Cuerpos reales bajo el escáner: arrancó la última etapa de la medición clave de la Ley de Talles

El estudio antropométrico argentino estuvo suspendido casi dos años por la pandemia y ayer se reanudó en La Plata. Los primeros voluntarios de las mediciones del escáner 3D del INTI cuentan que se anotaron porque tienen dificultades para encontrar ropa de su talle y quieren ayudar para que por fin la ley se aplique

El escáner 3D volvió a arrancar en un tráiler ubicado en el playón del Teatro Argentino de La Plata
El escáner 3D volvió a arrancar en un tráiler ubicado en el playón del Teatro Argentino de La Plata

Hace casi dos años se frenó por la pandemia de coronavirus. Ahora, con previa inscripción online y protocolos anticovid, el escáner 3D, la tecnología única en el país que hace posible el “censo corporal”, volvió a arrancar en un tráiler ubicado en el playón del Teatro Argentino de La Plata, uno de los edificios más significativos de la ciudad de las diagonales, ubicado entre las calles 9 y 10 y las avenidas 51 y 53.

Allí está el acoplado especial ploteado con el #LeyDeTalles y la sigla del EAAr, Estudio Antropométrico Argentino, el trabajo que lleva adelante el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para definir las dimensiones reales de los cuerpos de los argentinos y dar sustento a la Ley de Talles sancionada en noviembre de 2019.

Junto al tráiler también hay varios gazebos blancos especialmente montados para recibir a los participantes, de 12 años en adelante, que se anotaron, en forma voluntaria y anónima, a través de la web de INTI o directamente desde la app Mi Argentina. La inscripción de los menores de 18 años implica la autorización del adulto responsable (padre, madre o tutor), quien previamente ha leído, comprendido y aceptado los términos y condiciones.

“No tengo un cuerpo hegemónico”

Julián Maffessoli tiene 24 años, es estudiante y trabaja en la secretaría de un colegio. Es uno de los primeros voluntarios platenses que accedió a medirse. “Me acerqué como una manera de seguir ayudando a la causa porque hace casi 4 años que me realizaron una operación de bypass gástrico: pesaba 132 kilos y ahora peso 75. Antes, claramente tenía problemas con los talles y hoy los sigo teniendo porque no tengo un cuerpo hegemónico, no tengo los típicos abdominales que se ven en Instagram. Me compro ropa y me marca los rollos o alguna parte del cuerpo y no me siento cómodo. Antes era peor: tenía que conformarme con lo que había o que directamente me dijeran ‘no tengo talle para vos’”. Por suerte todo está cambiando”, contó esperanzado al terminar su paso por el escáner.

Junto al tráiler también hay varios gazebos blancos especialmente montados para recibir a los participantes, de 12 años en adelante, que se anotaron, en forma voluntaria y anónima, a través de la web de INTI o directamente desde la app Mi Argentina
Junto al tráiler también hay varios gazebos blancos especialmente montados para recibir a los participantes, de 12 años en adelante, que se anotaron, en forma voluntaria y anónima, a través de la web de INTI o directamente desde la app Mi Argentina

“Mi expectativa con esta ley es que haya talles acordes a los cuerpos de la población y que sean iguales en todos los locales, que no pase como ahora que en un local mi cuerpo corresponde a un talle y en otro negocio, a otro”, dijo Giuliana, 24 años, abogada, nacida en La Plata, luego de sumarse al estudio. “Muchas veces tengo dificultades para conseguir talle, y también querer probarme una prenda y que el mismo local no me lo permita por miedo a que la prenda se estire porque de entrada me dicen que no me va a quedar”.

Leopoldo Rueda (30) también se ofreció como voluntario en respuesta a la noticia del reinicio del estudio. “Vengo siguiendo el desarrollo de esta ley; me interesa poder participar y aportar desde mi lugar”, señaló en el playón del Teatro Argentino. Carla, otra de las participantes, destacó la relevancia de poder contar con una tabla de talles reales de los argentinos: “Nos permite a todos y todas poder acceder al derecho mínimo que es vestirse. Es una demostración de ampliación de derechos”.

En busca de las 6.500 muestras que faltan

El escáner, que en pocos segundos es capaz de hacer un paneo con sensores infrarrojos que captan hasta 400 puntos del cuerpo, se quedará en La Plata durante tres semanas, hasta el 17 de agosto. Luego, recorrerá la Ciudad de Buenos Aires, municipios del conurbano, Salta y la Patagonia.

En La Plata se dio inicio a la última etapa de mediciones. En adelante, se necesitan escanear 6.500 cuerpos, la cantidad que falta para terminar el estudio. Hasta el momento está relevado aproximadamente el 60% del estudio que, en total, tiene que reunir cerca de 15.000 muestras de todo el país. Cuando finalicen las mediciones, el equipo del INTI creará la Primera Base de Datos Nacional de Medidas Antropométricas que representará los distintos estratos de la población definidos por sexo/género, grupo etario y región del país y, de esta manera, unificar el criterio de confección de la industria local.

El escáner en pocos segundos es capaz de hacer un paneo con sensores infrarrojos que captan hasta 400 puntos del cuerpo
El escáner en pocos segundos es capaz de hacer un paneo con sensores infrarrojos que captan hasta 400 puntos del cuerpo

En el playón del Teatro Argentino, estuvo presente el presidente del INTI, Rubén Geneyro, quien remarcó la satisfacción del INTI “en aportar tanto en un tema tan demandado por la sociedad como tener una tabla de talles que responda al cuerpo de los y las argentinas”. Y agregó: “Es importante que todos los sectores, tanto los que producen, diseñan y consumen estén involucrados en el proyecto. El acompañamiento de sectores industriales, emprendedores y organizaciones de la sociedad civil, presentes hoy aquí, es un aporte muy importante para la implementación de esta ley”.

