Los juegos didácticos y de la primera infancia fueron los que tuvieron más éxito en la compra de los regalos de Navidad (Getty Images)
Los juegos didácticos y de la primera infancia fueron los que tuvieron más éxito en la compra de los regalos de Navidad (Getty Images)

Los juegos didácticos y material educativo arrasaron y se llevaron el primer puesto de los más comprados -junto a los de primera infancia- para esta Navidad, según informaron a Infobae desde la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ).

Las ventas de la temporada de fin de año registraron una caída de las unidades vendidas del 19,8% respecto a la temporada de 2017.

En términos generales, según el informe CAIJ, todos los segmentos han presentado retrocesos debido a la recesión que está atravesando la economía argentina.

Los rubros que menos cayeron fueron los que tradicionalmente tienen un mejor desempeño en esta etapa del año, es decir, productos de aire libre como pelotas inflables, globos de agua, barrenadores, lanza-agua, andadores, monopatines y artículos de playa.

Los juegos de la primera infancia como son los de encastre también fueron los más elegidos por los argentinos
Los juegos de la primera infancia como son los de encastre también fueron los más elegidos por los argentinos

El Presidente de la CAIJ, Matías Furió, informó que el ticket promedio fue este año de $400 por juguete y que la industria nacional, al haber resignado rentabilidad, incrementó los precios sólo un 37% a pesar de los aumentos en los costos de producción, los cuales acumularon un 200%, principalmente explicado por el costo de la material prima (plástico).

La cámara articuló diferentes promociones con bancos y comercios con el objetivo de estimular las ventas de los últimos meses que venían registrando en el período septiembre-noviembre, un retroceso del 40% en unidades salidas de fábrica lo que facilitó para algunos la compra de los juegos y juguetes para esta ocasión.

En cuanto a los más vendidos, los juguetes didácticos de primera infancia obtuvieron el primer puesto y son actualmente son las masas y los juguetes para encastrar todo un éxito.

Los rubros que menos cayeron fueron los que tradicionalmente tienen un mejor desempeño en esta etapa del año, es decir, productos de aire libre
Los rubros que menos cayeron fueron los que tradicionalmente tienen un mejor desempeño en esta etapa del año, es decir, productos de aire libre

Dentro del segmento de los juegos de mesa, los más significativos en las ventas actualmente son el Pastelazo y los clásicos como el Juego de la Oca y el Ludo que fueron incluidos en Precios Cuidados a $280 como así también el ajedrez, el Carrera de Mente, el Jenga y el TEG. Los productos más solicitados en el segmento de figuras de acción y fantasía son la Liga de la Justicia, Dinosaurios, Transformers y Hombre Araña.

Por último, la categoría que más participación tiene en el total de ventas de juguetes es la de primera infancia con productos como alfombras, caminadores, mesas de actividades, juguetes de arrastre, sonajeros, mordillos, entre otros.

Productos como alfombras, caminadores, mesas de actividades, juguetes de arrastre, sonajeros, mordillos fueron los más comprados mientras que los autitos a control remoto los menos
Productos como alfombras, caminadores, mesas de actividades, juguetes de arrastre, sonajeros, mordillos fueron los más comprados mientras que los autitos a control remoto los menos

En cuanto al rubro que menos obtuvo compras fue el de los juguetes con radio control y motor incorporado que obtuvo una participación del 0,3% al igual que los instrumentos musicales de juguetes con un 0,9%.

Las ventas del sector juguetero en Argentina se activan en tres fechas claves que concentran alrededor del 95% del total del año: Día del Niño (explica aproximadamente el 55% del total de las ventas del año), Navidad (25%) y Reyes (15%).

En los últimos años, el empleo en la industria pasó de 500 trabajadores en 2001 a más de 10 mil en 2017. En el trascurso del año, no se han perdido puestos de trabajo de manera significativa pero se cortaron las horas extras, los turnos rotativos que se venían desarrollando y hay fábricas que no abren dos o tres días a la semana para reducir los costos fijos que se dispararon con el aumento de las tarifas de los servicios.

SEGUÍ LEYENDO