El taxi volador tendrá capacidad para tres pasajeros y el conductor. (Hyundai)
El taxi volador tendrá capacidad para tres pasajeros y el conductor. (Hyundai)

“¿Es un auto?”. “¿Es un avión?”. Es un prototipo de taxi aéreo que se presenta como la precuela del auto volador para usar como transporte y que pueda moverse tanto por tierra como por aire. La sociedad entre la automotriz Hyundai y la aplicación estadounidense Uber exhibió su potencial en la feria Consumer Electronics Show 2020, con un vehículo capaz de trasladar por aire hasta tres pasajeros, además del conductor, y unirse a un ecosistema de movilidad sustentable imaginada por la firma coreana, un proyecto que podría ver la luz pronto, en 2023.

Uber había insinuado el año pasado, también en el CES, su intención de desarrollar un transporte aéreo que le otorgara una alternativa de movilidad frente a los todavía insalvables nudos de tránsito presentes en las grandes ciudades del mundo, en la que también se encuentra la aplicación, aun con la resistencia de muchos taxistas locales. En 2019, la app mostró su alianza incipiente con Bell Helicopter para la concreción del taxi aéreo, el, Bell Nexus. Ya por entonces se hablaba de 2023, fecha que no cambió. Lo que sí se modificó fue el partner elegido por la transportista. El Bell Nexus también está en el CES 2020, pero Uber se fue seducido por una (automotriz) coreana.

Será completamente eléctrico y ya trabajan para hacerlo autónomo. (Hyundai)
Será completamente eléctrico y ya trabajan para hacerlo autónomo. (Hyundai)

El plan de fondo es tener, finalmente, un auto volador que pueda cambiar de modalidad de transporte sin necesidad de realizar un trasbordo. Y en eso trabajan Hyundai y Uber. Por lo pronto, el asiático fue el primer fabricante de vehículos en comprar el sueño de la app de transporte sobre implementar una red de taxis aéreos que llegue al cielo de las principales ciudades.

El taxi volador de Hyundai y Uber.

Así, Uber y Hyundai unieron fuerzas para poner a punto el Personal Air Vehicle (PAV) SA-1, o un vehículo personal aéreo, que puede decolar y aterrizar en forma vertical: se asemeja a un helicóptero con alas y puede transportar cuatro personas para recorridos de hasta 100 kilómetros a una velocidad de 289,6 kilómetros por hora. Las dos compañías delinearon los detalles de su asociación durante el CES 2020, adonde mostraron un modelo a escala real del vehículo. Sería totalmente eléctrico con un alcance de 96 kilómetros.

El concepto es similar a los diseñados por Boeing y otras compañías en colaboración con Uber Elevate, la división aérea de la compañía de transporte. Según lo anticipó Uber, este mismo año se realizará la primera demostración pública del vehículo este año y permitirá a los clientes reservar viajes aéreos para 2023.

Hyundai es la primera automotriz en unirse a la iniciativa Uber Elevate, aportando capacidad de fabricación a escala y un historial de producción en masa de vehículos eléctricos. El Air Vehicle Concept fue creado en parte a través del proceso de diseño abierto de Uber, un enfoque inspirado por la NASA que da un impulso a la innovación al lanzar públicamente los conceptos para que cualquier empresa pueda utilizarlos para innovar sus modelos de taxi aéreo y tecnologías de ingeniería.

A través de esta asociación, Hyundai producirá los vehículos, y Uber proporcionará servicios de apoyo en el espacio aéreo, conexiones con el transporte terrestre e interfaces con los clientes a través de una red de viajes compartidos. Ambas partes colaboran en conceptos de infraestructura para apoyar el despegue y el aterrizaje de esta nueva clase de vehículos.

Maqueta de cómo imaginan Hyundai y Uber la plataforma del taxi.
Maqueta de cómo imaginan Hyundai y Uber la plataforma del taxi.

“Nuestra visión sobre la Movilidad Aérea Urbana transformará el concepto de transporte urbano”, dijo Jaiwon Shin, vicepresidente Ejecutivo y jefe de la División de Movilidad Aérea Urbana (UAM) de Hyundai. “Esperamos que la UAM revitalice las comunidades urbanas y proporcione más tiempo de calidad a la gente. Estamos seguros de que Uber Elevate es el socio adecuado para hacer que este innovador producto esté disponible para el mayor número de clientes posible”.

“Hyundai es nuestro primer socio de vehículos con experiencia en la fabricación de coches de pasajeros a escala mundial. Creemos que tiene el potencial para construir vehículos Uber a niveles nunca vistos en la industria aeroespacial actual, produciendo aviones de alta calidad y fiabilidad en grandes volúmenes para reducir los costos de pasajeros por viaje. La combinación de la capacidad de fabricación de Hyundai con la plataforma tecnológica de Uber representa un gran paso adelante para el lanzamiento de una vibrante red de taxi aéreo en los próximos años”, dijo Eric Allison, jefe de Uber Elevate.

En el trabajo conjunto realizado por Hyundai con Uber Elevate para desarrollar un modelo PAV (Personal Air Vehicle), S-A1, se optimizaron los sistemas de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) destinados a los viajes aéreos compartidos.

Como resultado, el modelo S-A1 de Hyundai presentado en el CES refleja los parámetros mostrados por Uber Elevate en los anteriores diseños. Está diseñado para una velocidad de crucero de hasta 290 kilómetros por hora, una altitud de crucero de alrededor de entre 300 y 600 metros sobre el suelo, y para viajes de vuelo de hasta 100 kilómetros.

Será parte de un entramado de transporte eléctrico y autónomo en el futuro.
Será parte de un entramado de transporte eléctrico y autónomo en el futuro.

El vehículo Hyundai será 100% eléctrico. Utilizará propulsión distribuida, con lo que alimenta múltiples rotores y hélices alrededor del fuselaje para aumentar la seguridad al disminuir cualquier punto de falla. El hecho de tener varios rotores más pequeños también reduce el ruido en relación con los helicópteros de rotor grande con motores de combustión, lo cual es muy importante para las ciudades. Durante las horas pico requerirá de cinco a siete minutos para recargarse

En principio tendrá piloto pero el proyecto contempla que, con el tiempo, se convierta en autónomo. La cabina está diseñada con cuatro asientos para pasajeros, lo que permite a los viajeros subir o bajar fácilmente y evitar el temido asiento central con espacio suficiente para una bolsa o mochila por viajero.

Esta alianza insinúa en Las Vegas su primer resultado. Uber tiene más de cien millones de usuarios. Hyundai, en tanto, en 2019 vendió más de 4,4 millones de vehículos en todo el mundo. Es una sociedad poderosa. Que si se propone hacer volar un auto, es altamente probable que lo consiga más temprano que tarde.

SEGUÍ LEYENDO