuvo presente junto a varios funcionarios en Cachi para llevar adelante la mesa de ‘Turismo para el Empleo’.

"Lo que más piden son las especias que son autóctonas del lugar, los quesos de cabra. En cuanto a la bebida, los franceses prefieren el vino mientras que los alemanes disfrutan más de la cerveza", asegura Ortiz.

El plan puede ser, entonces, quedarse unos días en el pueblo y aprovechar también las excursiones por los alrededores, porque además Cachi está rodeado de paisajes preciosos. El Parque Nacional Los Cardones es una buena opción: cuentan los guías que, según la tradición, cada cardón es un antiguo poblador que cuida estas tierras.

También hay visitas a varios sitios arqueológicos y se puede hacer una parada en el Museo Pío Pablo Díaz: las historias de antiguas civilizaciones que guarda este pueblo se multiplican hasta el infinito. Para los que busquen algo de aventura, el Nevado de Cachi invita al desafío ascender sus casi 6400 msnm.

El vino, uno de los puntos fuertes del turismo

Las bodegas son otro de los lugares centrales: muchas de ellas también se abrieron al turismo. A más de 2000 metros de altura, el detalle clave es que aquí están algunos de los viñedos más altos del mundo, donde se elaboran, entre otras variedades, los excelentes vinos torrontés. Hay visitas, degustaciones y todo tipo de actividades entre vides.

Ricardo Isasmendi lleva adelante una de esas bodegas en una antigua casona, hoy un emprendimiento familiar del que participan abuelos, padres y nietos en donde producen 12.000 botellas al año "Hace 12 años que tenemos esta bodega en donde participa toda la familia."

La bodega, situada en frente al Lago de Cachi, tiene una vista impresionante en el medio de la aridez, que según Ricardo, es lo que más emociona y sorprende a los turistas cuando entran al lugar.

"Cada vez hay más turistas que vienen y se quedan encantados con la historia, las tradiciones y las costumbres del lugar", asegura Ricardo.

Y hay un tip fotográfico que recomiendan todos: en época de cosecha, los pimientos se dejan secando al sol y hasta los cerros se cubren de su color rojo, dando lugar a una de las postales más lindas, que dejan ver el costado agricultor de la zona. Hay varias agencias que hasta incluyen un 'Pimiento tour' entre sus excursiones y paquetes.

Así, los turistas llegan a Cachi en busca de algo distinto. Ya sea tranquilidad, estar lejos de todo o disfrutar del encanto de un lugar que remonta a otra época. Toda una esencia y personalidad que también le valieron ser uno de los Pueblos Auténticos, un programa del Ministerio de Turismo de la Nación para revalorizar la identidad de pequeños pueblos a lo largo de todo el país e impulsar su impronta turística con distintos tipos de aportes.

"El turismo llega a donde otras actividades no llegan", explica Gustavo Santos, el ministro de Turismo nacional.

"Con Pueblos Auténticos estamos trabajando en conjunto para que estos pueblos, únicos, sean la oportunidad de un gran desarrollo local de la actividad turística", destaca. "Es fundamental lograr un desarrollo equitativo, incrementando la oferta y generando arraigo y empleo genuino", agrega el ministro.

Gracias a las personas que van a conocer este lugar, hoy la economía de Cachi está basada principalmente en los turistas que llegan y en la agricultura. Habrá que hacer una escapada para terminar de conocer cuál es ese secreto encantador que atrapa a todos los viajeros que se acercan.