De Jujuy a La Plata

La última medición se realizó en noviembre de 2019 en la ciudad de San Salvador de Jujuy. Y cuando se estaba terminando de resolver la logística para continuar en Salta, irrumpió la pandemia y todo se suspendió. En esos tiempos sin coronavirus, los participantes se acercaban convocados por las noticias de los medios locales o directamente por invitación de los empleados del Instituto en la vía pública, el mismo día de la medición.

Ahora, todo se realiza con previa inscripción online y protocolos adecuados para prevenir el contagio del COVID-19 durante el escaneo. Por eso, los turnos son espaciados para sanitizar el equipamiento luego de la medición de cada participante, y se entregan guantes y barbijos descartables antes de ingresar al habitáculo.

Los cuatro pasos del proceso de medición

En diálogo con Infobae, la encargada del estudio, referente del Centro INTI-Textiles, Sandra Jung, explicó en qué consiste el proceso de medición iniciado en La Plata. “Entre el cuestionario personal y el escaneo corporal, el tiempo con cada participante es de 15 minutos, de manera que se relevan 4 personas por hora. La tarea se desarrolla de 10 a 16, es decir, 24 voluntarios por día. La tarea de medición y el tiempo para sanitizar luego el habitáculo, está organizado de manera tal para evitar esperas”.

Entre el cuestionario personal y el escaneo corporal, el tiempo con cada participante es de 15 minutos, de manera que se relevan 4 personas por hora
Entre el cuestionario personal y el escaneo corporal, el tiempo con cada participante es de 15 minutos, de manera que se relevan 4 personas por hora

“La convocatoria online –apuntó Jung- ha tenido muy buena repercusión y eso es muy importante porque para el estudio necesitamos que esté representada la diversidad de género y las diferentes categorías de edad de la población”.

Cada participante tiene que pasar por cuatro puestos atendidos por operadores del Instituto: en el primero se verifica el turno; en el segundo se realiza un breve cuestionario personal (sexo/género, edad, región, alimentación y condiciones socioeconómicas). En el tercero, la persona ingresa al tráiler y allí en la cabina de escaneo, con calefacción y absoluta privacidad, se queda en ropa interior, malla o prendas deportivas al cuerpo. Se mide la altura, sin medias y calzado, y se toma el peso en la balanza.

En el cuarto y último paso, el participante tiene que mantenerse erguido frente a las 16 cámaras infrarrojas del escáner: entre 10 y 15 segundos hace un paneo que capta entre 300 a 400 puntos del cuerpo, entre ellos, el contorno de la cintura, los bíceps y las rodillas, incluyendo el largo y ancho de los pies. Jung explica que el operador que maneja el escáner no ve a los participantes porque está fuera de la cabina y solo ve imagen virtual de la figura humana en 3D que aparece en el monitor del equipo.

Al finalizar todo el proceso, cada participante lleva impresas sus medidas. “Son aproximadamente 60 medidas del cuerpo –afirma Jung- del cuello hacia abajo, como el ancho de espalda, contorno de busto/pecho, cintura, contorno de muslo, pantorrillas, etc. También el cálculo de su Índice de Masa Corporal (IMC), en base a su altura y peso”.

En qué situación está la Ley

Las organizaciones que promueven la diversidad de los cuerpos y la lucha contra los estereotipos, aseguran que se trata de “un cambio social estructural cuyo proceso lleva mucho tiempo” (Getty Images)
Las organizaciones que promueven la diversidad de los cuerpos y la lucha contra los estereotipos, aseguran que se trata de “un cambio social estructural cuyo proceso lleva mucho tiempo” (Getty Images)

A principios de junio se aprobó la reglamentación de la Ley 27.521 (Decreto reglamentario 375/2021). Pero hay que esperar un tiempo más para que los consumidores observen cambios en las prendas, etiquetas y cartelería de los locales comerciales y canales de venta online. Es que primero se necesita contar con el resultado del EAAr para poder elaborar la tabla de talles, que técnicamente se llama Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI).

El plazo que fija la reglamentación es de 240 días -hasta febrero de 2022- si el contexto no obliga a nuevas prórrogas por restricciones a la presencialidad. Luego, vendrá la etapa de implementación que, paulatinamente, se irá acomodando a los tiempos de preparación de las colecciones. El sector productivo estima que se concretará recién en el año 2023.

Encuesta Nacional de Talles 2021

Las organizaciones que promueven la diversidad de los cuerpos y la lucha contra los estereotipos, aseguran que se trata de “un cambio social estructural cuyo proceso lleva mucho tiempo”.

Desde 2012, la ONG AnyBody realiza una encuesta nacional para saber si los argentinos tienen problemas para encontrar ropa de su talle. Y desde entonces, año tras año, las encuestas indican que cerca del 70% tiene dificultades y que los talles promedio -44, 46 y 48- siempre son los más complicados de hallar en los locales. Estos resultados lograron impulsar la idea de hacer el primer estudio antropométrico en la Argentina.

Ahora, AnyBody está recolectando respuestas de la Encuesta Nacional de Talles 2021. Se puede participar entrando a este link. Este año, el sondeo incluye preguntas sobre la cultura de las dietas restrictivas y las implicancias psicológicas y emocionales que genera la falta de talles para todos los cuerpos; también qué sabe la ciudadanía acerca de la implementación de la ley de talles.

SEGUIR LEYENDO: