Martiniano López Crozet , el creador del “zapato guante”, que también lo replicó a su manera Céline y Zara, entre otras marcas (Foto: Jeremy Oversier)
Martiniano López Crozet , el creador del “zapato guante”, que también lo replicó a su manera Céline y Zara, entre otras marcas (Foto: Jeremy Oversier)

Con más de 80 boutiques alrededor del mundo y unos 31.000 pares exportados, Martiniano López Crozet es un joven argentino aficionado por el arte pero también por la moda. En el 2011 creó un zapato al que llamó "el zapato guante" y se convirtió automáticamente en un éxito. En la actualidad sus clientes son internacionales y se mueve en el mercado del lujo compitiendo con las maisons como lo son Dior, Balenciaga y Céline.

En diálogo con Infobae, el autor del "zapato guante"contó cómo fue el proceso de creación de este accesorio furor.

Diversas medidas de tacos y colores del cuero de la cabretilla. Todos los zapatos firmados por Martiniano (Vanesa Beecroft/ Federico Spadoni)
Diversas medidas de tacos y colores del cuero de la cabretilla. Todos los zapatos firmados por Martiniano (Vanesa Beecroft/ Federico Spadoni)

– ¿Cómo fue que decidiste dedicarte al diseño de calzado?

– Después de dedicarme al arte y la música por dieciséis años, llegué a un punto en el que necesité concretar objetivos que no había logrado antes cómo trabajar solo y no en colaboración y volver a una pasión que siempre tuve que es la moda. Otra razón fue dejar el lado crítico del arte en el que hay que sustanciar la obra con la teoría. Me dio mucha curiosidad la noción de un negocio y poder vivir la vida de no-artista.

– ¿Y cómo se te ocurrió diseñar el zapato guante?

– Antes de mudarme a Buenos Aires, después de haber vivido veintidós años en California, hice un año de investigación sobre la historia del zapato. De toda mi investigación los períodos que más me interesaron fueron el medioevo y los zapatos de la corte francesa de los siglos XVII y XVIII. Lo que más me atrajo son los zapatos medievales que se extendían hasta los muslos como medias o guantes largos.

Detalle minucioso y fashionista, con un lazo, el zapato guante se puede abrochar ajustar a la medida del pie de la mujer (Foto: Marcelo Setton)
Detalle minucioso y fashionista, con un lazo, el zapato guante se puede abrochar ajustar a la medida del pie de la mujer (Foto: Marcelo Setton)

– ¿Qué fue lo que te inspiró en ese momento?

– Fotografié pinturas y grabados en museos y libros de arte. Me interesaron las cualidades rústicas de imágenes en zonas rurales, los zapatos de raso de la aristocracia manchados con barro durante los paseos o de los campesinos que trabajaban en el campo, las técnicas y materiales más finos usados por las clases altas, las botas de montar de los soldados en batalla o las sandalias romanas en esculturas de mármol.

– ¿Qué sentís cuando ves que tu zapato lo replican marcas como Céline, Balenciaga o hasta Zara?

– En el 2011 diseñé y mostré mis modelos guante y botita en Nueva York y comente mi relación con el showroom con el que vengo trabajando desde entonces, Maryam Nassir Zadeh. Ellos presentan mis colecciones cuatro veces al año en Nueva York y París. A partir de mi primer colección, y de forma inmediata, otras marcas comenzaron a hacer estilos similares y llega un punto en el 2015 en el que Céline muestra su versión de un zapato desestructurado. El zapato de Céline, sin embargo, era más parecido a las fundas de zapatos para quirófanos, entonces los medios internacionales empiezan a usar el nombre de mi modelo "glove shoe" como término general para describir una tendencia en calzado. La similaridad del zapato de Céline con el mío fue la idea del zapato media: un zapato cuya forma la da la forma del pie.

Los zapatos de cabretilla de Martín López Crozet varían los colores según la temporada(Vanesa Beecroft/ Foto: Federico Spadoni)
Los zapatos de cabretilla de Martín López Crozet varían los colores según la temporada(Vanesa Beecroft/ Foto: Federico Spadoni)

–  ¿De qué materiales están hechos tus zapatos?

– Están hechos de cabretilla. La cabretilla es el cuero de cabra criada en granjas y se tiñe con anilinas. Los cueros teñidos con anilina son los más atractivos y apreciados, ya que la superficie no está cubierta de una capa superior de pintura o pigmento insoluble y por ende retiene el grano natural y los poros visibles. Era el cuero favorito de Salvatore Ferragamo por las características mencionadas pero también por la elasticidad que provee un espesor de medio mililitro. La cabretilla se usó históricamente para la confección del calzado más fino pero por lo difícil de utilizar, por lo delicado, por el tamaño pequeño de las chapas, por lo caro y lo fácil de marcar durante el proceso de fabricación es un cuero que muy pocas marcas han usado en las ultimas décadas.

El diseñador no solo innovó con el diseño del calzado, sino también con el taco, que va variando según el paso de las temporadas de invierno y verano y de la moda (Foto: Jeremy Oversier)
El diseñador no solo innovó con el diseño del calzado, sino también con el taco, que va variando según el paso de las temporadas de invierno y verano y de la moda (Foto: Jeremy Oversier)

– ¿Cómo es el proceso del armado del zapato?

