La espectacular isla de Mahé de Seychelles, no solo es conocida por su belleza natural sino que se cree que un tesoro de 200 millones de dólares se encuentra enterrado en algún lugar de sus superficie (nationalgeographic)
La espectacular isla de Mahé de Seychelles, no solo es conocida por su belleza natural sino que se cree que un tesoro de 200 millones de dólares se encuentra enterrado en algún lugar de sus superficie (nationalgeographic)

Es un destino turístico único: playas de arena blanca, aguas prístinas y rocas graníticas que generan un ambiente ideal para el relax y el descanso. Seychelles es un archipiélago compuesto por 115 islas que enamora en el océano Índico, al noreste de Madagascar, que además de su atributos naturales invita a la aventura. Y no cualquier aventura, sino una inspirada en cuentos, en historias del pasado que parecen no cerrarse nunca, en la búsqueda desesperada de un tesoro perdido, abandonado a su suerte por piratas.

Seychelles es una composición de islas dálmatas, una más atractiva que otra, y entre esas tantas se encuentra la espectacular isla de Mahé, una de las más grandes en superficie. Su biodiversidad es asombrosa: cuenta con más de 300 especies de peces y más de 30 tipos de corales distintos a su alrededor, como también es el hogar de miles de especies endémicas. La riqueza de Mahé no solo se centra en su belleza natural, la leyenda cuenta que un tesoro de piratas yace en una de sus tierras, un tesoro que rondaría los 200 millones de dólares.

Las formaciones graníticas, una de las características del archipiélago
Las formaciones graníticas, una de las características del archipiélago

Como en el libro de Robert Louis Stevenson, La Isla del Tesoro, un grupo de exploradores amateurs decidió seguir su corazón, su instinto, su sueño de convertirse en un mito.

Muchos idealistas intentaron encontrar este secreto de la historia, pero hubo dos hombres que sin dudas dedicaron cada gota de su esfuerzo a descifrar este gran enigma. Su nombre era Reginald Herbert Cruise-Wilkins, conocido localmente en la isla como el "hombre del tesoro", quien vivió en búsqueda de la fortuna durante 27 años hasta su muerte en 1977. Luego su hijo John, quien siempre admiró a su padre por su "loca dedicación", heredó no solo ese apodo, sino también la misión de desenterrar la fortuna que aún permanece oculta.

Reginald Herbert Cruise-Wilkins junto a su hijo pasaron casi toda su vida en búsqueda de este tesoro (seychellesnewsagency)
Reginald Herbert Cruise-Wilkins junto a su hijo pasaron casi toda su vida en búsqueda de este tesoro (seychellesnewsagency)

Se cree que el tesoro fue enterrado en Bel Ombre, un distrito al norte de la isla de Mahe, por el pirata Olivier Le Vasseur, también conocido como La Buse, que lo robó de la nave portuguesa Virgem do Cabo una semana después de Pascua en abril de 1721. Los registros históricos indican que el tesoro enterrado en Seychelles incluye una cruz de siete pies de alto (2 metros) de Goa, hecha de oro sólido e incrustada con piedras preciosas.

Pero la expedición de este padre e hijo no fue tarea fácil durante estos años, además de contar con varias trabas por parte de las autoridades del estado se sumó la crítica social. Sin embargo, pese a las adversidades John Cruise-Wilkins no dudó en continuar con su objetivo y legado familiar.

John Cruise-Wilkins continúa le legado de su padre y pese a las adversidades continúan la incesante búsqueda (seychellesnewsagency)
John Cruise-Wilkins continúa le legado de su padre y pese a las adversidades continúan la incesante búsqueda (seychellesnewsagency)

"No me importa lo que piensen, pero muchos creen verdaderamente que estoy loco. Pensaban que mi padre también lo estaba. Generalemente, la pregunta de la gente siempre es "¿Por qué la caza del tesoro? Quiero decir, la gente ya no hace esto ", dijo John a la BBC.

Muchas veces el tener un objetivo o un sueño en la mira puede ser el motivo de la felicidad durante años y este hombre sin dudas supo encontrar su lugar en el mundo. Motivado por la ilusión aseguró que su tranquilidad ante su tarea es realmente absoluta.

Aseguró que pese a que su labor es arduo, supo encontrar la tranquilidad en su sueño (seychellesnewsagency)
Aseguró que pese a que su labor es arduo, supo encontrar la tranquilidad en su sueño (seychellesnewsagency)

"He encontrado el tesoro mental, es sólo el físico el que ahora permanece, el que estoy buscano", agregó.

Hasta la fecha solo se han encontrado alguna reliquias antiguas que hoy se encuentran en colecciones privadas o en museos de América del Norte y Europa. Entre ellos se encuentra un pendiente de oro, una moneda de cobre, huesos humanos, pistolas, bolas de mosquete, estatuillas de porcelana y otros artículos.

"He utilizado todo tipo de equipos: bombas de agua, perforadoras de roca, martillos neumáticos, herramientas manuales, incluso excavadoras y voladuras en ciertos momentos, así como el último equipo de detección de tesoros traído de Alemania", agregó.

Actualmente John trabaja en un proyecto de turismo destinado para la recaudación de fondos para sus expediciones (bbc)
Actualmente John trabaja en un proyecto de turismo destinado para la recaudación de fondos para sus expediciones (bbc)

Actualmente John trabaja en un proyecto destinado a la explotación turística de la zona en relación a esta insólita búsqueda de tesoro. El fin del especialista es que esto ayude a financiar las costosas expediciones por al menos tres años más. Sin dudas su perseverancia no deja de ser admirada por sus seguidores e incluso su obstinación es una invitación a la duda. ¿Hay en realidad un secreto enterrado en la isla?

"Después de que tantos obstáculos colocados en nuestro camino habían sido superados hubo ocasiones en las que casi me rendí. Pero no podía darles esa satisfacción ni al estado ni a la gente que critica el proyecto. Mis planes son recuperar el tesoro con el fin de obtener una licencia y evitar la intervención de las autoridades en las ganancias del descubrimiento, o bien obtener el financiamiento adecuado para terminar el trabajo", concluyó John.

LEA MÁS: