“Diseños de futuros”, un método para imaginar un mañana postpandemia en el mundo laboral

Con el objetivo de imaginar potenciales escenarios para resolver los problemas del ahora, esta forma de pensar se posiciona como una de las soluciones para comprender lo que sucederá

(Shutterstock)
(Shutterstock)

¿Qué sucederá en el mundo laboral el día después de la pandemia? ¿seguirá todo igual? ¿qué pasará con el empleo? ¿Volveremos a las oficinas? Estas son algunas de las inquietudes que resuenan cada vez con más fuerza en el mundo laboral a siete meses de la llegada del coronavirus, COVID-19, a la vida de las personas.

En este sentido, una metolodogía llamada Diseños de futuros propone imaginar estos potenciales escenarios del mañana para resolver los problemas del ahora. “La metodología permite mediante diez pasos sencillos y accesibles hacer tres cosas fundamentales para tomar buenas decisiones: desafiar conceptos y tendencias en las que basamos nuestras creencias actuales; proponer escenarios futuros para anticiparse a riesgos y oportunidades; pensar planes para transformar el presente y comenzar a ejecutar acciones de forma inmediata basadas en una técnica abierta y colaborativa que permite correrse de las modas y la intuición”, dijo a este medio Enrique Cortés Funes, autor del libro Diseño de futuros para transformar el presente.

El diseño de futuros es una práctica que tiene miles de años, pero la velocidad con la que suceden los cambios actuales hace que tome mayor relevancia para las organizaciones. “Quién no diseña su futuro lo deja en manos de otro. La metodología es un llamado a pensar de manera estratégica pero veloz, leyendo el presente con los anteojos del futuro”, aseguró Cortés Funes.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

La pandemia, y un sentido de supervivencia básico, puso de manifiesto la necesidad de hacer diseño de futuros. Organizaciones que ya venían trabajando con el paradigma de transformación quedaron mejor paradas. Por ejemplo, anticipándose al teletrabajo o acelerando la digitalización. Diseñar futuros en este momento implica sobre todo bajar la ansiedad. Nos permite pensar cuáles de todos estos cambios abruptos permanecerán, proponer escenarios para no tomar decisiones prematuras y sin sustento”, explicó a Infobae Alejandro Repetto, especialista en diseño del futuro.

Ambos especialistas han estudiado en el Institute for the Future, ubicado en Palo Alto, California, que tiene como objetivo ayudar a las personas y a las organizaciones a desarrollar el pensamiento estratégico con base en la planificación de futuros. Lo cierto es que países como Estados Unidos, Israel, Canadá, Australia, Reino Unido, Singapur, Finlandia, entre otros, aplican esta metodología. En el caso de Finlandia hay un bloque parlamentario orientado al futuro, en el que en su informe 2019 detectaron 100 tecnologías disruptivas y comenzaron a trabajar en objetivos legislativos para no “verse sorprendidos” mientras que el Institute For The Future provee informes directos al Gobierno de los Estados Unidos.

En este sentido, ambos acordaron que en virtud del contexto de la pandemia y de ciertas tendencias que ya estaban en auge con anterioridad, se pueden trazar un sinfín de escenarios posibles. Lo que si es seguro es que el componente humano seguirá siendo una constante más allá de la tecnologías o plataformas que se utilicen.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

“La postpandemia se verá marcada por el bautismo digital de una gran porción de la población mundial. Por ejemplo, la industria gastronómica, cuando se levanten las restricciones, tiene la posibilidad de volver al pasado o de continuar con un mercado extenso fuera de los cubiertos dentro de sus restaurantes. Es decir, los restaurantes seguirán existiendo, pero los comensales se dividirán entre los que van físicamente y los que piden delivery con un concepto de experiencia extendido, alternando su condición y preferencias acorde al contexto. Quienes pidan delivery de restaurantes gourmet, querrán que los productos lleguen con la calidad prevista, y que la experiencia sea como comer en el local pero en su casa. De alguna manera, se agranda el mercado”, enfatizó Repetto.

Casos similares se vislumbran en la industria del turismo o de los deportes, ya que quienes puedan seguir disfrutando de experiencias físicas, lo harán, pero quienes no puedan, quizás comiencen a comprar viajes virtuales, guiados por expertos en turismo virtual, o asistirán a estadios de forma holográfica. De nuevo, el profesional explicó que el mercado se ensancha y presenta nuevas oportunidades.

¿Cómo puede cambiar esta metodología el escenario actual del mundo laboral?

(Shutterstock)
(Shutterstock)

El mundo laboral de oficina parece haber cambiado en una dirección sin retorno: el teletrabajo resultó beneficioso para gran parte de las organizaciones. “Estas organizaciones comprendieron que trabajar desde casa es, en muchos casos, ganar productividad, pero también disminuir costos. Los espacios de oficina, con costos elevadísimos por metro cuadrado, poco sentido tienen para alguien cuya responsabilidad está detrás de una computadora. Por otro lado, para los trabajadores, el desafío es la adaptación a trabajar desde casa, en un entorno no pensado para ello”, enfatizó Cortés Funes.

SEGUÍ LEYENDO

Cómo cambiará la dinámica laboral postpandemia

El trabajo de buscar empleo en tiempos de COVID-19

¿Cómo evitar el síndrome del burnout en cuarentena?

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos