Por qué los argentinos son fanáticos del helado artesanal

En Argentina se consume helado artesanal tanto en verano como en invierno (iStock)
En Argentina se consume helado artesanal tanto en verano como en invierno (iStock)

"¿Pedimos helado?" es una pregunta recurrente de los argentinos en cada reunión con amigos o familia. Es que, casi sin notarlo, llevan ese postre incorporado como una costumbre alimenticia vinculada íntimamente con el encuentro, el gesto y la emoción de compartir algo que gusta universalmente.

Haga frío o calor, en casa o en la heladería, acompañados o solos, para celebrar o para olvidarse de un mal día; para el helado no hay excusas. Es por eso que este año la Asociación de Fabricantes Artesanales de Heladeros y Afines (Afadhya) lleva a cabo la 32º Semana del Helado Artesanal en todo el país, una cita para difundir y resaltar el valor del oficio del maestro heladero y su artesanía.

En ese marco, la Afadhya realizó un estudio a nivel nacional que demostró que los argentinos son verdaderos "fanáticos del helado". En la Argentina, el 80 por ciento de la población consume helado artesanal en verano, y se calcula aproximadamente un consumo per cápita de 6,9 kilos al año, donde predominan jóvenes de 18 a 24 años de distintos niveles socioeconómicos.

Según los datos de la asociación, el 20 por ciento de los consumidores declaró que "siempre es una buena ocasión para el helado", que acostumbran "stockear" el hogar para tenerlo siempre a mano y que disfrutan de descubrir las heladerías del barrio y "clasificarlas", tanto al comercio como a sus productos.

La mayoría de los consultados señaló que tomar helado artesanal es una "experiencia reconfortante". Además, casi un 60 por ciento dijo que consume helado artesanal para "darse un gusto", como una costumbre ligada directamente con un momento de placer que disfrutan, en su mayoría, acompañados. Y prefieren comprarlo directamente en la heladería, mucho más que por delivery.

El dulce de leche sigue siendo el gusto favorito de los argentinos
El dulce de leche sigue siendo el gusto favorito de los argentinos

"El consumo del helado artesanal viene creciendo. El año pasado hubo un invierno con temperaturas más bajas y eso, sumado a la aparición tardía de la primavera este año, estanca el consumo. Pero en general está en crecimiento", destacó a Infobae el presidente de Afadhya, Gabriel Fama. "Se consume tanto en verano como en invierno, incluso hace unos años la demanda se duplicó. Antes pasaba que el helado era un producto de élite y ahora es para todos".

¿Pero por qué artesanal? Si bien las heladerías proliferan por todas las ciudades del país, también existe una amplia oferta de helados industriales en el mercado. Así y todo, los argentinos siguen prefiriendo el producto artesanal, y el motivo principal es la calidad de las materias primas, la cremosidad y la consistencia del alimento. "No es que aumentamos la calidad, es que nunca bajó. Para nosotros, lo primero es la calidad. Por sobre todas las cosas, hacer nuestros productos con materia prima de primera calidad. Lo que le ponés es lo que comés", resumió Fama.

Aunque las heladerías suman cada vez más gustos que se destacan y amplían la variedad, los argentinos siguen rindiendo culto a los sabores tradicionales. El helado de dulce de leche fue elegido como el preferido por el 53 por ciento de los encuestados, con el chocolate y la frutilla como compañeros de podio. Todo el año son estos gustos los que marcan la cancha. Los formatos térmicos (los famosos de ¼, medio kilo y kilo) son los más elegidos, pero en verano aumenta la preferencia por los formatos comestibles.

Aunque en todas partes del mundo se consume helado, llama mucho la atención el protagonismo que adquirió en suelo argentino. Gabriel Fama, también maestro heladero, explicó el motivo: "El helado artesanal forma parte de nuestra identidad y representa la historia de la gastronomía nacional. En Latinoamérica, Argentina es líder en consumo de helado. Esto tiene que ver con la inmigración y la llegada de la tradición de helado que todavía se mantiene: se siguen usando recetas originales y materia prima de calidad, huevos frescos, frutos, etcétera". Y agregó: "El turista aprecia el helado argentino porque seguimos teniendo un helado con identidad. El turista italiano, cuando nosotros preguntamos respecto a la valorización, nos dice que nuestro helado es un helado de pueblo y no de ciudad".

El viernes 18 de noviembre habrá una degustación de helado en el Obelisco
El viernes 18 de noviembre habrá una degustación de helado en el Obelisco

Bajo el lema "Artesanos de la felicidad", esta Semana del Helado Artesanal apunta a reconocer y reivindicar la figura del maestro heladero. En momentos donde es mejor acelerar los procesos para mejorar el negocio, las heladerías artesanales mantienen su fuerte no solo en la producción artesanal sino también en la atención personalizada, donde la famosa leyenda "atendida por sus dueños" sigue vigente en la mayoría de los casos. Es por eso que toda la alegría que enmarca a la comercialización de este producto los convierte en los hacedores de un producto que potencia y genera situaciones de felicidad.

"Los heladeros nos dimos cuenta de que la gente renueva el estado de ánimo cuando viene a la heladería. A veces en un momento laboral agitado vienen a comer un helado y nos dicen que les cambió el día. Uno ve que el helado está presente en las relaciones padre-hijo, abuelo-nieto y hasta en las primeras citas", relató Fama. "Muy seguido se nos acercan parejas y nos dicen 'la primera vez que salimos vinimos a tomar un helado acá'. La mejor forma de empezar una relación con alguien es invitarlo a tomar un helado", bromeó.

En el transcurso de toda la semana de festejos se realizan descuentos en heladerías adheridas, sorteos de helado para quienes participan a través de la redes sociales, donaciones del producto a instituciones y, como coronación del festejo, el viernes 18 a partir de las 14 se realizará en el Obelisco una degustación en la cual los maestros heladeros fabricarán helado artesanal en vivo, con vistas a recaudar fondos para la Fundación Garrahan. "Este año queremos aumentar el consumo del helado artesanal resaltando sobre todo la figura de sus creadores, una profesión histórica en nuestro país que genera empleo y trabajo sobre la base de valores como lo son la calidad, el amor hacia el producto, la creatividad, la pasión y el servicio", finalizó Fama.

LEA MÁS:

Cómo es el 'helado fitness' que promete mejorar el rendimiento

Helados con forma de pez, furor en las redes sociales