– La fabricación del zapato es uno de los procesos más complejos de la industria de la moda, aparte de el de las carteras, por la cantidad de distintos componentes: capellada, plantilla de armado, plantilla de vista, taco y suela. También está el tema del calce y comodidad. En mi caso no uso ni contrafuerte ni puntera, ya que la capellada de mis zapatos es solo una capa fina de cabretilla. Decidí no hacer cortes en el molde, lo cual normalmente se hace para ahorrar cuero, y esto hace que el rendimineto de una chapa de cabretilla, que es un animal pequeño. Quise lograr modelos cuya capellada sea de un único corte y de esta manera tener un efecto de simplicidad que no lo tiene un zapato con varias costuras.

Armar un zapato implica comprar y seleccionar el cuero, cortarlo, mandarlo a coser y una vez recibido el corte cosido y teniendo las hormas, las plantillas de armado, las plantillas de vista, la suela y los tacos se puede hacer un zapato en un día. La realidad es otra ya que estamos hablando de la coordinación de una temporada de dos mil pares con varios modelos distintos que en mi caso, ya que la fabricación es completamente artesanal, tarda varios meses e incluye el desarrollo de nuevos modelos y muestras al mismo tiempo.

– ¿Qué es lo que te diferencia de otros en tu calzado?

– Mis zapatos son ultra cómodos y elegantes al mismo tiempo. Es un zapato completamente hecho a mano, lo cual le da al producto una rusticidad especial y calculada. La suela y el taco están hechos en el taller de mi fabricante con técnicas que se usaban en Italia en los años 40. Todos los detalles están especificados y tengo un 100% de control de calidad lo cual es inaudito inclusive en grandes marcas. Todas las temporadas un pequeño pero muy especial equipo de asistentes descarta un gran porcentaje de zapatos fallados ya porque estoy en el mercado del lujo y la mitad de mis clientes son boutiques de Japón.

De cabretilla acharolada. Rojo, así fue un diseño de Martiniano Shoes, como (Vanesa Beecroft/ Foto: Federico Spadoni)
De cabretilla acharolada. Rojo, así fue un diseño de Martiniano Shoes, como (Vanesa Beecroft/ Foto: Federico Spadoni)

La industria del calzado en Argentina 

-¿Te gusta el diseño nacional? ¿Se puede competir a nivel internacional?

-Me es difícil hablar del diseño nacional porque no lo conozco mucho. Me interesan las marcas que proponen algo original ya sea en el diseño o en la idea o en la imagen. Un ejemplo es House of Matching Colors de Paula Selby Avellaneda. Hay algo muy específico acerca de los detalles en sus vestidos: los escotes, las sisas y la moldería en general son excelentes. Y por otro lado, Paula toma decisiones audaces todo el tiempo. Me gustan los pijamas Carzoglio. Nous Etudions y Vanesa Krongold son dos marcas que acabo de conocer y que también me parece muy interesantes.

– A pesar que hoy no tenés acá una boutique, ¿te gustaría tener una zapatería en Argentina?

– Me gustaría muchísimo tener una boutique en Buenos Aires o en cualquier ciudad del mundo, ya que me interesa mucho la idea pensar en los materiales, muebles y proporciones. Creo que el lujo solo existe en lo pequeño, entonces me gustan los espacios chicos, los techos bajos, las boutiques tamaño kiosko. Ejemplos de arquitectos que usaron estas escalas son Oscar Neimeyer, Rudolph Schindler, Richard Neutra y Adolf Loos

El famoso zapato guante en cabretilla negro, un color clásico para combinar con todos los looks con un taco cómodo (Foto: Uday Kay)
El famoso zapato guante en cabretilla negro, un color clásico para combinar con todos los looks con un taco cómodo (Foto: Uday Kay)

– ¿Qué mensaje le darías a los jóvenes que quieren lanzarse como vos y no se animan? 

– Lo más importante, y que aprendí cuando estudiaba arte, es hacer algo que sea completamente distinto a lo que existe en este momento, o, por lo menos, que aporte una vuelta de tuerca, algo personal. Una propuesta distinta, porque si no existe eso es casi imposible competir en el mercado internacional, a no ser que el producto compita a nivel precio.

Es muy importante tener el valor de exponerse como diseñador o artista y acostumbrarse a la crítica o al fracaso. En mi caso como artistas eramos casi especialistas en el fracaso porque tomábamos decisiones que implicaban mucho riesgo. Creo que es ese riesgo lo que hace que resaltes por bien o por mal y el fracaso siempre es parte del éxito o se aprende de él. Lo importante es hacer y mostrar, y solo de este proceso surge, de a poco, la identidad de un diseñador.

Otro mensaje importante para jóvenes que empiezan es que es una responsabilidad y estrés constante vender al mercado internacional. Para competir a nivel internacional lo principal es la calidad en materiales y confección. El control de calidad es indispensable, pero también cumplir con los plazos de entrega, la atención al cliente, la transparencia y las políticas de devolución justas por incumplimiento en plazo de entregas y por fallas en el producto.

SEGUÍ LEYENDO: